Así va la vacatón de Fundagán para este 2014

Por: 
CONtexto ganadero
03 de Septiembre 2014
compartir
vacatón, Una vaca por la paz
En la foto: Luis Carlos Archila, presidente de Claro, que en 2012 donó 66 vacas. Foto: Fundagán.
Este año la Fundación Colombia Ganadera trabaja de manera ardua para que empresas, ganaderos y personas del común hagan parte del programa ‘Una Vaca por la Paz’, el cual busca beneficiar a familias campesinas en condición vulnerable.
 
En mayo de 2010 la Fundación Colombia Ganadera, Fundagán, dio a conocer a la sociedad su programa ‘Una Vaca por la Paz’ en el corregimiento de El Salado (Carmen de Bolívar), el cual consiste en obtener la donación de vacas preñadas para entregarlas a familias o comunidades rurales en condición de pobreza, quienes, a su vez, se comprometen a entregar la primera cría a otra familia en similar condición.
 
En ese entonces, el primer beneficiario fue la Asociación de Mujeres Unidas de El Salado, gracias a los recursos que aportó la Fundación Hernán Echavarría Ológaza y al toro reproductor donado por parte del ganadero Augusto Beltrán Pareja. (Lea: Informe: Así se multiplica la economía rural con una vaca)
 
Tal como esa primera vez, hoy Fundagán busca que este año esa labor tenga una continuidad con la contribución de empresas, ganaderos y personas del común; y así, aquellos que fueron afectados por la violencia como familias que estén retornando a sus tierras, madres cabeza de hogar, sobrevivientes a minas antipersona y soldados miembros de la Fuerza Pública de origen campesino, tengan una segunda oportunidad social y económica en el sector rural.
 
Estamos tocando las puertas de las empresas más importantes del país, contándoles sobre las bondades del programa e invitándolos a que se vinculen y adopten el programa ‘Una Vaca por la Paz’ como una estrategia para expresar la responsabilidad social en sus zonas de influencia”, explicó en diálogo con CONtexto ganadero Nataly Delgado Pinzón, directora ejecutiva de Fundagán.
 
De acuerdo con Delgado, a la fecha se han visitado más de 50 empresas en Bogotá, Barranquilla y Cali, “la acogida ha sido excelente”. Entre las empresas que se han vinculado están el Banco de Bogotá, Vecol, Motomart, Camagüey, Palmas de la Costa, Daabon, Prodeco, Wordlink, Ingenio la Cabaña, Galponsa, Constructora Infante Vives, entre otras.
 
Es importante resaltar que a este programa se vinculan como donantes o patrocinadores, empresas importantes de todos los sectores de la economía como minero, industrial, telecomunicaciones, financiero, agropecuario, instituciones públicas y demás. (Lea: Fundagán sigue entregando vacas por la paz, sin importar el clima)
 
“También contamos con el apoyo de los ganaderos, quienes hacen su aporte en especie, es decir, la vaca preñada, que posteriormente es recogida en la finca del donante por nuestro profesional en la región y es entregada a los beneficiarios cercanos al predio de origen”, agregó la directora ejecutiva de Fundagán, quien también dijo que las personas naturales que se deseen vincular, también lo pueden hacer, sin importar el monto.
 
A la fecha se han recaudado el equivalente en dinero de 120 vacas preñadas. “Esperamos duplicar el éxito obtenido en la vacatón anterior y recaudar 2.000 vacas. Es ambicioso pero vamos a lograrlo”, aseguró Delgado.
 
¿Cómo participar?
 
Para hacer parte del programa usted debe tener en cuenta las categorías de los donantes. Las empresas se pueden vincular con aportes que van desde $15 millones hasta los $150 millones.
 
Las empresas que por su naturaleza no puedan realizar donaciones pueden vincularse como patrocinadores del evento, con montos que van desde los $10 millones hasta los $50 millones, recibiendo como contraprestación por su vinculación la exposición de su imagen durante el evento, “lo cual es muy importante, ya que asisten alrededor de 600 personas entre grandes empresarios, ganaderos y altos funcionarios del estado”, agregó la representante de Fundagán.
 
Las personas naturales pueden vincularse sin importar el monto de la donación, aunque lo ideal es que donen a partir de un millón 500 mil pesos, que es el equivalente a una vaca preñada. “Este evento es importante para los empresarios ya que dado el alto perfil de los comensales, la cena termina convirtiéndose perfectamente en una rueda de negocios” aseguró Delgado. (Lea: Regalar una vaca incrementa el nivel económico y nutricional de un campesino)
 
También se puede contactar al teléfono 578 20 20 Ext. 610-613- 614 en Bogotá, al igual que visitar
la página del programa www.fundagan.org.co/site/raiz/mcrouvp/uvp.html o escribir al email: [email protected] y así podrá saber todas las posibilidades para concretar su participación.
 
 
Los donantes de acuerdo a su vinculación tienen varias contraprestaciones: bonos de cortesía para que los directivos estén presentes en la cena, la exposición del logo de la empresa durante el evento, mención de agradecimiento en nuestra página web y algunos medios impresos, el libro de lujo del programa, el certificado de donación que es deducible de impuestos y sobre todo la posibilidad de mejorar de manera considerable la vida de un campesino.
 
Una cena con lo mejor del campo
 
“Afortunadamente este año contamos nuevamente con la participación de los chefs más importantes del país, como lo son Leonor Espinosa, Mark Raush y Humberto Sánchez. Está pendiente por confirmar la participación de Harry Sasson, pero confiamos en que nos acompañe, así como lo ha hecho en las 2 cenas anteriores. No es común tener a los mejores chefs reunidos en un mismo evento, esta es una razón más para que todas las empresas se vinculen a esta importante cena solidaria y nos acompañen este 8 de Octubre a las 7 de la noche en el gran salón del Club el Nogal. El valor de la asistencia a la cena es de $250.000 por persona”, comentó Nataly Delgado.
 
Este programa se convierte en un pilar clave en el desarrollo de la sociedad porque radica en la inclusión de una familia campesina en una actividad que cuenta con un componente técnico durante 5 años. En otras palabras Fundagán no solo entrega una semoviente preñada el éxito está en el acompañamiento y seguimiento que se les brinda a los beneficiarios para mejorar su producción, para ello se cuenta con la experticia de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, que apoyan a los pequeños ganaderos.
 
Para sembrar la paz se necesitan hechos concretos y entregarle una vaca a una familia campesina es devolverle la esperanza. Es entregarle una semilla para comenzar de nuevo, basta con escuchar los testimonios de nuestros beneficiarios, para darnos cuenta de la importancia de una vaca para una familia campesina”, enfatizó la directora ejecutiva de Fundagán.
 

Según los objetivos del programa, con una vaca se mejora la nutrición de una familia, que probablemente no tenía acceso al consumo de un vaso de leche diario y además contarán en adelante con la materia prima para elaborar quesos, yogures, kumis, arequipe, entre otros productos, “con una vaca estamos contribuyendo a la soberanía alimentaria de una familia en el campo” puntualizó Delgado Pinzón.