Esta es la importancia del betacaroteno para las vacas lecheras

Por: 
CONtexto ganadero
08 de Agosto 2022
compartir
betacaroteno nutricion ganado lechero
El ß-caroteno o betacaroteno es una fuente de vitamina A que es antioxidante, mejora parámetros reproductivos e incrementa la producción de leche. Foto: bmeditores.mx - es.wikipedia.org

El ß-caroteno o betacaroteno es una fuente de vitamina A que es antioxidante, mejora parámetros reproductivos e incrementa la producción de leche. En CONtexto ganadero hemos hablado de los efectos del betacaroteno en la carne, ahora hablaremos de cómo incide en la producción de leche en vacas.

 

El artículo del Dr. Armando Enriquez explicó que los carotenoides son los pigmentos que permiten la coloración de las plantas, aves, peces, insectos, etc. En consecuencia, es un componente importante de las plantas verdes como los pastos y forrajes, aunque su contenido en forrajes es variable.

 

“Los factores más importantes que reducen la concentración de ß-caroteno en las plantas son el método de preservación (secado o ensilado), la duración de la preservación, las condiciones de la preservación, la duración del almacenamiento y el tipo de procesamiento del material seco”, precisó. 

 

El contenido de ß-caroteno varía entre las hojas y los tallos, dependiendo de la época del año o según la edad de la planta. La sustancia interviene en distintas funciones biológicas del organismo animal. (Blog: Si la leche es blanca, por qué la mantequilla es amarilla)

 

 

ß-caroteno y vitamina A

 

En los años 40, época en la que no se disponía aún con vitamina A sintética y la única fuente de ésta se disponía de los forrajes de la dieta, los estudios se enfocaron esencialmente al índice de conversión del ß-caroteno en vitamina A.

 

El índice de conversión es que el bovino convierte 1 mg de ß-caroteno a 417-667 UI de vitamina A; existiendo variaciones como el ARC (Consejo Británico de Investigación Agrícola) que establece 557 UI, o el NRC (Consejo Nacional de Investigación de los EUA) que establece 400 UI.

 

Cuando el ganado ingiere el forraje, es capaz de transformar el ß-caroteno en vitamina A en la mucosa intestinal. Existe una correlación de raza para la transportación de ß-caroteno del intestino a la sangre: animales de raza guernsey transfieren más carotenoides a la leche que los de la raza holstein.

 

La pérdida de ß-caroteno en rumen es de 20 a 23 %. El 50% de la vitamina A puede provenir de ß-caroteno de la dieta. Esta relación de conversión solo es válida siempre y cuando la oferta de dicha sustancia se encuentre a la altura o nivel de las necesidades de mantenimiento.

 

 

El betacaroteno en la reproducción de las vacas

 

Existen reportes en que el ß-caroteno sanguíneo baja al momento del parto hasta 11 %, dos semanas después baja hasta 26 %, y 10 semanas después se incrementa hasta el 257 %. (Reportaje: ¿Cómo prefiere usted el color de la grasa en su carne?)

 

A finales de los años 70, científicos de Alemania detectaron que el ß-caroteno es esencial para el correcto desarrollo de ciertos procesos fisiológicos de los animales como la reproducción.

 

La deficiencia de ß-caroteno provoca desórdenes reproductivos como estros silenciosos, ovulación retrasada, bajo índice de concepción, mayor número de servicios, baja síntesis de progesterona, mayor índice de quistes ováricos, abortos, alto índice de enfermedad de becerros, mayor retención de placenta, metritis, etc.

 

 

La función antioxidante del betacaroteno

 

En años recientes, los carotenoides han adquirido una enorme importancia nutricional por su actividad de agente antioxidante. La literatura ha observado que el ß-caroteno estimula la proliferación de células T, PMN y la población de linfocitos, que combaten infecciones.

 

Finalmente, el ß-caroteno aumenta la protección del óvulo que mejora la fecundación y favorece la integridad de los epitelios para una mejora en la nidación. (Lea: La importancia de dar vitamina A al ganado en épocas críticas como la sequía)

 

El autor recomienda el uso de ß-caroteno durante las dos semanas previas al parto hasta la siguiente gestación. Las raciones deben contener más de 15 mg ß-caroteno por kg de MS, o aportar 18 mg ß-caroteno por kg de PV. O suplementar 200-400 mg/animal/día, 30 días antes de la fecha de parto hasta 60 días postparto.