¿Sabe usted cómo escoger una semilla para su finca?

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Septiembre 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, semillas, escogencia de semillas, compra de semilas, compra de semillas finca, cuál semilla compro, qué semilla compro, qué semilla le sirve a mi finca, semillas para pasturas, semillas para fincas, ganaderos, ganaderos colombia
Para escoger una semilla, es importante que el productor proyecte su inversión a 5 años. Foto: jardinplantas.com

El establecimiento de pasturas es una tarea que requiere de mucha investigación, razón por la que debe hacerse basado en las condiciones del suelo del predio. CONtexto ganadero explica cómo tomar la mejor decisión al momento de comprar y escoger pasos.

 

A la hora de comprar un material de pasturas para los predios, los productores deben fijar su total atención en todo lo que hay detrás de la bolsa que suelen adquirir, pues muchas veces no se toman las decisiones enfocadas en las necesidades de la finca. (Lea: Colombia tiene en las semillas potencial como despensa alimentaria del mundo)

 

Esta es la razón principal por la que el especialista Pablo Felipe de Valenzuela expone que a lo largo de su experiencia ha realizado una división que alberga los factores que influyen en la escogencia del material por parte del productor.

 

“Esta decisión la he tomado por dos brazos, en donde una es por precio, calidad o valor cultural y el otro por variedad dependiendo de lo proyectado a 5 años. Esto lo he dividido así dependiendo de las preguntas que hacen los productores diariamente”, explica de Valenzuela.

 

Precio, calidad o valor cultura

 

En cuanto a la primera está basada en el precio, pues como lo menciona el experto, generalmente muchas personas se guían por el monto más económico, siendo este un error porque en ocasiones las semillas de menor precio no cumplen con los requerimientos que demanda la finca.

 

“Eso es algo en lo que hemos venido fallando, por eso estamos encontramos potreros mal establecidos y poca densidad de plántulas por metro cuadrado y la poca nutrición en nuestros animales”, menciona de Valenzuela.

 

En muchas ocasiones, por ser la semilla de un bajo costo, los productores tienden a subir la cantidad de este material como justificación de su precio, como lo menciona el experto, quien detalla que el utilizar más kilos por hectárea no garantiza que se tengan más plántulas por metro cuadrado. (Lea: Siembras inician con alerta por semillas de mala calidad)

 

“En esta rama también está la poca información de tiempo de la semilla en los almacenes y distribuidores, pues hay momentos en los que se encuentra este material que lleva muchos días y meses ahí guardadas, razón por la que la venden a menor precio. Pero es importante destacar que esas semillas no suelen cumplir la función para la cual están creadas, pues terminan haciendo que las variedades que estamos requiriendo se mueran en el tiempo”, asegura de Valenzuela.

 

A esto se le suma el manejo dado durante el transporte de la semilla, pues al estar expuesta a las inclemencias del clima, esta puede estresarse como lo afirma el experto, quien expone que “debemos entender que esta es un ser vivo y que siente por lo que puede tener periodo de latencia en el que no muestre los resultados que está programada para dar en campo”, sostiene.

 

Por variedad dependiendo de lo proyectado a 5 años

 

El experto describe que al momento de comprar semillas, el productor debe proyectarse a 5 años. Por esta razón es el mismo dueño del predio quien debe analizar cuál es la variedad que necesita para la explotación que se tiene.

 

Añadido a esto, el lugar en el cual se tiene la finca y sus alrededores entra a jugar un papel importante porque “muchas veces queremos hacer lo que está haciendo el vecino, pero no miramos que tenemos otras características para las cuales no nos puede funcionar la misma semilla. Todas las fincas son un mundo totalmente distintas, por lo que su manejo debe ser diferente”, asevera de Valenzuela.

 

La compra de ese material vegetal debe proyectarse a una inversión de 5 años, teniendo presente el tipo de sistema de manejo que se va a llevar a cabo durante ese periodo de tiempo. Todo esto, teniendo presente que no se puede seguir planeando a la deriva con propuestas que no sean claras. (Lea: Conservar e identificar semillas, un beneficio para la ganadería)

 

“En ocasiones se toma la decisión bajo situaciones irreales, es decir que no vemos lo que está pasando en nuestra finca. El claro análisis de lo que se tiene hace que las siembras sean un éxito rotundo y que se tengan muy buenos resultados, donde los costos de inversión van a ser mininos en el tiempo”, concluye de Valenzuela.