Inventario bovino de Colombia aumentó en 200 mil cabezas

Por: 
Sully Santos
07 de Mayo 2015
compartir
inventario animal Colombia
El aumento del inventario se presentó en terneros, con 0,9 %; en hembras, con 0,6 %; y machos, con 1,5 %. CONtexto ganadero-Internet.
El inventario aumentó 1 % en 2014 respecto del año inmediatamente anterior. La retención de hembras, la estabilidad en el precio de la carne y la disminución de los estragos causados por los cambios climáticos son las principales razones del incremento
 
Lo anterior también se explica por la menor cantidad de animales vivos que se exportaron a Venezuela y la disminución en el sacrificio de bovinos que llegó a los 3,6 %, justificada por la preferencia de los productores pecuarios de retener hembras para aumentar el hato en finca. (Lea: Las 7 claves para hacer repoblamiento bovino)
 
El aumento del 1 %, según dijo Óscar Cubillos Pedraza, coordinador de la oficina de Planeación del Fondo Nacional del Ganado, FNG, administrado por Fedegán, representa 200 mil cabezas más de reses presentes en diferentes regiones del país. Sin embargo, en algunos departamentos el inventario animal cayó. 
 
De los 32 departamentos del país, en 17 se reportó un incremento del hato animal. Vaupés y Guainía llevan la delantera con un 37,2 % y 9,8 %, respectivamente. Ninguna de las regiones tiene perfil ganadero y el resultado representó un mejoramiento en los parámetros productivos y reproductivos en 2014.
 
Sucre, Bolívar, Vichada, y Casanare, departamentos con alta vocación ganadera, mostraron variaciones positivas en sus inventario. El aumento fue de 7,7 %, 6,3 %, 4,1 %, 3,5 % y 3,2 % respectivamente, para un total de 204 mil reses más localizadas en estas regiones de Colombia.
 
Otros departamentos que incrementaron sus hatos bovinos fueron Quindío y Guaviare, con 3 %; Meta, con 2, 5 %; Magdalena, con 2,2 %; Antioquia, con 2 %; Caldas, con 1, 4 %; Risaralda, con 1, 3 %; Córdoba, con 1, 2 %; Valle del Cauca, con 0, 9 %; y Cundinamarca, con 0, 8 %. El aumento en estas regiones durante 2014 fue de 169 mil 874 reses.
 
El descenso
 
La Guajira, Cesar y Atlántico, departamentos de la región Caribe, disminuyeron su inventario animal. Más de 11 mil cabezas de reses desaparecieron en 2014 en estas zonas.
 
De acuerdo con Cubillos Pedraza, en La Guajira la disminución fue del 10, 2 %, equivalmente a 33 mil 833 cabezas; en Cesar del 4 %, con 56 mil 930 animales; y en Atlántico, de 2.276 reses. El rezago de la sequía de 2013 provocó la muerte de animales y la paralisis de la reproducción.
 
Santander, Tolima, Huila, Norte de Santander y Boyacá también reportaron 50 mil 973 bovinos menos.
 
En Caquetá la disminución de reses fue de 1,7 % . “Este descenso en el inventario departamental se explica principalmente por el fuerte aumento en el sacrificio que en 2014 creció a una tasa de 9,5 %, la más alta entre todos los departamentos”, explicó el economista del FNG. De igual forma, en Arauca el descensó fue de 1 %.
 
Alfredo García Burgos, presidente ejecutivo de la Federación Ganadera de Córdoba, Ganacor, señaló que el invetario de reses en la región disminuyó en 500 mil cabezas durante los últimos 10 años y solo hasta 2014 se recuperó, como lo evidencia el informe del FNG.
 
“El departamento ha sido líder en cuanto a población bovina, pero en los últimos años hemos disminuido en 20 % el hato. En 2014, el censo repuntó con 45 mil cabezas que se recuperaron”, afirmó García Burgos.
 
Además de los daños ocasionados por inviernos y veranos pasados, la carencia de políticas del Gobierno Nacional aceleraron la disminución del número de reses en Córdoba, según el presidente de Ganacor. (Lea: Inventario ganadero de Colombia creció 1 % entre 2013 y 2014)
 
“Le solicitamos al Gobierno que se den incentivos al fomento de la cría con créditos de 9 y 10 años para pagar la deuda con la misma cría y así incentivar más al ganadero a poblar 1 millón 700 mil hectáreas que hay de ganadería y en las que puede haber más cabezas”, apuntó.
 
Javier Francisco Barbosa Rozo, presidente del Comité de Ganaderos del Municipio de Arauca, dijo que los productores se han mostrado “reacios a invertir en ganado por el tema de inseguridad” y ello se ha visto reflejado en la disminución de animales en fincas de la Sabana de la región, en las cuales además murieron hembras en 2013 por la sequía.
 
“Yo no creo que el tema de clandestinidad en sacrificio y Venezuela sean las razones del descenso del inventario. Se debe más a la falta de apoyo del Ministerio de Agricultura. Las ayudas del Gobierno son tardías y en 2014 fueron mínimas”, aseveró Barbosa Rozo.
 
Hembras y machos
 
En Colombia la recuperación de hembras en los predios les permite a los ganaderos pensar a futuro en el repoblamiento animal como un bien de capital. Es así como el aumento de vacas fue de 0,6 %, representado en 69 mil 712 animales.
 
“Por grupos de edad, el mayor aumento de hembras se presentó en la categoría de 2 a 3 años, seguido de las hembras mayores de 3 años. En la categoría de 1 a 2 años el número de hembras se redujo de manera leve, en 0,45 %, como consecuencia de la dinámica de la tasa de mortalidad”, dijo Cubillos Pedraza.
 
De igual manera, las fincas ganaderas vieron aumentar la presencia de machos en un 1,5 % durante 2014 respecto de 2013. Es decir, en el año anterior había 6 millones 155 mil 541 toros en los predios. 
 
“El mayor incremento en el inventario de machos se presentó en la categoría de machos mayores a 3 años, con 4 %, seguido de los machos de 1 a 2 años, con 2,5 %. Este comportamiento se explica por un menor sacrificio de bovinos en el año”, explicó el coordinador de Planeación del Fondo administrado por Fedegán.
 
El sacrificio animal cayó 3,6 % el año anterior y la participación de las hembras en el faenado pasó de 44,9 % en 2013 a 40,7 % en 2014. Colombia, además, tenía 22 millones 399 mil 618 reses en 2013 y pasó a 22 millones 593 mil 283 en 2014.