5 principios para el cuidado óptimo del ganado a la hora de vacunar

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Mayo 2020
compartir
Bienestar Animal, OIE, vacunación, principios, indicadores, Fiebre aftosa, animales tranquilos, libres de estrés, maltrato, calidad de vida, eficiencia, efectividad, Producción, mejores prácticas, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
El bienestar animal es un aspecto clave tanto en estos momentos de vacunación como en cualquier temporada por todo lo que ello le llega a representar al productor. Foto: bmeditores.mx

En momentos en que se adelanta el ciclo de vacunación contra la fiebre aftosa en el territorio nacional, uno de los aspectos a tener en cuenta es el bienestar animal.

 

Precisamente una de las recomendaciones a la hora de vacunar es tener listos los animales, que estén tranquilos y libres de estrés en el sitio donde van a ser vacunados.

 

El bienestar animal es una respuesta a la ética, los animales deben ser tratados con respeto y cuidado, deben ser atendidos lo mejor posible y por supuesto se debe evitar el maltrato, esto garantizara la calidad de vida del ganado, y beneficiara a los productores ya que es una herramienta de eficiencia y efectividad en la producción ganadera. (Lea: Bienestar animal: una cuestión ética pero también económica)
 

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) establece una serie de principios básicos que sirven de guía a los productores para que desarrollen las mejores prácticas de bienestar animal, y así poder garantizar que los animales tengan una vida digna y un trato más humano.
 

Son cinco los principios para el cuidado óptimo del ganado, lo cual garantiza el bienestar animal, y por ende una mejor y mayor producción, ya que al garantizar el confort, hidratación, alimentación correcta, se asegura su salud, y una buena producción de leche y carne.
 

El primero es estar libres de sed, hambre y desnutrición. Los animales necesitan agua de bebida fresca y limpia a su alcance, ya que su consumo ayuda al desarrollo del rumen y favorece el consumo del pienso, por otro lado disminuye la aparición de diarreas que son responsables de la gotera esofágica en el momento de ingestión de leche. (Lea: 7 aspectos importantes del Bienestar Animal)

Segundo, estar libres de incomodidad, incluyendo molestias físicas y térmicas. Se debe asegurar una buena temperatura, ofrecerles sombra y que tengan el mejor alojamiento posible, con una ventilación sin corrientes de aire, evitar la humedad, y tener una buena limpieza y desinfección de las áreas donde habitan.

Tercero, libres de dolor, lesiones y enfermedad, libertad para expresar su comportamiento natural. Los terneros son muy sensibles al dolor, durante el desmochado es importante llevar las mejores prácticas posibles para evitar el dolor y sufrimiento de los animales.

Cuarto, no padecer temor o angustia. Es importante que los animales estén libres de estrés, miedo y temor, las personas que manejan a los animales deben estar capacitadas, para que puedan ayudar a los animales a que diariamente estén tranquilos y se adapten a los cambios que puedan presentarse. (Lea: Más allá de las 5 libertades para un Bienestar Animal)

Quinto, ausencia de enfermedades. Se debe garantizar la salud de los bovinos, esto garantizara la rentabilidad de las explotaciones.

 

Indicadores de bienestar

 

Es importante realizar una evaluación cada cierto tiempo del grado de bienestar que tiene el ganado, con el fin de encontrar errores y deficiencias durante el ciclo de vida de los animales, y poder corregir toda práctica que no lo beneficie.
 

Algunos de los indicadores para evaluar el bienestar animal, son:

 

- Vida reproductiva sin retraso de la madurez sexual. (Lea: El bienestar animal también es beneficioso para usted y sus empleados)

 

- Disminución en la frecuencia de heridas, hematomas y enfermedades.
 

- Comportamientos normales, como en su habitad natural.
 

- Animales sin estereotipias, las cuales son conductas con movimientos repetitivos y sin un propósito Por ejemplo: animales que mastican con la boca vacía, movimientos repetitivos con la lengua, entre otros.

- Crecimiento óptimo.
 

- Buen funcionamiento biológico (salud, producción)
 

- Animales sin dolor ni sufrimiento.

- Animales sin estrés ni miedo.
 

El bienestar animal es responsabilidad del ganadero, de las personas que transportan a los animales, de los comercializadores, veterinarios y de todas las personas que se ven involucradas en el manejo de los animales.