Carne de res fresca y carne procesada, ¿cuál es la que genera enfermedades?

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Agosto 2022
compartir
Carne de res fresca y carne procesada
Carne de res fresca y carne procesada aparecen en estudios como una sola, lo cual crea confusión en la población. Foto: elespanol.com - blog.croper.com

El consumo de carne roja ha variado en los últimos años debido a estigmas que se han creado a su alrededor. Expertos dicen que están confundiendo las ‘consecuencias’ de consumirla, con otro tipo de alimentos. Conozca más detalles.

 

Fernando Fernández Bueno, licenciado en medicina con una especialidad en cirugía general, expone su canal de Youtube llamado Medicina Clara que desde el año 2015, la sociedad y los medios están divulgando acusaciones falsas sobre el consumo de las carnes rojas y la supuesta relación con la presentación de cáncer e infartos.

 

Sin embargo, “hay cierta confusión en el consumo de las carnes rojas, y se mezclan dos conceptos fundamentales cuando se comparan los estudios de las carnes rojas porque se mezclan términos como carnes procesadas con la carne de res”, describe Fernández Bueno.

 

El profesional dice que la proteína roja últimamente está teniendo muy mala prensa debido a diferentes estudios que se han realizado donde se mencionan las diferentes maneras de consumo de carne, habiendo ciertos puntos que llevan a conclusiones desacertadas, lo cual se utiliza para crear confusión en la población mundial.

 

En palabras de Fernández Bueno, “lo primero que hay que saber es que el humano es omnívoro, por eso la alimentación es una elección y muchas personas simplemente comen lo que pueden. En ese sentido, el humano está hecho para consumir de todo”.

 

Lo segundo que menciona el profesional es que el abuso de cualquiera de los alimentos, es decir su consumo repetitivo, trae unas consecuencias.

 

De acuerdo con Fernández Bueno, “hay un estudio de la Academia de nutrición americana de 2016 que dice que las dietas vegetarianas bajan hasta el 62% el riesgo de padecer una diabetes tipo dos y eso es correcto. Ahora bien, la persona que decide ser vegetariano debe tener cuidado porque muchos necesitan tomar algunas vitaminas y aminoácidos que no vienen en los productos que consume”. (Lea: Por qué no ser vegetariano o vegano)

 

El consumo de carne roja se asocia a tres enfermedades graves como el cáncer, aumento de padecimientos cardiovasculares y diverticulitis. Por eso, cada vez que se encuentran estudios se debe analizar si se habla de carne roja fresca o de carne procesada.

 

“Lo digo porque hay muchos estudios americanos que hablan de carne roja, pero le meten carne roja procesada que hace referencia a la carne de hamburguesa. Este último tipo de carne está procesado y lleva una determinada cantidad de conservantes y de aumento de sal, que hace que incremente ciertos parámetros tanto en las enfermedades oncológicas, enfermedades cardiovasculares y en diverticulitis”, describe Fernández Bueno.

 

El profesional aclara que cuando se realizan estos estudios se hacen en personas con un consumo de carne excesivo, por eso hay que consumirla de una manera equilibrada.

 

Hay que hacerle un llamado a los consumidores a que piensen antes de comer, pues si se consume un filete de carne de res todos los días acompañados de alimentos fritos, el resultado es que se sufrirá de diverticulitis, cáncer y alteraciones cardiovasculares”, concluye Fernández Bueno. (Lea: Informe sobre cáncer no es llamado a dejar de consumir carnes: OMS)