Beneficios de tener árboles dispersos en las fincas

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Abril 2019
compartir
Maderable, sostenible, cambio climático, fruta, frutas, legumbres, desequilibrado,, vulnerable, ecosistemas, productividad, finca, desprotegida, lluvia, agua, suelo, propietario, propiedades, animales, forraje, árboles, dispersos, silvopastoril, erosión, aprovechar, microorganismos, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
La importancia de conservar los árboles dispersos que se encuentran en su predio. Foto: DocPlayer

Michael Rua Franco, gerente de Cultura Empresarial Ganadera (CEG), habló a CONtexto ganadero sobre la importancia de mantener los árboles dispersos en sus fincas o lotes para dar uso sobre diversos propósitos.

 

Entre los usos que destaca el profesional es el uso más clásico que se refiere al uso maderable de los árboles. Existen árboles que cuenta con una gran calidad en la madera de su tronco, la cual puede ser utilizada como cercas vivas. Cabe aclarar que un árbol puede tardar entre 10 y 15 años para dar madera.

 

Otro uso es el de cortinas o barreras rompe vientos, además de mitigar la erosión y correntias de aguas en el suelo. (Lea: Experto argentino revela 12 ventajas de sembrar árboles)

 

El enraizamiento según Rua, ayuda a reciclar nutrientes de las capas más profundas del suelo mediante los frutos que caen, los cuales son aprovechados por microorganismos que hacen que el suelo se convierta en materia orgánica que “es como volver a producir suelo”.

 

Por otro lado, el forrajero acción del forraje, considerada como uno de los eventos que atraen la atención de los ganaderos hoy en día debido a que brinda alimento al ganado, produciendo vainas o legumbres sobre todo en épocas secas. “Además, los alimentos dados por los árboles, también pueden ser aprovechados para el comercio.

 

Adicional a esto, los sistemas silvopastoriles están enfocados hacia la producción de madera y la producción de frutales, y de legumbres y toda esa parte forrajera”, aseguró el profesional.

 

Un tema que está presente en la actualidad es el tema de las abejas. Los árboles melíferos son los encargados atraer a las abejas con alimento para ellas a través de las flores, favoreciendo la existencia de polinización, dando la oportunidad a los ganaderos de que aprovechen la miel como alimento alternativo. (Lea: Para sembrar un árbol conozca cómo y qué va a producir)

 

Añadido a esto, otro de los usos que sobresale es la sombra, la cual no solo beneficia a los animales, sino que también es importante para el ser humano que trabaja en las fincas y en especial para los animales del suelo, aseguró Rua.

 

Rua indicó, “los sistemas de producción agropecuarios dependen mucho de la fauna del suelo, porque esa fauna es la que hace que el suelo se mantenga penetrable por el agua y los nutrientes; es la que aprovecha los desechos de la naturaleza para convertirlos en suelo fértil”.

 

Consecuencias de cortar los árboles

 

“Si se habla de unas bondades o unos beneficios de los árboles como todo lo anterior mencionado, el hecho de cortarlos es perderse de todo eso, no va a tener sombra, va a perjudicar la fauna del suelo, se facilitará que haya escorrentías que lavan los nutrientes del suelo las cuales son aguas que se escurren o lavados que se van a las profundidades de los suelos y la erosión que hace el agua, el viento y el sol”, manifestó el profesional

 

Tipos de erosiones

 

El profesional aclaró, que las erosiones hacen que el suelo se agriete y esto es causado por la falta de árboles en los espacios y las define así:

 

Erosión eólica: se da cuando el viento circula libre.

 

Erosión hídrica: golpes de agua lluvia sobre el suelo. Cuando no hay filtro golpea directo, permitiendo que la tierra se vaya soltando y la en la medida que acumula agua se lava.

 

Erosión solar: este permite que el suelo se agriete, perdiendo fauna del suelo. “El peor enemigo de la fauna del suelo es el sol. El sol mata la fauna del suelo, el suelo se va volviendo compactado, se va volviendo pobre de materia orgánica porque no hay quien la produzca, agrietando y volviendo improductivo”, dijo Rua. (Lea: Ante la escasez, recomiendan hacer uso de frutos y forraje de árboles)

 

El no el reciclaje de nutrientes que producen los árboles, el no tener forraje para los animales, leguminosas, madera y frutas para autoconsumo o el comercio, es contar con una finca desprotegida y muy seguramente su productividad decaerá, precisó el profesional.

 

Finalmente se refirió al tema del gasto así:

 

“Entre más deforestado este el terreno, menos productiva es la tierra y para lograr tenerla productiva, entonces hay que empezar a gastarse el dinero en insumos como maquinaria, enmiendas minerales, fertilizantes y el ganado tiene que invertir en formas alternativas que generan costos, lo que se traduce en menor rentabilidad que se puede agravar con el tiempo”

 

La finca o el lote se vuelve desequilibrado y vulnerable además para enfrentar los efectos e impactos que tiene el cambio climático en los ecosistemas.