Joven colombiano de 30 años lidera exitosa empresa ganadera

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Abril 2015
compartir
ganaderos jóvenes colombia
Juan David Rodríguez, Francisco Rodríguez y su esposa Sofía Cordabo. Foto: Francisco Rodríguez-Internet.
Aunque no son una mayoría, todavía quedan jóvenes en Colombia que se le miden a constituir empresas ganaderas por amor a los animales o herencia familiar. Sin importar las dificultades sociales, políticas y de seguridad, ellos le apuestan al sector rural.
 
Francisco Rodríguez es un joven de 30 años de edad que a los 23 se convirtió en el gerente de ventas de DeLaval y luego de hatos robotizados de la empresa para Estados Unidos, Canadá y México; además es líder del equipo gerencial en Colganados, entidad colombiana que se encarga de dar a concoer al mundo las bondades del ganado holstein rojo de Madison.
 
La empresa Colganados fue fundada junto con su familia en 2008 y ha obtenido la postulación All-American Reservada, entre otros reconocimientos.  (Lea: Jóvenes en Santander crean diapositivo virtual para leer el hato ganadero)
 
El médico veterinario de la Universidad de La Salle y especialista en gerencia de mercadeo estratégico del Cesa se refiere a él como un apasionado criador de holstein, consultor de hatos robotizados, que planea y ejecuta proyectos de lechería especializada.
 
Durante el primer Simposio de Empresarios Lecheros, que se realizó en días pasados en la ciudad de Bogotá, dio a conocer que sus animales se alimentan de pasturas en fincas arrendadas en las que trabajan personas que reciben un trato amable y con posibilidades de ascender en sus cargos cuando muestran destrezas en sus labores diarias.
 
Con apenas 3 décadas a cuestas, Rodríguez ve en las empresas familiares, tema tratado en el simposio, la oportunidad de creación de un negocio sólido de lechería, y cree que la estrategia radica en “trabajar en equipo, padres e hijos”, más empleados, como lo dio a conocer ante un público de ganaderos adultos que vieron en él un ejemplo a seguir.
 
El mensaje compartido con ganaderos en el encuentro de empresarios lecheros fue que a cualquier edad se puede emprender un sueño productivo y aunque el tema de inseguridad en el campo y la falta de políticas ganaderas, según dijo Rodríguez, están latentes en Colombia, la oportunidad de tener en el predio animales con mejoramiento genético, bien alimentados y produciendo leche es una meta alcanzable. (Lea: El campo necesita más veterinarios y zootecnistas, según Acovez)
 
Jaime Bello, ganadero de leche en Cundinamarca, dijo que las empresas familiares ganaderas son importantes, no solo por los dueños que la conforman, sino porque como lo expuso Rodríguez se debe tratar de manera inclusiva a los empleados, quienen hacen parte fundamental del núcleo de hogar empresarial, punto que aún no comprenden algunos productores en el país. 
 
Actualmente, Francisco Rodríguez está radicado en Chicago, Estados Unidos.