Conozca el plan sanitario de la Ganadería Gualanday

Por: 
CONtexto Ganadero
22 de Mayo 2017
compartir
plan sanitario, plan sanitario de la Ganadería Gualanday, Ganadería Gualanday, gira técnica en Fedegán, gira técnica en Fedegán en Córdoba, CONtexto ganadero
Los planes sanitarios de otras empresas ganaderas no se pueden copiar o replicar en su finca. Foto: Fedegán
A la hora de configurar un plan sanitario es necesario tener claro el inventario de cuáles son los problemas y enfermedades que más se presentan en el medio en el que se encuentra la empresa ganadera, independientemente de que su enfoque sea lechería, ceba o cría.
 
Es importante tener presentes aspectos como instalaciones, alimentación, detección temprana de las enfermedades, vacunaciones o aspectos de manejo, para desde allí prevenir y evitar dificultades.
 
Los planes sanitarios de otras empresas no se pueden copiar o replicar. Cada finca es un mundo diferente y por ello este procedimiento debe basarse en las necesidades propias de su predio, de su entorno y de sus animales. (Lea: Higiene y sanidad en el hato, sinónimo de rentabilidad ganadera)
 
Lo invitamos a analizar y estudiar el plan de la Ganadería Gualanday. Esta empresa, ubicada en Planeta Rica, será una de las 7 fincas que harán parte de la 15 Gira Técnica Nacional que realizará Fedegán del 13 al 16 de junio en la región de San Jorge en Córdoba.
 
Manejo de la cría
 
Después del parto normal o asistido se valora si la madre tiene instinto materno. Si es así se permite que la parturienta atienda a la cría y la limpie. Estos lamidos hacen las veces de masajes que activan su circulación y la estimulan a que se levante y mame.
 
Asimismo se supervisa que el becerro mame durante las primeras 5 horas de vida para garantizar buenos anticuerpos en él
 
Después de que la madre atiende al ternero, el encargado debe cortar con una tijera limpia el ombligo a unos 4 cm  de la piel. Posteriormente le debe aplicar una pequeña cantidad de solución de yodo al 10% para desinfectar la parte interna y externa del ombligo y dejarle allí durante 2 minutos. (Lea: Planes sanitarios deben apuntarle a la prevención de
 
Luego de este proceso, esta práctica se debe realizar diariamente en la mañana y en la tarde. En este caso el desinfectante se debe aplicar en la parte de fuera por 3 o 4 días hasta que seque correctamente.
 
Al animal también se le realiza el descorne con crema los primeros días de vida. Los terneros son retirados de las madres después que se tomen el calostro en un promedio de 5 días. Se quedan en la empresa solamente los embriones y uno que otro animal.
 
Manejo del ternero 0 a 3 meses de edad
 
La primera desparasitada tanto interna como externa y vitaminada se realiza en los primeros 2 meses de nacido y luego, según el programa que se establezca se desparasita a los 2 meses y medio y se le aplica la primera dosis de las enfermedades clostridiales.  A los 30 días se revacuna y también se le aplica la vacuna contra la brucelosis y la vacuna contra la fiebre aftosa.
 
Manejo de la vaca recién parida
 
Si luego del parto la vaca muestra actitud materna, se permite que atienda al ternero. Este contacto de la madre con la cría estimulará la producción de la hormona oxitocina, la cual facilitará la expulsión del calostro y la placenta. (Lea: Toda finca ganadera requiere de un plan sanitario)
 
El encargado debe velar que la vaca expulse la placenta antes de las 12 horas, aunque generalmente este ocurre entre las 2 y 6 horas luego del parto.
 
Si lo anterior no ocurre, se consideraría como un caso de placenta retardada o retenida. En ese caso no intente arrancarla si no se desprende, en su lugar se le debe notificar al médico veterinario.
 
A los 4 meses de que la vaca haya parido, se debe desparasitar y vitaminizar con el medicamento de elección.
 
Manejo de la vaca seca
 
Lo primero que se tiene en cuenta para secar un animal es su condición corporal, esto es un parámetro que permita tomar la mejor decisión sobre si un animal se encuentra próximo a la seca, teniendo en cuenta los días de preñez de mismo.
 
Dependiendo de la condición corporal se secan los animales antes de los 7 meses de gestación, si no a los 7 meses.
 
En el momento del secado se le aplica un producto intramamario  para garantizar una ubre sana en la siguiente lactancia. También se le aplica un vermífugo seguro para la gestación y vitaminas para garantizar una buena recuperación post destete. (Lea: Prevenir antes que curar, la filosofía pecuaria)
 
A los animales en el ordeño se les realizan baños periódicamente y a criterio de las personas encargadas.
 
El periodo de una vaca seca es uno de los momentos más cruciales de la Ganadería Gualanday ya que, en este tiempo se debe garantizar que los animales tengan una recuperación total.
 
Si se logra una buena condición corporal en el próximo parto, se obtendrán animales capaces de producir leche y que en sus primeros meses de vida tengan un buen desempeño reproductivo.
 
Para un mejor desempeño de estos animales en la empresa ganadera, se suplementan durante el secado.  
 
Cuando los animales llegan a los 8 meses de gestación se llevan a un potrero de preparto para suministrarles un suplemento y garantizar la mansedumbre de las vacas primíparas. 
 
Entre más profundo y completo sea el plan sanitario de la finca, hay menos posibilidades de que se presenten enfermedades y por ende las inversiones en ese sentido se reducen considerablemente lo que ayuda a que el hato sea más rentable.  (Lea: Sanidad en el hato, herramienta para evitar males reproductivos)
 
Aquellas personas que estén interesadas en participar o en conocer más sobre la Gira Técnica Ganadera Nacional de Fedegán pueden escribir al correo [email protected] o comunicarse al número telefónico (1) 3819789.