Conozca una nueva alternativa para controlar las garrapatas en México

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Agosto 2022
compartir
Nueva alternativa para controlar las garrapatas en México
El extracto de algunas semillas como la jimaca, ayuda en la disminución de garrapatas en bovinos. Foto: magicgardenseeds.es - es.wikipedia.org

Los Phipicephalus microplusy Amblyomma mixtum son ectoparásitos de importancia económica en la ganadería, por lo que para su control han aparecido acaricidas como el extracto de semillas de Pachyrhizus erosus. Conozca de qué se trata.

 

Para eliminar estos organismos, generalmente se usan acaricidas químicos que ocasionan resistencia, además de convertirse en contaminantes por los residuos que dejan. Es por esto que, en un artículo de la Revista Mexicana de Agroecosistemas, Jose Alberto Gío, José Luis Cámara y Juan José Sandoval presentan un estudio que realizaron con una nueva alternativa de acaricida. (Lea: Conozca la ecología y dinámica de la garrapata para combatirla)

 

Esta investigación evaluó el efecto ixodicida del extracto de semillas de jimaca también conocida Pachyrhizus erosus para el control in vitro de garrapatas adultas Phipicephalus microplusy Amblyomma mixtum en bovinos.

 

En México, el método más empleado para controlar los parásitos externos es mediante ixodicidas químicos, principalmente los piretroides sintéticos, organofosforados, lactonas macrocíclicas y amidinas.

 

No obstante, el uso desmedido de estos químicos implicaría la generación de vectores cada vez más resistentes lo que produce estrés físico e incrementa la susceptibilidad al padecimiento de enfermedades secundarias en el ganado, afectando la producción.

 

Algunos autores han determinado en la semilla de jímaca un efecto inhibidor del crecimiento al reducir la sobreproblación. Por lo que en el estudio se colectaron semillas con las características macroscópicas adecuadas, retirando las dañadas por plaga o mal manejo. Luego de recolectadas se realizó un proceso de secado vertiendo las maduras en charolas de aluminio y colocándolas en una estufa de aire a 60ºC durante 72 horas para eliminar toda la humedad posible y facilitar su extracción.

 

Una vez la semilla estuviera seca, se molió para ser colocado en vasos en los que se diluyó con etanol al 95%. El uso de etanol como solvente se hizo con el objetivo de obtener una mayor concentración y aprovechamiento de la toxicidad; pasado el tiempo se filtró la solución para eliminar cualquier excedente, finalizando con la evaporación en un baño María por 20 minutos y obteniendo un extracto concentrado. (Lea: Conozca el hongo que puede reducir las garrapatas en bovinos hasta en un 99%)

 

El efecto tóxico de las semillas de jicama sobre los ectoparásitos obedece a la presencia de metabólicos secundarios en la semillas, principalmente de la rotenona.

 

Sin embargo, el efecto tóxico de la semilla sobre los individuos de la familia ixodidae en el estudio no solo puede ser atribuido exclusivamente a la rotenona ya que existen en la planta otros componentes como la eosona, paquirrizona, dolienona y paquirrizima que también tienen un efecto tóxico o inhibidor sobre artrópodos.

 

Los porcentajes de moratlidad determinados en este estudio fueron de entre 80 y 96%, lo que determina ser la base para realizar próximas investigaciones de tal manera que se abre una puerta para reducir la contaminación ambiental.

 

Los autores de la investigación dicen que evaluar la efectividad del extracto de semillas de jímaca es un paso más para impulsar el uso de extractos vegetales como un medio de control de ectoparásitos, convirtiéndolos en una alternativa económica y ambientalmente sustentable para las produccion ganaderas. (Lea: Analizan métodos de control estratégico contra la garrapata común del bovino)