Acueducto por gravedad, opción para tener agua todo el año en el predio

Por: 
CONtexto Ganadero
28 de Enero 2015
compartir
acueducto ganadería
El acueducto por gravedad es una alternativa rentable para mantener hidratado un hato bovino. Foto: CONtexto Ganadero.
El agua es vital en la ganadería bovina y una forma de conservarla durante todo el año es contar con un sistema óptimo de almacenamiento. Una de las mejores opciones es construir un acueducto por gravedad en el predio.
 
El primer paso para tener un acueducto por gravedad en una finca es conocer el estado del suelo e identificar su parte más alta, pues será desde allí donde se bombeará el agua para que llegue a los bebedores de las reses.
 
Posteriormente, se debe construir un tanque de agua con las dimensiones deseadas, siempre acordes al número de animales que estén en la finca y con el que se buscará mantenerlos hidratados los 365 días del año, así la zona atraviese por una temporada de verano.
 
El productor deberá comprar tubos y mangueras que desplazarán el agua hasta los bebederos. Si no es experto en ingeniería, debe recurrir a un profesional en el tema para que sea quien le proporcione las indicaciones precisas para que el proyecto funcione.
 
Una vez el predio disponga del acueducto por gravedad, se deberá llenar el tanque de agua lluvia para usarlo cada día y satisfacer las necesidades del hato. (Lea: Queda tiempo para seguir recomendaciones de Fedegán por El Niño)
 
Marco Cure, ganadero en Montería, Córdoba, edificó hace varios años un acueducto por gravedad en su finca. Hasta el momento, no ha penado por la ausencia del líquido en esta zona baja de Colombia.
 
El acueducto de Cure tiene una capacidad de almacenamiento de 15 mil litros de agua que se recogen en época de invierno. El tanque está protegido para que los animales no consuman directamente de él y contaminen el líquido con estiércol.
 
“Hay un tubo en la parte alta de la finca con un soporte firme. Se toma el agua de la represa, se bombea y esta llega a los potreros”, dijo el productor pecuario.
 
El envío de agua a potreros es una alternativa de bienestar animal que Cure eligió para que sus animales no gasten energía en desplazamientos.
 
El productor señaló que los ganaderos pueden tener un acueducto sencillo con capacidad para 5.000 o menos litros, con el que se asegurará tener agua de calidad. (Lea: Grave situación en La Guajira: sin maquinaria ni alimento para reses)
 
“He visto que a los vecinos se les mueren los animales. Yo tengo agua gracias a Dios todo el año y pasturas verdes porque hago rotación. El agua es de calidad porque los animales no beben directamente de la represa”, resaltó.
 
Leonardo De Las Salas, coordinador de la Unidad Regional de Desarrollo Ganadero, URDG de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en Córdoba, manifestó que en el departamento, igual que en otras zonas del país, se elige la trashumancia para conseguir agua, pero algunos ganaderos han aprendido lo importe de almacenar el líquido y han construido pozos o jagüeyes.
 
Según De Las Salas: “La gente empezó a crear conciencia de la siembra de árboles, del cuidado de los ríos, quebradas y de no dejar que los animales beban directamente de la represa y han creado piletas. Esa idea se ha venido vendiendo desde Fedegán y se han logrado buenos resultados”.