4 técnicas para evitar el efecto del amamantamiento

Por: 
CONtexto ganadero
31 de Octubre 2019
compartir
destete del ternero, prácticas de destete, amamantamiento restringido en terneros, destete temporal, destete precoz
Estas técnicas que se pueden implementar para reducir los efectos negativos del amamantamiento en la actividad ovárica de la hembra. Foto: pixabay.com

Los ganaderos recurren a diferentes técnicas con el objetivo de reducir los días abiertos, que las vacas entren en celo más rápido, que se mejoren todos los parámetros reproductivos y además conseguir que las condiciones sanitarias y corporales de los mismos terneros sean las ideales.

 

A continuación le presentamos 4 técnicas que se pueden implementar para reducir los efectos negativos del amamantamiento en la actividad ovárica de la hembra, aunque pueden existir más:

 

Destete temporal

 

El destete temporal es una alternativa usada en las ganaderías para incrementar la preñez y se practica al interrumpir por un periodo de tiempo el amamantamiento de terneros para permitir que la vaca entre en calor con más facilidad.

 

Se usa tanto en ganaderías doble propósito, como aquellas que se dedican a la producción de carne. (Lea: Conozca algunos de los sistemas de amamantamiento más utilizados)

 

En el amamantamiento, la sangre de la vaca tiene elevadas proporciones de la hormona prolactina, responsable de la producción de leche. Sin embargo, ella inhibe que los ovarios produzcan estrógenos y progesterona que se encargan de la continuación del celo y ovulación. Por ello, se bloquea por menos de un mes la lactancia en las crías.

 

Destete precoz

 

El destete precoz es una práctica que consiste en apartar el ternero de la vaca para que ésta deje de usar la energía para producir leche y pueda emplearla en recobrar sus capacidades de reproducción.

 

El propósito de este método es aumentar los kilos de ternero destetados por hectárea, mediante un incremento del porcentaje de preñez y del adelanto de la parición.

 

De esta manera, designando el presupuesto adecuado, el ternero se desarrollará igual o mejor que si estuviera al pie de la madre.

 

Amamantamiento restringido

 

Esta práctica conjuga el amamantamiento del ternero con el ordeño de la vaca, de manera que la cría recibe todos los nutrientes necesarios para su crecimiento y el desarrollo de su sistema digestivo mientras que la madre conserva su estado corporal.

 

Como su nombre lo indica, la estrategia consiste en mantener el acceso de los becerros a sus progenitoras por un leve periodo de tiempo inmediatamente después de que se ordeñan, para luego separarlos por el resto del tiempo. (Lea: El destete en ganado de leche y de carne, dos prácticas opuestas)

 

Expertos observaron que al restringir el periodo de amamantamiento de 30 a 60 minutos por día, se presentó una disminución del intervalo de partos de 168 a 69 días en vacas de primera cría con esta al pie.

 

Restricción del amamantamiento con placas nasales

 

Estas placas le impiden al ternero tomar leche, pero no cortan totalmente el vínculo entre la madre y la cría.