Ganadero, prepárese para afrontar el Fenómeno de El Niño

Por: 
CONtexto Ganadero
06 de Junio 2014
compartir
Fenómeno del Niño Colombia
En el segundo semestre de 2014 se intensificará la sequía, según el Ideam. Foto: CONtexto Ganadero.
El Fenómeno de Niño llegará a Colombia a mediados de julio próximo y se intensificará a comienzos de agosto, según previsiones del Ideam.
 
El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, ha anunciado que la disminución de las lluvias se sentirán en todo el territorio nacional. (Ver mapa)
 
El sector ganadero, uno de los más golpeados por los cambios climáticos, se deberá preparar para afrontar la sequía producto de la disminución de las lluvias.
 
El Ideam sugiere al sector agropecuario forestal considerar la ausencia del recurso hídrico en la Región Caribe y Andina. Ambas son las más afectadas por el verano, situación que se intensificará en el segundo semestre de 2014.
 
La ausencia del líquido y las altas temperaturas pueden desencadenar en el desarrollo de plagas y enfermedades vacunas. No se descartan los incendios forestas que se pueden prevenir con sistemas de riego y despejando pasturas de cualquier elemento que provoque fuego. (Lea: Ganadero, siga las recomendaciones de Fedegán para afrontar el verano)
 
“Se recomienda a los agricultores, especialmente los ubicados en las zonas bajas de las cuencas de los ríos Magdalena y Cauca y en las llanuras del Caribe que tengan en cuenta la reducción en la oferta hídrica, las temperaturas altas, el bajo contenido de humedad en el suelo y en la cobertura vegetal y el estado de los ríos”, indicó el Ideam.
 
A los ganaderos, se les recomienda, anotó el Ideam: “buscar sistemas alternativos de abastecimiento de agua para los animales y acudir a la sombra de los árboles”.
 
 
Ganaderos a prepararse desde ya
 
Cosecha de agua, conserva de silos, molinos, y jagüeyes son algunas de las estrategias que los ganaderos pueden emplear para que su hato no enferme o muera.
 
Javier Augusto Guzmán, coordinador de la Unidad Regional de Desarrollo Ganadero de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en Tolima y Magdalena Medio, señaló que desde ahora se formula un plan de contingencia que en su fase inicial cubre 4 municipios.
 
Luego se extenderá a más zonas en Tolima donde se desarrollo un estudio eólico y de agua. Pondrán molinos de viento en algunas fincas productivas para extraer agua de la húmedad y se escogerán algunas zonas piloto para crear nuevos jagueyes.
 
Adicional, se indicará a los ganaderos sobre el uso de bolsas plásticas en la que se almacenará lluvia, opciones denominadas como cosecha de agua. (Lea: En "cuidados intensivos" ganadería de la Costa)
 
Estamos en la primera fase. Luego pensamos en los sistemas silvopastoriles para que los ganaderos tengan reserva de alimento, alternativas en el verano que tendremos en pocos días”, afirmó Guzmán.
 
Álvaro Hernán Arturo, coordinador de la URDG de Fedegán en Nariño, Cauca y Putumayo, indicó que en la región se promueve la preparación y la reserva de ensilajes para las reses en las brigadas técnicas y cursos que se han desarrollado en todo el año.  
 
Ariel Fernando Galvis, coordinador de la URDG de Fedegán en Meta, Vichada y Guaviare, señaló que se han presentado dificultades para reservar alimento vacuno porque el verano llegó a la zona sur del país hace meces, y por parte del gobierno “no se ha hecho mucho. La situación es preocupante”.
 
Pese a eso, recomendó a los ganaderos de las regiones prever la siembra de ensilaje, regular la carga de ganado de acuerdo a las pasturas que se encuentren en la finca y hacer pozos profundos para tener provisión de agua.
 
Leonardo Fabio De Las Salas, coordinador de la URDG de Fedegán en Córdoba, manifestó que los ganaderos asisten a seminarios y charlas en las que se les ha hablado de los cambios climáticos.
 
Se ha discutido sobre los programas de tractores, bodegas ganaderas y siembra de semillas. Todo esto para que tengan alimento a partir de julio próximo.
 
De Las Salas dijo que en el departamento ha llovido poco y algunos municipios están "desesperados" por la muerte de animales. Lo mismo se vive en Sucre, La Guajira, Cesar, Atlántico, Magdalena y Bolivar.