Cómo escoger el desparasitante adecuado para bovinos

Por: 
CONtexto ganadero
08 de Agosto 2022
compartir
Desparasitante adecuado para bovinos
Para escoger el desparasitante bovino indicado, hay que tener en cuenta a qué grupo pertenece. Foto: axoncomunicacion.net

La elección de un desparasitante para los bovinos es clave para la eficacia y éxito del proceso. Por eso, expertos hacen algunas recomendaciones que deben ser tenidas en cuenta por parte de los productores. Conozca de qué se trata.

 

Enrique Rimbaud, especialista en sanidad animal, expone que no todos los desparasitantes sirven para todo debido a que no contienen lo mismo. Existen cuatro grupos de antiparasitarios, que combaten los parásitos internos. (Lea: 5 claves a la hora de desparasitar bovinos)

 

El grupo más conocido son las lactonas macrocíclicas que hacen referencia a la ivermectina, epinomectina. Este grupo tiene varias particularidades buenas y malas, pues en su momento causó una revolución porque son 21 días de acción efectiva”, menciona Rimbaud.

 

Los problemas de este grupo es que son excelentes contra gusanos redondos, es decir, contra nematodos y se puede suministrar a hembras que se encuentren preñadas. Sin embargo, el profesional dice que el aspecto negativo de estas es que no actúan contra tenias, fasciola y otros parásitos potentes.

 

“Entonces no podemos usarlo contra todo. Y el otro problema que hay es el uso indebido, porque en muchas ocasiones se hace un sobre uso del producto, lo cual genera que se cree una resistencia, esto quiere decir que estamos teniendo parásitos que no se matan con nada”, describe Rimbaud.

 

El profesional aclara que este tipo de desparasitantes no se le puede brindar a vacas que se encuentren en producción de leche porque el periodo de retiro de estos productos es de 30 días, y es claro que ningún productor va a dejar de ordeñar su animal durante este tiempo.

 

Luego está el grupo de los benzimidazoles o tomas blancas que tienen ventajas y desventajas. Una particularidad de este grupo es que se brinda por vía oral. (Lea: Aprenda a desparasitar al ganado de forma oral)

 

En palabras de Rimbaud, “una de las ventajas de estos es que matan a los gusanos redondos, las tenias y la fasciola, o sea los mata a todos. Pero como siempre hay un pero, estos productos no se puede dar a hembras preñadas porque si la damos en el primer tercio de gestación abortan y si se hace en el segundo tercio pueden abortar o neonatos con malformaciones”.

 

Estos productos se pueden utilizar en terneros, vaquillas de vientres, toros en desarrollo, toros y novillos. El tercer grupo son los imidazoles que tienen la ventaja que se le puede brindar a hembras preñadas y que como su accón efectiva es de ocho horas, también se le puede suministrar a las vacas lecheras, lo cual hace que no deja residuos en la leche. Además, es inmunoestimulante, lo cual genera que se trabaje en la inmunidad del animal.

 

La desventaja de este grupo es que solo mata gusanos redondos, no a las tenias ni fasciolas. Otra desventaja que asusta aveces a los productores es que aparece el síndrome tremorígeno en terneros, que es normal y no muere, pero su aspecto de acción es reducido”, afirma Rimbaud.

 

El cuarto grupo está compuesto por medicamentos como nitroxinil, closantel, rafoxanida que tienen como ventaja un periodo de duración efectiva de 45 días, lo cual prolonga el periodo de retiro a 60 días, lo cual perjudica a las producciones de lechería.

 

Estos matan a los gusanos redondos, matan las tenias, las fasciolas, pero no se pueden usar en hembras preñadas porque en el ternero puede nacer con ceguera nocturna”, comenta Rimbaud.

 

Finalmente, el experto dice que con toda esta información, el productor puede conocer todo el espectro existente en el mercado y así saber qué usar dependiendo de las ventajas y desventajas de cada uno, así como el objetivo que se tenga con el mismo. (Lea: Qué se debe analizar antes de desparasitar a los bovinos)