Estudio demuestra que con GPS se pueden reducir cargas de enfermedades en bovinos

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Agosto 2021
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, gps, gps para las vacas, geolocalización de los ganados, enfermedades de los ganados bovinos, animales en riesgo
Los investigadores aseguran que con el GPS saben dónde están los animales durante un tiempo prolongado y así detectar focos de enfermedades. Foto: perulactea.com

En una investigación realizada en Tanzania encontraron que el uso de los GPS para monitorear los hatos de ganado puede facilitar intervenciones específicas que ayudarían a reducir la carga de enfermedades del ganado.

 

De acuerdo a un artículo publicado por el portal The Cattle Site, investigadores de la Universidad de Glasgow han rastreado ganado utilizando dispositivos GPS (sistema de posicionamiento global) satelital para obtener una mejor idea de cómo se propagan las enfermedades del ganado en parte Oriental de África.

 

Los hallazgos publicados en Scientific Reports, muestran que las intervenciones dirigidas en momentos específicos podrían reducir la carga de la fiebre aftosa, la peste de los pequeños rumiantes y el ántrax, que continua tomando partida de manera fuerte en el África subsahariana. (Lea: La importancia del GPS en las explotaciones ganaderas)

 

En el estudio, los investigadores se asociaron con agricultores en zonas rurales de Tanzania para monitorear docenas de rebaños de ganado usando rastreadores GPS. 

 

Para respuesta de esto, el equipo se sorprendió al descubrir que el ganado se movía a distancias largas todos los días, hacia y desde tierras de pastoreo compartidas a un promedio de 7.5 kilómetros con movimientos ocasionales de hasta 12 kilómetros.

 

Los lugares donde los animales estaban en mayor riesgo eran aquellos donde tenían que reunirse durante periodos prolongados, como en los pozos de agua y los baños de inmersión para el ganado, espacio en donde los bovinos son tratados regularmente para combatir una problemática muy común llamada parásitos.

 

Los científicos de la investigación aseguran que sus hallazgos marcan un paso importante en la comprensión de cómo desarrollar estrategias efectivas para controlar una serie de enfermedades en entornos similares.

 

“No teníamos idea de hasta dónde movían los ganadero su ganado cada día, y mucho menos dónde eran más probables los contracto entre los rebaños”, comenta la doctora Divine Ekwen, epidemióloga veterinaria de la Universidad de Glasgow. (Lea: Vacas con GPS, el pastoreo del futuro)

 

La coautora de la investigación, la dra Tizania Lembo, quien también es de la Universidad de Glasgow, agrega que “la biología del patógeno es particularmente importante al resolver estos riesgos. Algunos patógenos del ganado requieren contactos físicos cercanos para la transmisión, mientras que otros pueden transportarse por el aire o el agua a largas distancias o pueden permanecer infecciosos en el medio ambiente durante periodos prolongados”.