Estas son las pérdidas que ocasiona la fascioliasis

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Mayo 2022
compartir
Fascioliasis en Santander
Los investigadores estimaron un valor de pérdidas económicas de USD 15.573 al año asociado al decomiso de fascioliasis. Foto: bmeditores.mx

Las fascioliasis es una enfermedad parasitaria causada por la fasciola hepática, el cual afecta a animales herbívoros y onmnívoros al igual que al hombre. En una investigación en Santander encontraron el lugar de la región donde se presenta con mayor frecuencia en bovinos. Lea más detalles.

 

Este parásito se localiza en los canalículos biliares de su hospedero definitivo, y sus huevos son liberados al medio a través de las heces. Posteriormente a la ingestión, las fasciolas se liberan en el intestino, y viajan el parénquima hepático donde se ubican a nivel de los conductos biliares y así causan inflamación, edema y obstrucción de los canalículos, que interfiere en el flujo normal de la bilis y genera desnutrición. (Lea: Desarrollan una cura para la fascioliasis bovina y ovina)

 

En Colombia, las mayores prevalencias de fascioliasis se presentan en zonas arriba de los 2.000 msnm, donde es endémico y afecta a más del 25% de la ganadería, generando pérdidas económicas que oscilan alrededor de unos $12.483 millones al año debido a factores como la disminución en la producción de leche, disminución de la ganancia de peso y pérdidas económicas asociadas a costos de tratamientos, estrategias de control y decomisos de hígado a nivel de plantas de beneficio.

 

Las principales variables epidemiológicas asociadas

 

Esta es la razón por la que Karina Andrea Mesa, Juan Camilo Fonseca, Jeiczon Jaimes se encargaron de hacer una investigación que tuvo como objetivo determinar las principales variables epidemiológicas asociadas a la frecuencia de decomiso por fascioliasis en la planta de beneficio municipal de Málaga, en Santander y así estimar las pérdidas económicas.

 

A partir de los datos obtenidos se evaluó la frecuencia de decomisos por fasciolasis con su respectivo índice de correlación (IC) 95% y se establecieron comparaciones entre los diferentes meses del año, sexo de los animales y el lugar de procedencia. Las pérdidas económicas anuales asociadas al decomiso de hígados en la planta de beneficio se calcularon estimando el total de kilogramos decomisados al año, multiplicado por el valor del kg de hígado en el mercado colombiano.

 

Durante el periodo de estudio se sacrificaron un total de 6944 bovinos, de los cuales el 58% eran hembras y el restante macho. En cuanto al lugar de procedencias, el 24.7%, 20.9% y 15.9% provenían de los municipios de Málaga, Concepción y el Cerrito, respectivamente, mientras que el 38.7% restante de los municipios de San Andrés. Capitanejo, Cascasí, Enciso, Guaca, Miranda, Molagavita, Macaravita, Tipacoque y Boavita.

 

En los resultados se encontró que, del total de faenados, 665 presentaron decomisos de hígados asociados a la presencia y observación directa de fascioliasis. Las hembras mostraron ser las más afectadas comparadas con los machos con decomisos del 14.3%.

 

De esta manera se observó una asociación estadística de la frecuencia de decomisos con el lugar de procedencia y meses del año con mayor frecuencia en municipios del Cerrito (18%), Guaca (16.1%) y Carcasi (12.2%), al igual que durante los meses de febrero (13.1%), mayo (13%) y noviembre (14.6%).

 

Los investigadores estimaron un valor de pérdidas económicas de USD 15.573 al año asociado al decomiso de fascioliasis con mayores pérdidas en los meses de noviembre y febrero, y menores en los meses de enero y marzo.

 

Además, se pudo concluir que la alta frecuencia de decomisos en el área de estudio puede ser explicada debido a la alta abundancia de poblaciones de caracoles de la especie L cousini en diferentes municipios de la provincia de García Rovira, lo cual incrementa el riesgo de transmisión hacia el ganado bovino y la convierte en una zona endémica que requiere una alta vigilancia y control.

 

Finalmente, para prevenir esta enfermedad en las fincas, en este medio se ha explicado que una forma de evitarlo es drenando los vallados o aguas estancadas haciendo un control periódico del potrero para localizar el huésped del parásito. (Lea: Tratamientos para prevenir y curar la fasciola hepática en bovinos)