Conozca las formas de hacer el proceso de secado de la ubre

Por: 
CONtexto Ganadero
09 de Noviembre 2016
compartir
proceso de secado de la ubre, secado de la vaca, formas de secar una vaca, periodo de descanso de la ubre, manejo animal, ordeño de la vaca, CONtexto ganadero
Hay animales que tienen más días abiertos porque no se les realiza el proceso de secado y el estímulo de la cría no permite que esta entre en celo. Foto: http://www.abc.com.py/edicion-impresa/suplementos/abc-rural/secado-de-vacas-lecheras-1025280.html
Con el proceso de secado de la ubre se busca dejar descansar la glándula mamaria de la vaca durante un tiempo para que esta se recupere y se prepare para producir leche en cantidad y calidad.
 
Este proceso se puede realizar de 2 formas: una de ellas es el secado brusco, que se lleva a cabo mediante la utilización de antibióticos de acción lenta; y el otro método es el secado gradual. (Lea: Transición de la vaca seca a lactante, periodo de sumo cuidado)
 
El ganadero tradicional percibe la res seca como improductiva y no tiene en cuenta que se trata de un periodo de adaptación. De un correcto secado dependerá una posterior lactancia.
 
Eduar Ramírez Ospina, médico veterinario y experto en manejo animal, explicó que el secado en las hembras se debe realizar de acuerdo a la preñez que tengan. Apuntó que lo ideal sería darle un descanso a la glándula mamaria como mínimo de 60 días previos al siguiente parto.
 
Si el periodo de secado es corto la vaca no producirá un buen calostro para la cría, ni tendrá una buena producción de leche. (Lea: Claves para que sus vacas rompan récords en producción de leche)
 
"El animal debe secarse máximo cuando está sobre los 7 meses de preñez. Muchos ganaderos no palpan y secan la vaca cuando está próxima al parto. Como no le otorgan un tiempo mínimo de descanso a la ubre, lo más probable es que el próximo periodo de lactancia sea regular", aseveró.
 
Leonardo Sánchez, médico veterinario, señaló que una vez la vaca está seca, debe recibir forrajes de alta calidad sin concentrados. Posteriormente, se irá preparando para recibir este último alimento que generará en ella una reserva de nutrientes para cuando produzca leche.
 
 “Con eso se garantizará el pico de la lactancia”, recalcó Sánchez. (Lea: La ubre y su fisiología, un asunto relevante para el ganadero)
 
En cuanto a las formas de secar, Ramírez Ospina indicó que hay 2. Comentó que hay algunos ganaderos que utilizan algunos antibióticos de acción lenta. El productor o encargado debe ordeñar por última vez a la vaca, aplicar el producto en cada cuarto y el animal se secará por acción del medicamento.
 
Manifestó que el otro método, es el secado gradual. El solo hecho de dejar de estimular la glándula mamaria poco a poco se produce el secado, es decir, en vez de ordeñar 2 veces al día, se puede hacer una vez durante uno o 2 dos días y luego se va aumentando el tiempo entre una extracción y otra.
 
Hay animales que tienen más días abiertos porque no se les realiza el proceso de secado y el estímulo de la cría no permite que esta entre en celo. (Lea: Las claves que usted necesita saber para el buen ordeño de una vaca)