¿Cuándo utilizar los prebióticos, probióticos y simbióticos?

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Noviembre 2019
compartir
Prebióticos, probióticos, simbióticos, aditivos ganadería, diferencias, características prebióticos, características probióticos, características simbióticos, uso aditivos ganadería, Prebióticos ganadería, prebióticos ganado, probióticos ganado, probióticos ganado bebida, probióticos ganado colombia, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
Estos aditivos para alimentación animal influyen positivamente en el rendimiento y bienestar de los animales. Foto: nutricionanimal.info

Estos 3 tipos de aditivos son alternativas que pueden ayudar mejorar la microflora intestinal de los vacunos, contribuyendo a estimular el sistema inmune y a mantener la salud del animal. Conozca en qué se diferencian y cómo funciona cada uno.

 

Estos aditivos para piensos elevan la resistencia a la colonización por bacterias patógenas y la respuesta inmune de la mucosa intestinal, con lo cual además de elevar el estado sanitario, se reduce el riesgo de transmisión de patógenos al consumidor final.

 

Probióticos

 

El portal Nutrición Animal, especificó que los probióticos empezaron a emplearse en alimentación animal desede los años 70. En 2002, la FAO y la OMS definieron el término ‘probiótico’ como “microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, son beneficiosos para la salud del huésped”.

 

Así pues, un microorganismo podrá ser considerado ‘probiótico’ en la medida en que demuestra un efecto positivo sobre la salud de la persona o el animal que lo consuma. (Lea: Crean bebida con probióticos que fortalece sistema inmune del ganado)

 

Sus modos de acción van desde la desactivación de toxinas, la promoción de la barrera gastrointestinal, la permeabilidad del epitelio intestinal, actividades enzimáticas que inducen a la digestión y absorción de nutrientes, entre muchas otras.

 

Según la legislación de la Unión Europea, los principales géneros son los Bacillus, Lactobacillus, Enterococcus, Bifidobacterium, Clostridium (bacterias) y Saccharomyces (levaduras). Su inclusión mejora el mantenimiento de la flora microbiana en los rumiantes y aumenta su rendimiento.

 

Estudios han demostrado que la incidencia de diarrea en terneros se redujo cuando fueron alimentados con leche fermentada de cultivos mixtos de bacterias de ácido láctico, o con una mezcla de L. acidophilus y la levadura Sacchromyces cerevisae. También se ha reducido la mortalidad y los recuentos de coliformes fecales con otras preparaciones con Lactobacillus.

 

Con estos aditivos, se han registrado mejores ganancias de peso en las crías, mientras que en vacas lecheras, las levaduras han contribuido en un aumento de la ingesta de materia seca y de la producción de leche. (Crónica: Personas que trabajan elaborando productos con probióticos)

 

Prebióticos

 

Estos se definen como “ingredientes alimentarios no digestibles que afectan beneficiosamente al huésped, estimulando de forma selectiva el crecimiento y / o actividad de una o un número limitado de bacterias en el colon“.

 

Para ser clasificada como prebiótico, una sustancia debe cumplir al menos 3 criterios: No ser absorbida en el estómago o intestino delgado, debe ser selectiva para las bacterias comensales beneficiosas del intestino grueso y su fermentación debe inducir efectos beneficiosos para el huésped. La mayoría son carbohidratos y oligosacáridos.

 

En rumiantes, su empleo se ha limitado debido a que estos animales no pueden degradar muchas de estas sustancias. No obstante, se han hecho avances para proteger los prebióticos de procesos ruminales y suministrarlos tanto en ganado de leche como de carne.

 

Simbióticos

 

Estos fueron definidos en los años 90 como una mezcla de probióticos y prebióticos, con efectos positivos en el huésped y avances en la supervivencia de suplementos dietéticos microbianos vivos. En rumiantes, todavía se requieren más estudios para probar su eficacia.

 

Aun así, algunos han arrojado resultados positivos, como un incremento en la producción de leche y una menor propensión a enfermedades al igual que una reducción en el estrés. (Lea: Suplementos líquidos y probióticos, esto es lo que usted debe saber)