Aprenda cómo varía el porcentaje de heterosis según el número de razas cruzadas

Por: 
CONtexto ganadero
15 de Septiembre 2021
compartir
Heterosis en ganado bovino, heterosis ganadería vacuna, heterosis vacas, importancia heterosis, cruzamiento en ganado bovino, cruzamiento ganado vacuno, vigor híbrido, cruces en bovinos, cruzamientos bovinos, crías superiores a sus padres, mejoramiento genético, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, bovinos, ganado bovino, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
La heterosis en crías de dos razas diferentes es de 100 % en la cría F1 y en las generaciones siguientes se estabiliza hasta alcanzar 67 %. Foto: Solucionesgeneticasbovinas.wordpress.com - vikinggenetics.com

Según los académicos Henry Cardona y Ricardo Ocampo de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional sede Medellín, el nivel de heterosis o vigor híbrido en un sistema de entrecruzamiento de ganado depende del número de razas utilizadas en el hato.

 

En el artículo “La endogamia en la producción animal”, publicado en la Revista Colombiana de Ciencia Animal, explicaron que la preocupación pro las consecuencias negativas que podría traer la consanguinidad en animales de granja, despertó el interés por el mestizaje.

 

Este fue puesto en práctica en cerdos en el año de 1940 en los EE. UU., aunque encontró mucha oposición entre los productores, que estaban acostumbrados a los cruces endogámicos. (Lea: ¿Qué sabemos y qué nos falta saber en los cruces de Bos taurus y Bos indicus?)

 

“Fue necesario un período de concientización por parte de los investigadores del sector pecuario para que los productores se sintieran cómodos con el cambio en sus prácticas de crianza tradicionales”, escribieron los expertos de la Universidad de Medellín.

 

De este modo, en los siguientes 20 años y hasta llegar a la actualidad, prácticamente todos los cerdos comerciales se obtienen mediante sistemas de apareamiento que utilizan heterosis en sus cruces. (Lea: Vigor híbrido, un atributo de gran importancia en el ganado)

 

También conocida como vigor híbrido, la heterosis es la superioridad individual de animales o plantas que se obtiene por el apareamiento entre progenitores poco relacionados entre sí; es lo opuesto a la depresión por endogamia en donde se cruzan individuos emparentados.

 

El cruce de estos progenitores sirve tanto para aumentar el vigor del animal descendiente como para homogeneizar en la generación el comportamiento de las características de interés zootécnico, tales como fertilidad, salud y características de productividad.

 

En un sistema de entrecruzamiento, cuando se utilizan dos razas la heterosis es del 100% en la cría F1, y posteriormente esta se estabiliza en un 67% después de las primeras generaciones. (Columna: La heterosis es fundamental para el éxito de los cruces bovinos)

 

Citaron un estudio de campo a gran escala realizado en 2006 que comparó los resultados de fertilidad y supervivencia de hembras de razas holstein con los cruces de holstein con rojo sueco, rojo noruego, montbéliarde y normando.

 

Esto resultó en hembras F1 con menores tasas de abortos, reducción del número de partos distócicos, incremento en la fertilidad de la vaca y poca reducción en la producción (kg) de grasa y proteína en la leche.

 

Por su lado, el ingeniero Carlos Mezzadra del INTA Argentina explicó que si el cruce utiliza solo dos razas, se mantienen hembras F1, y luego cuando se realizan retrocruces con alguna de las razas puras paternas, las crías mostrarán la mitad de heterosis y las madres, 100 %.

 

En el caso de cruzamientos rotacionales, donde la reposición de las hembras surge ya no en forma pura sino de los mismos cruzamientos, el promedio de retención de heterosis respecto del 100 % que se obtiene en la F1 es de 2/3 cuando intervienen 2 razas y 6/7 cuando son 3.

 

De otro lado, los expertos colombianos si se utilizan tres razas en un sistema de rotación simple, las dos primeras generaciones tienen cada una heterosis del 100 %, que es seguida por una del 75 % en la tercera generación. Este es el nivel más bajo de vigor híbrido, porque las generaciones subsiguientes tendrán niveles de heterosis de 86 % en promedio.

 

Finalmente, con la adición de una cuarta raza bovina, el nivel promedio de heterosis es del 93 % después de las primeras generaciones. No obstante, el uso de cuatro razas en un sistema de rotación se puede convertir en un gran reto, argumentaron los especialistas.