Evite que su predio tenga vacas flacas

Por: 
CONtexto ganadero
01 de Abril 2015
compartir
Vaca pastando
El ganadero necesita ser agricultor para contar con pastos todo el año. Foto: ytimg.com.
Cuando llegan las lluvias o los intensos veranos, los ganaderos entran en pánico al no tener con qué alimentar las reses. Conozcan aquí 3 opciones para siempre darle de comer a sus semovientes.
 
Según relata el libro bíblico del Génesis, cierta vez el faraón tuvo un sueño singular e inquietante en el que vio cómo 7 vacas flacas devoraban a otras 7 vacas gordas. José, hijo de Jacob y Raquel, explicó que las 7 reses obesas simbolizaban abundancia y prosperidad, mientras que los 7 semovientes delgados representaban la escasez y penurias.
 
En la actualidad, existen diferentes estrategias para que los periodos de escasez de forraje no se den en las explotaciones bovinas y así las reses siempre gocen de buena alimentación y, por ende, buena productividad. (Lea: La dieta ideal para el ganado en época de verano)
 
Para tal fin, en CONtexto ganadero enumeramos las 3 principales para que, sin importar la época climática que haga en su predio, siempre tenga abundancia de alimentos para sus semovientes.
 
Ensilaje, elemental 
 
El sector ganadero en Colombia tiene potencial y puede hacer un buen negocio con el ensilaje. Se puede producir silo de buena calidad y para esto solo es necesario que el productor bovino también sea agricultor. De esta forma, el finquero no tendrá que incurrir a gastos extras para comprar suplementos foráneos a grandes costos, sino que tendrá su propia cosecha en el predio. (Lea: El ensilaje de yuca mejora la reproducción en los bovinos)
 
La importancia de los árboles
 
Contar con plantas arbóreas en los predios ganaderos es elemental para tener alimento en cualquier época del año. Estas florestas, además de servir como cerca viva y rompe vientos, ayudan como ramoneo para los semovientes.
 
Uso de suplementos innovadores
 
Se ha demostrado que los animales pueden ser alimentados con suministros que van más allá de los forrajes. Prueba de ello está en las donas. Estas rosquillas de pan, además de brindarles a los semovientes una alta carga energética y de grasas, son económicas para el bolsillo de los productores y siempre están disponibles sin importar el mes del año. (Lea: Alimente a sus vacas con donas y afrecho de cerveza)