Reducción de aranceles decreta por el gobierno tendrá poco impacto en los costos de producción

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Marzo 2022
compartir
Rebaja de aranceles no impactará costos de producción
La rebaja de aranceles decretada por el gobierno no impactará los costos porque muchos productos no tenían dicho gravamen. Foto: m.vanguardia.com - pngwing.com

El gobierno nacional expidió el pasado 3 de marzo el decreto 307 que fijó, entre otras medidas, que 165 subpartidas no tendrían aranceles, que antes oscilaban entre 5 %, 10 % y 15 %, durante seis meses.

 

Alimentos, bebidas, harinas, cereales, semillas para productos agrícolas, aceites esenciales, diferentes tipos de papel, extracto de malta, hidrolizados de proteínas, mejoradores de panificación, complementos alimenticios y granos trabajados de avena son algunos de los productos beneficiados con la norma.

 

Aunque la medida fue bien recibida, en términos generales, diferentes gremios como la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) consideran que no tendrá un impacto en la reducción de los costos de producción.

 

Según el presidente de la SAC, Jorge Enrique Bedoya, la medida no tendrá un impacto significativo debido a que la mayoría de los insumos (al menos al menos para los sectores representados en la SAC) no tenían aranceles aún antes del decreto. (Lea: Ley de Insumos Agropecuarios deja en 0% el arancel para su importación)

 

Varios de los productos a los que el Gobierno Nacional dejó en arancel cero ya venían así desde el Decreto 2153 de 2016, que desgravó varios de los agro insumos desde el 1° de enero de 2017, medida que se vio complementada por el Decreto 272 de 2018 del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo el que desgravó otra serie de artículos usados para la producción agrícola desde el 13 de febrero de 2018, según recuerda el portal diariolaeconomia.com

 

Así mismo, en el marco de la emergencia económica y social por la pandemia del Covid-19, bajo el Decreto 894 de 2020 se desgravaron de forma temporal algunos agro insumos y que tienen vigencia hasta el 25 de junio de 2022 como el Dimetomorph, Ivezeb, Mancozeb, Precurar y Propinieb.

 

Por su parte Bedoya señaló que "no habría una reducción significativa de los costos de producción. Sin embargo, lo que puede ayudar es que la tasa de cambio siga bajando, como bajó la semana pasada. Pero aun así, los aranceles se reducen, el problema es que lo que ha pasado en Ucrania con la invasión de Rusia, afecta las cotizaciones de los mercados internacionales", indicó.

 

Además, el dirigente consideró que aunque las medidas son bien intencionadas no van a tener el efecto esperado porque “esto es un problema global y es ahí donde no hay mucho que hacer".

 

 

Actuar en toda la cadena logística

 

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz Molina, señaló que es necesario actuar en toda la cadena logística para que esta sea más eficiente y menos costosa. Señaló, por ejemplo, los impactos del transporte y los sobrecostos por la crisis de contenedores. Todos factores que influyen en el precio de la comida. (Lea: MinAgricultura insiste en la creación del Fondo de Insumos Agropecuarios)

 

A estos se les suma la alta tasa de cambio frente al dólar de los últimos meses, que pone más caros los insumos agrícolas.

 

Entre tanto, el Director Ejecutivo Asinfar Agro, Carlos Augusto Villamizar, manifestó al portal que en el sector hay expectativa por los Decretos que reglamentarán la Ley de insumos agropecuarios que contempla la reducción de aranceles que ya se dio.

 

Agregó que en el mediano y largo plazo se debe trabajar en políticas orientadas hacia mayor asistencia técnica, mejor infraestructura, una corrección de la política de intermediación, acceso a créditos de fomento, inversión en ciencia y tecnología e incluso garantías de compras, entre otros aspectos.

 

Además, en declaraciones a la revista Agrollanos indicó que hay productos que se pueden elaborar en Colombia pero en su gran mayoría, cerca de un 80 % se importan y los precios allí dependen de factores como la tasa de cambio, fletes, el problema de los contenedores, el monopolio de los proveedores, etc.

 

Los bioinsumos deben ser adecuadamente producidos y aplicados bajo la orientación de un experto o un profesional pero también se requiere el apoyo del Estado porque es muy complicado el proceso para registrar un producto de estos, lo cual lleva a la informalidad y todo lo que este problema conlleva.