Tenga en cuenta la amortización de sus vacas en la planeación de costos

Por: 
CONtexto ganadero
03 de Octubre 2016
compartir
Amortización vacas, vida útil hembra bovina, vida útil vacas, productividad vacas, intervalo partos bovinos en Colombia, Evaluación costos empresa ganadera, rentabilidad empresa ganadera, Costos Empresa Ganadera, empresa ganadera, Ganaderos del Magdalena Medio, ganaderos de Antioquia, mirar la finca como empresa ganadera, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
El ganadero debe tener en cuenta la amortización de las vacas a la hora de evaluar los costos de su finca. Foto: salesganasal.com - CONtexto ganadero
Un especialista explicó que este parámetro debe ser uno de los más importantes para una empresa ganadera, pues con él se cuantifica la rentabilidad de un semoviente a lo largo del tiempo.
 
Al ser consultado por CONtexto ganadero, Alberto Sánchez, propietario de la empresa especialistas en costos ganaderos Afagro, insistió en que la amortización de las vacas debe ser de los primeros aspectos que se deben tener en cuenta en la finca.
 
Una vaca en Colombia, que es un activo biológico, debe durar más o menos 10 años, que es su vida productiva. Puede vivir 14 o más años, pero realmente, en una buena producción, debe durar 10”, precisó. (Lea: Ganaderos en Antioquia aprenderán a evaluar costos de su finca)
 
En este período, Sánchez manifestó que la hembra bovina debe dar entre 6 o 7 partos, siendo una cifra inferior a la que pretenden apuntarle explotaciones ganaderas especializadas, que buscan un parto cada año.
 
Sin embargo, el empresario ofreció esta cifra porque comprende que el promedio de partos en Colombia es bajo. De hecho, aseguró que este valor corresponde a 3 partos.
 
“Hay vacas que tienen 6, hay otras que tienen solo 1 o 2. La gran mayoría se va a los 3, que es la época en que más empiezan a producir. Su mayor producción se alcanza entre el tercer y cuarto parto, independientemente de que no se ordeñe”, indicó. (Lea: ¿Cuál es la estructura de costos de los productores lecheros?)
 
El gerente de Afagro apeló a la fórmula de la depreciación para mostrar cómo se puede calcular la vida útil de la vaca. Primero se debe encontrar el costo del activo biológico, que se determina con los costos de producción si el ganadero ha sido el propietario toda la vida, o con el valor de compra.
 
A este costo se le resta el precio de descarte y se divide por el parámetro de vida útil, esto es, el tiempo que un bovino produce, que equivale el número de partos y el intervalo entre cada uno.
 
“Por ejemplo, una vaca tiene 4 partos y un intervalo de 15 meses, entonces usted multiplica esos valores. Quiere decir que la vida útil de ese animal es 60 meses, o sea 5 años. Si usted tiene una hembra con 8 años y 3 partos, no es muy rentable. Ojalá alcance 5, 6 o 7, aunque esto ya es muy difícil porque la vida útil de una vaca en Colombia es muy corta”, declaró. (Lea: Cree o consolide su empresa ganadera)
 
El gerente de Afagro explicó la fórmula de la vida productiva de una vaca
 
Para resolver este problema, Sánchez sugirió atacar el problema del bajo número de partos, sobre todo en las sistemas de cría doble propósito del trópico bajo colombiano. Según el análisis hecho por su empresa, el intervalo de partos en estos hatos es de 500 días.
 
Además de eso, las destetan a las 8 meses. O sea que pasan más tiempo mantenidas por sus dueños que en producción y eso es muy grave. En el intervalo de partos y los períodos secos superan a los de lactancia”, afirmó.
 
En el período seco de la hembra, el único producto que va a ofrecer es la cría. Aun cuando este lapso sea largo, el peso del becerro siempre oscila entre los 25 y 27 kg.
 
Entonces, Sánchez propuso corregir este problema con herramientas como una mejor nutrición y un manejo adecuado de los animales para potenciar los calores en la vaca.
 
De otro lado, el gerente de Afagro les recordó a los ganaderos que así como debe tener en cuenta la depreciación de las vacas, también deben ser conscientes de la depreciación de los activos fijos, como los corrales, las básculas, los tractores, en general toda la infraestructura productiva.
 
A estos costos se les llama costos invisibles. Usted no los ve pero lo está causando”, concluyó. (Lea: Costos de producción que años atrás no afectaban la rentabilidad)