5 aspectos que usted puede que desconozca de las cojeras

Por: 
CONtexto ganadero
24 de Junio 2016
compartir
Cojera en bovinos, factores que causan cojeras en bovinos, Vecol S.A., causas de cojera en bovinos, tratamiento de cojera en bovinos, medio ambiente, alimentación bovino, instalaciones del hato, datos sobre cojera en Colombia, enfermedades que provocan cojera, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
Uno de los factores que inciden en la aparición de cojera en los bovinos es la humedad y los barrizales. Foto: www.braford.org.ar
Los factores que pueden causar cojera en los bovinos incluyen problemas en la salud del animal, malas instalaciones en el hato o cambios climáticos fuertes. CONtexto ganadero le presenta 3 cosas que usted puede aprender sobre este tipo de afección.
 
La cojera es considerada como una de las condiciones más dolorosas para el ganado. Su incidencia ha aumentado a nivel mundial, sobre todo en los hatos lecheros. Estos aspectos pueden ayudarle a prevenir o a corregir este problema en su predio.
 
Su finca puede causar la cojera
 
César Jiménez, representante técnico y comercial de Vecol S.A., señaló que hay 2 factores de riesgo que inciden en la aparición de la cojera: la alimentación o las instalaciones del predio.
 
En la medida en que haya un buen equilibrio de minerales, la formación de la pezuña será óptima, sin mayores inconvenientes. Con esto habrá una menor predisposición a sufrir de cojera”, indicó. (Reportaje: Soluciones para evitar las pérdidas por cojeras en bovinos)
 
De otra parte, enfermedades metabólicas en las cuales el bovino no se alimenta de forma adecuada permiten que la pezuña se inflame y afecte toda la pata. Incluso la mastitis puede causar esta condición o, por el contrario, la cojera causa la mastitis.  
 
Igualmente importante es la disposición adecuada de la finca, que incluye sus potreros y los establos por donde transitan los animales. Según el experto, hay que prestar atención a los caminos y puntos de acceso a las salas de ordeño.
 
“Como las vacas lecheras tienen mayor movilización, están más predispuestas a sufrir de cojera. (…) En las lecherías es importante que las vacas se tengan muy bien sobre sus patas, para que puedan desplazarse al pasto y tener comida”, agregó.
 
Si las vacas deben caminar por caminos muy duros o por barrizales, pueden causar cojeras. En estos casos, el asfalto o el barro constituyen factores de estrés físico que puede ejercer una acción traumática o mecánica.
 
Este caso, el clima influye en el medio ambiente del predio y sobre todo la humedad. Durante el invierno, cuando el índice de humedad es más elevado, la pezuña en contacto con el agua, el polvo o la tierra incide en las cojeras. (Entrevista: Una vaca enferma frustra al ganadero)
 
Lo mejor es identificar los factores de riesgo en su propia finca
 
Por su parte, Diego Fernando Borrero, médico veterinario especialista en podopatologías bovinas y miembro de la empresa Comfort Cows América, determinó que lo más importante es identificar las causas de la cojera en cada hato.
 
En la finca, se deben minimizar los factores de riesgo. Yo pienso que lo más importante para un proceso preventivo es hacer un esquema de cuáles son los factores de riesgo que tenemos en cada explotación”, indicó. (Lea: Cojeras en bovinos, enfermedad para no descuidar en su hato)
 
Así mismo, hay que hacer una evaluación periódica (cada 2 meses, por ejemplo) de estos factores de riesgo y de las mismas pezuñas, pues es claro que una cojera contribuye a una disminución en la producción.
 
Los tratamientos para curar la cojera
 
Lo ideal es hacer un diagnóstico claro para saber en cada caso cuáles son las condiciones que predisponen las cojeras y hacer las correcciones. Si es un caso clínico, hay que ser tratamientos con pediluvios y un buen uso específico para las cojeras”, indicó Jiménez.
 
Por ejemplo, si hay una pezuña podrida, se deben aplicar antibióticos. Si aparece un tejido velludo en el talón, se debe limpiar el área infectada con agua y jabón, aplicar tetraciclina en polvo y vendar la pezuña.
 
En el caso de un absceso o punto negro, debe abrir el área afectada y permitir que drene. Si hay laminitis, es necesario retirar todo el tejido muerto y tratar con antibióticos. O si se presenta una lesión o crecimiento exagerado de un dedo, se debe recortar y administar un anti-inflamatorio.
 
Algunos datos que pueden interesarle
 
De acuerdo con un estudio de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ciencias Ambientales, UDCA, desarrollado con la empresa Comfort Cows América, una cojera leve representa una reducción en  el consumo de materia seca de alrededor de un 3%, mientras que en una cojera severa puede llegar a 16%, lo que conduce a una caída significativa de la producción láctea hasta en un 36%.
 
De igual forma, cuando el estado de la enfermedad es avanzado, el tratamiento de un animal puede oscilar entre $120 y $180 mil, y dura más de 20 días para su recuperación. Si el tratamiento incluye productos farmacológicos que tienen retiro en leche y carne, el ganadero debe desechar estos productos en condiciones determinadas.
 
En algunas ganaderías de varias regiones en Colombia, se han presentados casos de cojeras de hasta 69% de vacas en una misma ganadería. (Lea: No deje que su ganado ‘salga de la cancha’ productiva por lesiones)