Hato ganadero de Colombia disminuyó 1,7% en los 2 últimos años

Por: 
Sully Santos
21 de Octubre 2013
compartir
inventario de hato ganadero en Colombia
El hato de ganado de Colombia supera los 23 millones de ejemplares. Foto: CONtexto Ganadero.
Los fenómenos de  El Niño y La Niña son la principal causa de la disminución del hato ganadero del país en los 2 últimos años, según reveló la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán.
 
Los cambios climáticos que se vivieron en el país en 2010 y 2011 ocasionaron la muerte de 135 mil bovinos y el desplazamiento de casi 1,6 millones ejemplares, lo cual repercutió en la pérdida de la calidad de su nutrición y su capacidad reproductiva.
 
Según explicó Óscar Cubillos, coordinador de la oficina de Planeación de Fedegán, otro de los factores que ha incidido en la caída del hato de ganado nacional, es la variable del mercado con Venezuela. (Lea: 'Ola blanca' de Fedegán beneficia a damnificados por invierno)
 
Colombia ha enviado al vecino país animales en pie, especialmente machos, ante la demanda que allí hay, mientras que en el nuestro se ha aumentado el sacrificio de hembras, “lo que pone en juego el futuro de la tenencia y conservación del inventario ganadero”, señaló Cubillos.
 
El desplazamiento de la ganadería también se percibe por la economía minera y los nuevos proyectos de inversión en cereales y biocombustibles, lo que llevará a una relocalización de la ganadería.
 
Entre 2007 y 2011, según Cubillos, el área sembrada en palma de aceite aumentó en 240 mil hectáreas, cerca de 40%, especialmente en la zona oriental en donde el área cultivada pasó de 30 mil a 115 mil hectáreas (55%), y en la zona central, de 20 mil hectáreas se pasó a 87 mil (56%).
 
Ahora, la Federación busca que el número del hato ganadero aumente, para lo cual notificó al Ministerio de Agricultura sobre el informe que hizo sobre el inventario bovino del país, que se espera sirva de base para que se consoliden políticas públicas de mitigación de riesgos ambientales. (Lea: Por invierno, Ideam lanza alerta para ganaderos del Meta)
 
Al igual, el gremio ganadero busca que se incentiven programas de repoblamiento ganadero, estímulos de la ganadería de cría, y se continúe con el mejoramiento de la productividad. Además, es urgente replantear si es necesario enviar animales vivos a Venezuela o si es mejor exportar solo carne.
 
También se debe considerar el sacrificio de hembras en el país, puesto que de una participación de 38-40% de hembras en el total de sacrificio de hace 2 años, se pasó a 45-47%.
 
Como consecuencia, el hato de hembras disminuyó cerca de 300 mil cabezas durante 2012, lo cual repercutirá indudablemente en su crecimiento en los próximos 3 años.
 
Según Cubillos, la disminución de 1,7% del hato bovino en 2011 y 2012 no es una cifra elevada, sin embargo, si no se actúa desde ahora, se corre el riesgo de no garantizar la seguridad alimentaria de los colombianos, en las cadenas de la leche y carne bovina.
 
El país también está en peligro de replicar a Venezuela, donde desde años atrás disminuyó la cantidad del hato.
 
“En los años 90, antes de Chávez, había un hato superior a los 14 millones en Venezuela, hoy no es superior a los 7 millones, de ahí que tengan escasez de leche y carne. Ellos se comieron su hato”, ratificó el coordinador de la oficina de Planeación de Fedegán.
 
De esta forma, añadió Cubillos, es necesario reconocer que “no hay ganadería si no hay vacas. Y no se puede concebir el sector ganadero si se pone en peligro la cantidad del hato nacional”.
 
Los cambios climáticos no dejan de golpear al país
 
Jesús Marceliano Zapata, coordinador de la Unidad Regional de Desarrollo Ganadero, de Fedegán en Bolívar y Sucre, regiones que han sido golpeadas por desastres ambientales en los últimos años, dijo que las pérdidas de ganado han sido considerables, sobre todo durante el pasado fenómeno de la Niña.
 
Las ciénagas, quebradas y ríos de ambos departamentos se suelen desbordar en cada aguacero que cae. Por eso, los predios son arrasados con todo lo que ahí se encuentre, sin que siempre haya oportunidad de movilizar los bovinos.
 
“Las inundaciones han sido dramáticas con pérdidas significativas. La situación acá es complicada”, aseveró Zapata.
 
El coordinador de la Unidad Regional manifestó que el inventario se ha logrado restablecer en los últimos meses y la tendencia es a que se recupere del todo en poco tiempo. Pese a eso, reconoció que los gobiernos nacional, departamental y municipales no han efectuado obras de calidad para evitar próximas olas invernales.
 
“Las obras de mitigación hechas son paños de agua tibia. Cuando llueve hay inundaciones. Los trabajos se hicieron sin mayores estudios técnicos. Por eso no se ven resultados de fondo que eviten a futuro el problema de las crecientes que se llevan el ganado”, apuntó Zapata. (Lea: Fedegán ayuda a damnificados del invierno en Córdoba)
 
 
Así está el hato del país
 
Todas las regiones de Colombia han padecido por sequía o lluvias prolongadas con variables en algunos periodos del año que suelen desestabilizar la salud y la vida de los animales.
 
De esta manera, la reducción del inventario bovino se ha dado en 19 de los 32 departamentos, en los cuales se encuentra más del 75% del hato bovino.
 
La región del Caribe registra tendencia a la baja, aunque en Bolívar y la Guajira se ha reportado un aumento anual del 4,7%
 
Los cinco departamentos de Atlántico, Cesar, Córdoba, Magdalena y Sucre presentan una disminución del 3,6% entre los años 2011 y 2012.
 
Córdoba aporta el 35% y Cesar el 30% de la reducción del hato ganadero. (Lea: El invierno, enemigo voraz de tierras y ganado en Sucre)
 
En Cauca, Tolima y Nariño se muestra un aumento de 17 mil 190 bovinos equivalente a una variación positiva anual de 1,4%.
 
Los santanderes registran reducción en un 4,6% de su hato, mientras que los departamentos del Eje Cafetero presentan una variación anual del -6,5% equivalentes a la pérdida de cerca de 35 mil reses.
 
Valle del Cauca registra reducción de -6,5%; Cundinamarca de -2,2%; Huila  del -3,2%; Antioquia de -0,3%, y Boyacá de -0,8%.
 
En la actualidad, Colombia tiene un hato ganadero de aproximadamente 23 millones de animales.