Fisiología de la glándula mamaria de la vaca

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Mayo 2019
compartir
Fases, mamogénesis, lactogénesis, galactopoyesis , secado, ubre, leche, producción, funcionalidad, secreción, glándulas mamarias, vaca, producción de leche, calostro, estimulación, estimular, lactancia, preñez, Fisiología de la glándula mamaria de la vaca, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
El cuidado de la ubre de la vaca influye en la cantidad de leche que pueda recibir la cría y que pueda dar para el consumo humano. Foto: Ganaderia .com

La glándula mamaria tiene cuatro fases y su función es producir leche para el ternero y el consumo humano. Está constituida por cuatro glándulas, cuartos o visualmente pezones, los cuales funcionan independientemente y secretan leche cada uno por su propio canal.

 

César Jiménez, médico veterinario, indicó que la glándula mamaria cuenta con 4 fases las cuales cada tienen características de acuerdo su funcionalidad.

 

La primera fase es la mamogénesis, la cual “tiene que ver con el desarrollo de la glándula mamaria que va a generar la producción de leche desde que está inactiva, hasta el momento que se activa la producción cuando la vaca está preñada, específicamente cuando se aproxima al parto”, explicó Jiménez. (Lea: Conozca la importante función del parénquima mamario)

 

Todas estas glándulas tienen el mismo proceso y se activan en la proximidad del parto, el desarrollo de la ubre se da más o menos 50 a 60 días antes del nacimiento de la cría, pero a ojo humano solo se logra observar 20 a 30 días antes, dijo Jiménez.

 

La segunda fase es conocida como lactogénesis y se refleja en la producción de leche cuando los tejidos de la glándula mamaria comienzan a tener una actividad en el último tercio de la gestación y primeros días de lactancia.

 

Jiménez comentó que este proceso es el inicio de la asimilación y secreción de la leche por las células epiteliales de los alvéolos mamarios. En este momento se decantan los nutrientes, las proteínas y las sustancias necesarias para producción de la leche.

 

El sistema secretor se compone por los alvéolos y sus funciones son remover los nutrientes de la sangre, transformar estos nutrientes en leche y descargar la leche dentro del lumen. (Lea: Anatomía de la ubre, asunto que le compete a los ganaderos)

 

La lactogénesis tiene dos etapas. Lactogénesis 1 es el punto de partida en su funcionalidad durante el último tercio de la gestación y la lactogenesis 2, inicia con la secreción de leche, producción de calostro y luego leche normal.

 

Para que estos tejidos produzcan leche, deben ser estimulados y tienen un tiempo de lactancia.

 

La tercera fase es la galactopoyesis, también conocida como lactopoyesis, la cual se refiere al recorrido que hace la leche desde donde se produce (alvéolos), por medio de los conductos galactóforos, hasta los pezones donde podrá ser succionada por el ternero, expuso el profesional.

 

Finalmente Jiménez aseguró que “la glándula mamaria debe tener un proceso de descanso para que recupere parte de su vitalidad, de su función productora y de regeneración, no solo por el proceso de secretar leche, sino porque pudo haber tenido golpes u otros agentes patógenos que pudieron alterar la glándula, la cual se va desgastando”.

 

Esta cuarta fase es conocida como secado, que es un período de descanso y procura que las vacas terminen de lactar, descansen por aproximadamente 60 días, disminuyendo la producción de ordeño, se reduce la presión de la leche, para que los alveolos no la sigan produciendo.

 

Este es un proceso de atrofia o de inversión de producción. Mantener quieta la ubre, permite que los tejidos glandulares y el epitelio se recuperen y muchas de las bacterias mueran, aseveró Jiménez. (Lea: Conozca las formas de hacer el proceso de secado de la ubre)