Conozca la importancia del manejo del pasto al primer pastoreo

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Abril 2021
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero,  primer pastoreo, manejo al primer pastoreo, semillas, materiales vegetativos, plantas, semillar
Una de las recomendaciones del experto es nunca dejar semillar el material. Foto: diariocol.com

El establecimiento de las praderas es uno de los temas que más mencionan los expertos a la hora de hablar de procesos de agricultura, ya que necesita un manejo adecuado evitando que se cometa el menor número de errores.

 

Las pérdidas económicas en las explotaciones ganaderas suelen presentarse con mucha frecuencia como consecuencia del mal manejo. En el caso del establecimiento de praderas, existen unas recomendaciones que brindan los expertos y profesionales que deben convertirse en la biblia de los productores si quieren garantizar un pastoreo para sus animales. (Lea: ¿Sabe usted cómo escoger una semilla para su finca?)

 

Raúl Rojas, director técnico de forrajes de Sáenz Fety, indica que es muy importante que el productor tenga en cuenta el manejo al primer pastoreo.

 

Si yo dejo semillar el pasto como tradicionalmente lo hacemos, la calidad nutricional se disminuye y cuando los animales vayan a ingerir ese alimento no va a ser rico y no habrá buena palatabilidad, por lo que los bovinos empiezan a rebuscar y a tumbar plantas”, explica Rojas.

 

Muchas veces el error que cometen los productores es dejar semillar el material para que esta caiga al suelo y germine. Sin embargo, esta no es la opción más recomendada por las personas que han estudiado el proceso.

 

De acuerdo a Rojas “por la posición geográfica en la que se encuentra Colombia, cerca de la línea del Ecuador, aquí tenemos unas 12 horas de luz constante a lo largo del año. Aquí amanece a las 5:30 o 6:00 a.m y anoche a las 5:30 o 6:00 p.m. todos los días del año”. (Lea: Colombia tiene en las semillas potencial como despensa alimentaria del mundo)

 

La semilla para que cargue bien y sea un embrión viable necesita de mayor cantidad de horas luz. El profesional ejemplifica que en países como Brasil hay épocas del año en donde anoche a las 9:00 o 10:00 p.m., teniendo unas horas más de luz.

 

“Estas horas generan un estímulo para que la semilla cargue bien. Esta es la razón por la cual no se debería semillar nunca un material, porque se pueden obtener muchos daños. La realidad es que las plantas tienen dos maneras de reproducirse, una produciendo semillas y la otra generando hijos. El objetivo como productor es que las plantas produzcan hijos porque cada uno de estos es una nueva planta”, describe Rojas.

 

Esto quiere decir que entre más plantas se tenga se logrará una mayor producción lo cual se ve directamente reflejado en la mejoría de la leche o la carne de los animales que se tengan en los sistemas productivos.

 

Es muy importante tener en cuenta que una pradera que defina el pastoreo nunca se debería dejar semillar porque va a ocurrir que se caen unas encimas encima de otra, lo que hace que se ahoguen. En otras ocasiones lo que sucede es que el pasto queda tan lignificado que los animales no se lo van a querer comer y la calidad nutricional termina siendo muy poca”, asegura Rojas.

 

Finalmente, este tipo de situaciones terminan por generar muchas pérdidas en el negocio ganadero porque los animales se quedan sin aportes nutricionales óptimos y el suelo no queda en las mejores condiciones.