Alteraciones locomotoras en vacas que puede que usted desconozca (parte 1)

Por: 
CONtexto ganadero
17 de Marzo 2022
compartir
alteraciones aparato locomotor bovinos
Una de las alteraciones que más impacto genera en la ganadería es la laminitis, que se puede apreciar en la imagen. Foto: blog.consentidovacuno.es
Las alteraciones del aparato locomotor en ganado bovino son muy comunes y pueden ocasionar pérdidas económicas. Existen dos tipos: alteraciones primarias o no infecciosas y las secundarias o infecciosas. En esta primera parte veremos las no infecciosas, como la laminitis, pero también otras como luxaciones o esguinces.

 

El MVZ Pedro Cano Celada, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, explicó que además de ser un “problema serio”, estas alteraciones pueden ser la tercera causa de descarte de ganado en las explotaciones de varias regiones en México.

 

Entre las primarias o no infecciosas, la más destacada es la laminitis o infosura, que el autor calificó como un “ejemplo clásico” de las alteraciones y existe de forma subclínica, aguda o crónica. (Lea: Prevenga las 3 clases de laminitis que afectan pezuñas de bovinos)

 

Como apuntó Cano, puede ser genética, por poco ejercicio, malas instalaciones o higiene deficiente. El animal siente mucho dolor, adopta posturas anormales con las patas juntas o cruzadas, patea hasta tumbarse en el suelo, y por el dolor se arquea y apoya las rodillas.

 

El animal presenta taquicardia, fiebre y atonía ruminal debido al dolor y estrés, que en procesos crónicos hace parecer como si estuviera “bailando o pisando vidrio”. Entre las causas que describió el médico veterinario de la Universidad Nacional Autónoma de México están:

 

Las causas son variadas desde una alimentación a base de granos, disminución en la fibra, exceso de carbohidratos, dietas ácidas (laminitis metabólica) que producen ácido láctico, por estrés dónde se produce histamina, por metritis o mastitis que producen endotoxemia”.

 

 

Hiperplasia córnea de la pezuña

 

También conocida como zapatillas de aladino o pezuña en sacacorchos o en tijera, se presenta por un exceso en el crecimiento de la pezuña que se debe a la falta de movimiento o ejercicio, a la estabulación en superficies duras y rígidas o por no recortarlas rutinariamente.

 

Este crecimiento excesivo “puede causar que el ángulo de los dedos sea inferior a 45 grados por lo que el peso y presión de toda la masa corporal recaerá en los talones que es la parte más sensible”. Esto produce mucho dolor a la vaca al caminar, haciendo que sus aplomos cambien.

 

Puede ser un factor desencadenante de laminitis, pododermatitis o lesiones interdigitales, así como disminución en la producción láctea, pérdida de peso y afecta la fertilidad, entre otras. (Lea: ¿Qué se debe hacer cuando un bovino presenta una fractura?)

 

No hay tratamiento para esta alteración y se elimina al animal por la rotación de la tercera falange. Para prevenirla, hay que recortar cada 6 meses las pezuñas o permitir el movimiento y ejercicio etológico de los bovinos que promueven el desgaste normal de la pezuña.

 

 

Luxación

 

Es la dislocación permanente de una parte, especialmente de las superficies articulares de los huesos. El médico veterinario César Gómez explicó en CONtexto ganadero que las luxaciones o dislocación de cadera pueden ser causadas por movimientos bruscos de los bovinos.

Esto puede ocurrir cuando se resbalan o cuando las vacas son montadas por toros permitiendo que se pierda el ángulo y haciendo que la cabeza del fémur se salga del acetábulo. El reposo es el tratamiento, para que el hueso vuelva a su posición normal por el peso del animal.

 

Esguince

 

Es la torcedura o distensión violenta de una articulación sin luxación, que puede llegar a la rotura de algunos ligamentos o de fibras musculares próximas, se caracteriza por dolor, tumefacción, derrame sanguíneo, incapacidad para los movimientos.

 

 

Artritis, poliartritis y anquilosis

 

La artritis es la inflamación de una articulación debida a golpes o malas posturas, entre otros. La poliartritis es la inflamación simultánea de varias articulaciones, mientras que la anquilosis es la abolición o limitación de los movimientos de una articulación.

 

 

Higromas

 

Es un saco o quiste lleno de líquido con inflamación aguda o crónica, de una bolsa subcutánea con distensión por líquido sinovial o exudado, causado por falta de un área de descanso con cama o por golpes crónicos en las articulaciones por pisos resbalosos.

 

Fractura

 

Es la solución de continuidad en un hueso, producida traumática o esporádicamente”. Puede ser estar cerrada, expuesta, por arrancamiento, etc. Casi todos los animales con esta alteración se tendrán que desechar, son muy raros los casos de curar bovinos con fracturas.

 

 

Sobresuelas o doble suelas

 

Son dos suelas con un espacio entre ambas, debido a un cambio brusco en la ración y existe dificultad al caminar. Según el Portal Veterinaria, esta lesión se ve más en sistemas pastoriles de Suramérica. (Lea: Conozca los criterios medibles de bienestar animal en el hato)

 

“Cuando se renueva la producción se forma una nueva suela debajo de la vieja; generalmente se asocia a episodios de laminitis. El factor predisponente para la presentación de esta enfermedad es el cambio abrupto y de corta duración en la nutrición”, escribieron los autores.

 

Y añadieron: “En los casos graves, la acumulación de células necróticas en la superficie de la suela o en el tejido córneo del talón ocasiona una discontinuidad temporal en la producción de tejido córneo, por efecto de la separación de la unión de la epidermis con la dermis”.

 

 

Fisuras longitudinales y transversales

 

Son grietas o depresiones en la pared de la pezuña causadas por estrés, deficiencias nutricionales, de minerales, por laminitis crónica o acidosis ruminal crónica, por dietas ricas en granos o concentrados, traumatismos, por mastitis o metritis agudas, etc.,

 

En estas, el tejido córneo de la pezuña se cuartea y eventualmente produce una solución de continuidad que puede llegar hasta la lámina sensitiva o la tercera falange permitiendo la entrada a agentes etiológicos y desarrollándose una infección, hasta una osteomielitis.

 

Para tratarse se deben recortar una pequeña porción de tejido córneo por encima de la lesión aplicando localmente un astringente como azul de metileno y un antibiótico para prevenir o controlar la infección, si aparece exudado purulento se deberá de tratar localmente.

 

 

Alteraciones teratológicas o congénitas

 

Son anormalidades estructurales o funcionales causadas por factores genéticos o adquiridos por teratógenos ambientales, deficiencias nutricionales, agentes etiológicos, etc., que se presentan al nacimiento. (Lea: 70 enfermedades pueden afectar las patas del bovino)

 

Los defectos más comunes en el aparato locomotor son: enanismo acondroplásico (ternero bulldog), polidactilia, tendones contraídos, adactilia (ausencia de dedos), hipoplasia del tren posterior, alteraciones en los aplomos (corvejón de vaca, patas de poste), entre otros.

 

Para conocer sobre las alteraciones infecciosas o secundarias, lo invitamos a leer la segunda parte en CONtexto ganadero.