7 pasos para salvar forrajes para las vacas

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Agosto 2015
compartir
pastos para las vacas
La recuperación de pastos deteriorados cuesta tiempo y dinero. Foto: www.bancodeimagenesgratis.com - www.boiapasto.com.br.
El deterioro de pastos destinados al consumo del ganado bovino tiene varias causas. Sin embargo, existen 7 pasos a seguir para que los forrajes en mal estado se puedan salvar y  suministrar a los animales.
 
Álvaro Rincón Castillo, investigador con doctorado de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, aseguró que sí es posible reverdecer pastos que han sufrido por los cambios climáticos. (Lea: Las vacas son el camino para reverdecer el suelo, afirma Savory
 
Con manejo de calidad de los forrajes, el uso de fertilizantes, ya sea orgánicos o químicos, se reviven su potencial desde la raíz. El agua es la fuente principal de vida, sin embargo Rincón explicó que es en las épocas de lluvias, cuando se aprovecha al máximo, puesto que los sistemas de riego no están al alcance de todos los ganaderos por su elevado costo.
 
“Acá en los Llanos fertilizamos los suelos por las condiciones de sequía. Se usan los químicos o los orgánicos, lo importante es tener cuidado de no exagerar su uso”, anotó Rincón Castillo.
 
Ricardo Antonio Ramírez, ingeniero agrónomo y profesiónal de Proyectos Estratégicos del Fondo Nacional del Ganado, FNG, manifestó que la renovación de una pastura débil requiere de evaluaciones cautelosas y asesoría profesional. (Lea: El potencial del silvopastoreo como sistema productivo)
 
Recomendó conocer la condición del suelo y su humedad, con lo que se sabrá si se hallan capas duras que limitan la penetración de fertilizantes. Es fundamental identificar el tipo de pastura que se tiene, pues permitirá una elección más certera de un abono natural o químico.
 
De acuerdo con el funcionario del Fondo, no todos los pastos responden igual a la oferta de fertilizantes. “Por ejemplo, en general las gramíneas se abonan con químicos, pero algunos pastos de corte responden mejor a los orgánicos, como el excremento”, complementó.
 
El sobrepastoreo agota y debilita desde la raíz todo tipo de material vegetal. Esta mala práctica se deberá dejar a un lado, según Ramírez, si ha estado presente en la  ganadería. De igual forma, se debe analizar si en la zona donde está el forraje deteriorado se perciben malezas y de qué tipo.
 
“La naturaleza es muy sabia. Conociendo el tipo de maleza presente se puede saber el problema que tiene el pasto porque puede que las malezas estén impidiendo que salga la pastura”, recomendó el ingeniero agrónomo. (Lea: La ganadería y el cultivo de pasto de corte)
 
Olmedo Quintero, ingeniero agrónomo y zootecnista de la Universidad Nacional de Panamá, consideró que todo suelo “es recuperable”. Sin embargo, recalcó que entre más severo sea el deterioro, más costoso será para el ganadero el mejoramiento de las pasturas.
 
“Si el forraje fue afectado por mal uso, lo primero es hacer un purín líquido con residuos de conejo, cabra o un abono foliar a base de fósforo y potasio como principales nutrientes, para recuperar raíces y tallo”, describió Quintero.
 
El fertilizante se puede reforzar con urea, pero primero se deberá hacer el orgánico líquido y después el foliar para que la recuperación se dé naturalmente.
“En el caso de utilizar purines (material de origen orgánico) podemos hacer riegos de mañana y tarde por 2 semanas, sin utilizar urea, dado que el purín tiene mucha de esta”, dijo el panameño que no descartó el uso de fertilizantes químicos.
 
Si el pasto ha desaparecido por completo en la finca, puntualizó Quintero, se limpia el terreno, transformándolo con arado, y se riega la semilla. Claro está, antes se tuvo que hacer el muestreo del suelo. “Se moja un metro del terreno y se espera a ver qué sale, para no desperdiciar insumos”, añadió.
 
Los 3 expertos consultados por CONtexto ganadero afirmaron que sin muestreo del suelo no se puede hacer nada favorable en él. Este representa una inversión que dará frutos a mediano y largo plazo.
 
Estos son los 7 pasos para recuperar as pasturas
 
1. Análisis del pasto.
2. Conocer el tipo de forraje.
3. Observar la humedad del suelo.
4. Evaluar si hay sobrepastoreo.
5. Determinar la presencia de maleza.
6. Realizar prueba de nutrientes al suelo.
7. Elegir el método de fertilización a usar.