Nuevos ataques al transporte de bovinos en barco

Por: 
CONtexto ganadero
16 de Mayo 2019
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, ganado en pie, exportación de ganado en pie, venta de ganado en pie hacia medio oriente, medio oriente, exportación de ganado en pie, exportaciones de ganado en pie desde colombia, expoganados, los informantes, josé félix lafaurie, fedegán,
De acuerdo con el gerente de Expoganados, los barcos donde se trasportan los bovinos disponen de espacio y comodidades durante los 20 días de viaje. Foto: losagronegocios.com.uy

El pasado fin de semana, el programa Los Informantes dio a conocer una historia en donde habla de maltrato a los animales que viajan hacia Medio Oriente. Sin embargo, un exportador de ganado hacia esa región, indicó que el traslado de los semovientes se da en excelentes condiciones de bienestar animal.

 

Una de las actividades más importantes para el sector ganadero es la venta de semovientes en pie hacia el exterior. El mercado del Medio Oriente es uno de los más activos y que constantemente demanda animales. (Lea: “Condiciones de ganados transportados en barco son óptimas”: Expoganados)

 

Sin embargo, los viajes en barco de los animales volvieron a ser blanco de críticas. En esta oportunidad el programa Los Informantes, dio a conocer una investigación denominada ‘Barcos de la Muerte’, en donde asegura que los bovinos deben soportar tormentas, hacinamiento, enfermedades, temperaturas extremas y hasta naufragios.

 

Agregan que la venta de ganado en pie es un negocio rentable, pero lo califican de cruel.

 

Pese al contenido del programa, este diario habló en diciembre de 2018 con Miguel Dulcey, gerente y representante legal de Expoganados, quien aseguró señaló que velar por el bienestar animal es la base misma del negocio, pues la empresa debe garantizar que los semovientes lleguen en buen estado a su destino. (Lea: Se reactiva exportación de ganado en pie en Colombia)

 

“Cuando uno es ganadero y lo transporta, uno lleva bien acondicionado porque ese es el éxito del negocio. No puedo echar unos animales al barco sin agua y sin comida, porque se mueren y yo me quiebro”, afirmó en su momento.

 

Agregó que “los barcos están muy acondicionados en cuanto a espacio, se han construido con corrales en buenas condiciones para los animales. (…) Además, van vaqueros y médicos veterinarios a bordo, con medicina suficiente. Si algún bovino se enferma, hay corrales de enfermería para tratarlos”, aseguró.

 

Dulcey comparó al barco con una finca “móvil”, en donde los animales son instalados por un lapso de 20 días, que es el tiempo que demoran en llegar hasta algún país del Medio Oriente. (Lea: Colombia está preparada para exportar ganado en pie)

 

Por este motivo, deben contar las mismas adecuaciones, que incluyen alimento (concentrado, heno y silo), agua y atenciones para preservar su condición corporal. Asimismo, como ocurre en las explotaciones, hay animales que fallecen durante el transporte en barco, pero el gerente de Expoganados sostuvo que es menos del 1 % de todo el embarque.

 

Por su parte, José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán, también habló durante el programa emitido por Caracol, y aseguró que, aunque los animalistas piden cesar la venta de ganado en pie, son “esos mismos los que compran una chaqueta de cuero o comen pescado en un restaurante, e incluso adoptan pensamientos para ser políticamente correctos”. 

 

Agregó y usó la palabra ‘estúpido’ para calificar a quienes maltratan de alguna forma a los animales, ya que nadie compra un animal en Colombia, Argentina o Brasil que haya padecido algún tipo golpe o agresión, ya que eso se ve reflejado durante el sacrificio, el precio baja y la calidad de la carne que reciben los consumidores no es la deseada. (Lea: 7.200 bovinos en pie partirán en diciembre para Jordania e Irak)

 

“A mí me gustaría que la carne saliera despostada y congelada desde Colombia, porque eso es lo que le agrega valor a la mano de obra nacional. Sin embargo, uno no vende lo que quiere sino lo que le compran. Es un tema de comercio no de conciencia, la conciencia es hacerlo bien”, remató Lafaurie.