Los 5 departamentos de Colombia con mayor número de vacas

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Agosto 2015
compartir
inventario bovino Colombia
El hato bovino colombiano es de 22 millones 593 mil 283 cabezas. Foto: abc.finkeros.com- CONtexto ganadero.
Colombia registró un inventario de 22 millones 593 mil 283 cabezas de bovinos en 2014, según cifras de la oficina de Planeación del Fondo Nacional del Ganado, FNG, administrado por Fedegán.
 
La mayoría de esos bovinos se concentran en 5 departamentos que se destacan por tener más de un millón 400 mil reses doble propósito y de lechería especializada, toda vez que el país, por su clima tropical, reúne animales de razas bos indicus, taurus y criollas. (Lea: Inventario bovino de Colombia aumentó en 200 mil cabezas)
 
Óscar Cubillos, economista y coordinador de la oficina de Planeación del FNG, dijo que en 2014 se concentró un hato de 2 millones 543 mil 153 cabezas, en Antioquia; de un millón 947 mil 543 mil, en Córdoba; de un millón 9 35 mil 800, en Casanare; de un millón 674 mil 144, en Meta; y de un millón 405 mil 344, en Santander.
 
De las 5 regiones, Antioquia es la única con vocación en lechería especializada. Según Mariano Restrepo, presidente de la Federación de Lecheros de Antioquia, Fedelán, el departamento dispone de agua, la cual es vital para la consolidación de un negocio productivo.
 
Sin embargo, los estragos del verano han tocado a Antioquia. 30 animales murieron en el municipio de Arboletes en el primer semestre de 2015, de acuerdo al reporte hecho por la coordinación de Enlace Regional de la Gerencia Técnica del FNG, a corte del 11 de agosto.
 
Córdoba es un departamento de la costa Caribe colombiana donde sus predios bovinos están en zonas que cada año sufren por la sequía, ante la ausencia de pasturas de calidad y agua. Por ello, el millón 947 mil 543 mil reses registradas el año anterior se redujeron con la muerte de 1.480 semovientes y 7.120 desplazados en lo corrido de 2015.
 
Diego Alberto Beltrán, profesional en Yopal de Gestión Productiva y Salud Animal del FNG, señaló que el ganado cebuíno prima en las fincas de Casanare, seguido de los criollos casanareño y el romosinuano. Las tierras del departamento son ácidas y con alto contenido de aluminio; de ahí su color naranja. (Lea: Verano se intensifica y afecta a más departamentos del país)
 
La extracción de hidrocarburos en algunas zonas de Casanare ha reducido la presencia de agua en pozos profundos y fuentes hídricas, lo que ha afectado al ganado bovino que ha logrado sobrevivir, toda vez que allí no se han reportado muertes de semovientes.
 
“Paz de Aripro es el municipio con más animales, allí hay 350 mil cabezas. Le siguen Hato Corozal y Yopal”, agregó Beltrán.
 
El departamento del Meta es el cuarto con más número de reses en Colombia. María del Pilar Rodríguez, profesional en Villavicencio del FNG, explicó que predomina la cría de animales y el ganado doble propósito que se desarrolla en tierras ácidas. En las extensiones de tierras del departamento del trópico bajo, específicamente en los municipios cercanos a la cordillera oriental, se dispone del recurso hídrico. 
 
“En este momento se vive es en invierno”, anotó la profesional. La presencia de agua ha mantenido con vida a los animales del Meta donde no se han registrado muertes ni desplazamientos.
 
En Santander predomina el ganado doble propósito. Sin embargo, por la fertilidad de los suelos y las diferentes alturas en las que se encuentran los municipios, algunas zonas se dedicana la lechería especializada. (Lea: Hato ganadero de Colombia disminuyó 1,7 % en los 2 últimos años)
 
José Javier Aguilar, profesional en Socorro de Gestión Productiva y Salud Animal del FNG, aseguró que la diversidad topográfica de Santander ha favorecido la permanencia de un elevado número de reses. “Los suelos tiene un Ph neutro. Hay zonas con ollas de ríos que son las mejores para la ganadería porque se cuenta con agua”. En este departamento tampoco se han reportado desapariciones de semovientes.
 
De acuerdo con el coordinador de Planeación del Fondo Nacional del Ganado, la ola invernal de 2010-2011 y los veranos posteriores disminuyeron el inventario de reses en el país. Sin embargo, en 2014 hubo un alza en el hato bovino en el país respecto de 2013, cuando se reportaron 22 millones 399 mil 618 cabezas.