Envían a la cárcel a exalcalde por malos manejos de un frigorífico

Por: 
CONtexto Ganadero
04 de Julio 2014
compartir
cuota de fomento
Con esta condena se sienta un precedente en materia judicial a la hora de apropiarse de recursos que provienen de los ganaderos. Foto: CONtexto Ganadero.
26 años de cárcel deberá pagar Horacio Álvarez Ceballos, exmandatario de Restrepo, Meta, quien junto a su esposa y secretaria, a través de una doble contabilidad, generaron un detrimento patrimonial de $1.286 millones en la planta de sacrificio de la población.
 
Luego de una larga investigación disciplinaria, que inició en 2010 con la denuncia a la Procuraduría Regional liderada por la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán-FNG, respecto a los malos manejos de los recursos de la Cuota de Fomento Ganadero y Lechero, el exalcalde de Restrepo, Meta, Horacio Álvarez Ceballos, fue condenado a 26 años de cárcel por irregularidades en el recaudo de los dineros del impuesto de degüello, de la contribución parafiscal y del servicio de sacrificio entre 2008 y 2010 en la planta de sacrificio municipal. (Lea: Ganadero, ‘pilas’ con los compromisos que tiene en 2014)
 
Además del exmandatario local, su esposa, Elma Velásquez Carrillo, y su secretaria, Quimy Álvarez López, fueron sentenciadas a 11 años de prisión, por el delito de complicidad, pena que purgaran desde su residencia, ya que el juez del juzgado Tercero Penal del Circuito de Villavicencio, les otorgó la detención domiciliaria.
 
Ante esta condena, que castigó la malversación de recursos de los ganaderos, CONtexto Ganadero consultó con fuentes de Auditoría Interna de Fedegán-FNG. Según señalaron, la investigación empezó en 2009 y concluyó con una denuncia formal en 2010 ante la Procuraduría Regional, la cual se presentó por las irregularidades que estaban presentando en el centro de sacrificio, en donde los recursos de la cuota de fomento, el impuesto de degüello y parte del dinero que cobraban por faenado, corrían peligro. (Lea: Cuota de Fomento Ganadero y Lechero comenzó a aplicarse)
 
Como había personal de la Alcaldía vinculado en el tema, se llevó a cabo una denuncia para que se iniciara una investigación disciplinaria, que desembocó en un proceso penal, ya que se trataba del robo de recursos públicos, argumentó una de las fuentes consultadas por este medio.
 
No fue un proceso fácil, porque la administración del matadero tenía una doble contabilidad. Sin embargo, a la hora de los reportes que entregaban a diversas entidades de control como el Invima y la Policía, los datos no coincidían con el real funcionamiento del centro de sacrificio. Esto, aunado a la denuncia interpuesta por parte de anteriores funcionarios del establecimiento respecto a los malos manejos ante Fedegan-FNG, constituyeron indicios fundamentales para que la oficina de Auditoria Interna implementara un punto fijo de control a través de un funcionario, quien estuvo al tanto de la operación del faenado que ocurría en Restrepo de febrero de 2010 hasta agosto de 2011.  (Lea: El 25 de septiembre vence plazo para pago con rebaja de intereses)
 
Cegafrim era simplemente un administrador de un bien cedido para su manejo. Es decir, la planta es del municipio y se la entregó a un tercero para que la administrara. Lo que ocurrió fue que los dineros terminaron girados a nombre de la esposa del alcalde, razón por la que fue vinculada con la investigación y condenada por complicidad, agregó un funcionario quien se reservó su nombre por seguridad, ya que en el pasado hubo hostigamientos a quienes laboran en Fedegán por esta situación.
 
La deuda, cercana a los $300 millones, por concepto de la cuota de fomento, se recuperó en su totalidad, luego de que las investigaciones empezaran, ya que en el afán de detener las pesquisas tanto disciplinarias como legales, el representante legal de Cegafrim pagó los dineros adeudados al FNG.
 
Señor ganadero, denuncie
 
Tras la condena a 26 años al exalcalde de Restrepo, por irregularidades frente al Complejo Ganadero Frigorífico, Cegafrim, el Fondo Nacional del Ganado-FNG, hace un llamado a los productores bovinos del país para que si conocen alguna irregularidad de esta índole, en donde no se estén trasladando las cuotas de fomento de carne y leche, denuncien, ya que el robo o la deviación de los recursos parafiscales impiden su reinversión en el sector ganadero.
 
Con esta condena se deja un precedente importante de tipo penal, ya que de esta forma las alcaldías municipales deben comprender que su papel es el de recaudar los dineros y trasladarlos al Fondo Nacional del Ganado, para que estos sean usados en favor de los miles de productores del país, más no para que se apropien en favor de intereses de terceros, reseñó Carlos Salazar, coordinador de Recaudo y Cartera de Fedegán-FNG.
 
Esta es la tercera oportunidad en que un funcionario público es condenado por el hurto de los recursos parafiscales, las 2 anteriores se dieron en el municipio de El Colegio, en Cundinamarca; y en San Gil, Santander.