5 factores que generan inapetencia en sus bovinos

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Abril 2015
compartir
inapetencia en bovinos
El alimento otorgado debe ser debe ser palatable para sus reses. Foto: Pixabay.
Los productos lácteos y cárnicos son resultados de una buena alimentación de los semovientes. Si estos productos están disminuyendo en calidad y/o cantidad, algo ocurre con sus animales. Conozca las razones por las que sus reses pueden perder el apetito. 
 
Un semoviente con falta de apetito empeorará su estado físico por la disminución de nutrientes, bajará su rendimiento productivo, ya sea cárnico o lácteo, y frenará la reproducción, lo que afectará el flujo de caja en el predio.
 
La inapetencia en el ganado bovino es más común de lo que se piensa, sobre todo en reses que están en proceso de recuperación por alguna dolencia u operación, lo que provoca que los ejemplares no sientan deseos de comer e incluso lleguen a morir por ello. Es más común en animales adultos. (Lea: Evite que su predio tenga vacas flacas)
 
De acuerdo con Yorjan Martínez Osorio, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, 2 de las 5 causas para que los bovinos pierdan el apetito están en la misma comida.
 
Cuando el animal ingiere algún mal alimento, este le puede traer problemas parasitarios o infecciosos que le disminuirán el apetito y perderá las ganas de comer. De igual forma, puede ser por la deficiencia de minerales y vitaminas en los suministros que está consumiendo”, acotó Martínez Osorio. (Lea: Todo lo que debe saber del ensilaje para ganado bovino)
 
Por su parte, Luis Arturo Silgado Sejin, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal de Fedegán-FNG, aseveró que otras razones para la inapetencia de las reses pueden estar ligadas con síntomas de enfermedades, incluso de las que ya fueron tratadas.
 
Si un animal tiene pocas ganas de comer puede ser debido a que alguna enfermedad está afectando su salubridad. Frente a esto, es elemental realizar un chequeo médico de inmediato. Ahora, si el semoviente acabó de salir de una operación, es lógico que no comerá como lo hacía antes, por eso es primordial “paladearlo” hasta que esté plenamente recuperado”, manifestó Silgado Sejin. (Lea: 14 enfermedades sin control oficial atacan al ganado en Colombia)
 
Un último factor que puede estar influyendo en la falta de apetito de sus animales, es el alimento que se les suministra, pues este debe ser palatable para sus reses.
 
De esta forma, y llevando un registro juicioso del consumo diario, sumado a las buenas prácticas ganaderas, su explotación no se verá afectada por una baja ingesta de forrajes y suplementos, lo que se traducirá en carne y leche de calidad.