En “cuidados intensivos” ganadería de la Costa

Por: 
CONtexto Ganadero
29 de Mayo 2014
compartir
muerte de reses colombia
La Guajira, Cesar y Córdoba, los departamentos más afectados con la sequia. Foto: CONtexto Ganadero.
Las reses en el departamento de la Guajira están desnutridas por la escasez de pastos y agua. Cesar y Córdoba atraviesan por una situación igual, según ganaderos que han sido testigos de la muerte de muchos de sus bovinos.
 
Uno de los casos más críticos de la sequía se vive al norte de la Guajira colombiana donde los bovinos pasan el día sin agua y pasturas. Además, los productores no hallan la cantidad necesaria de comida para sus animales en la bodega ganadera.
 
José Ángel Brito Gómez, presidente ejecutivo del Comité Ganadero de Riohacha, Cogari, en la Guajira, lanzó un SOS al Gobierno Nacional para que pose su mirada en el sector productivo de la región antes de que el hato bovino desaparezca. (Lea: Ganadero, siga recomendaciones de Fedegán para afrontar el verano)
 
“Estamos en crisis total. Así como vamos, nuestro hato va a desaparecer en la Guajira. Solo tenemos tierras de polvo y piedras y el Gobierno no nos mira. Las bodegas son de ayuda pero no han sido suficiente porque no llueve. Estamos en cuidados intensivos”, aseveró el representante del gremio ganadero en Riohacha.
 
El hato bovino en la región es de 70 mil animales y cada día muere al menos un bovino que no encontró agua para hidratarse y comida para crecer y mantenerse firme.
 
“Queremos ayudar a los pequeños, medianos y grandes productores, pero no tenemos cómo si el Gobierno manda a la bodega cada semana 70 toneladas de silo y no alcanza sino de a una 1 tonelada para cada persona”, anotó el ganadero guajiro.
 
Yasid Pushaina Rojas, profesional de gestión de proyectos estratégicos de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en Riohacha, señaló que el verano se siente desde 2013 y en las últimas semanas ha llovido de manera intermitente sin que ríos y jagüeyes se llenen para abastecer a los bovinos. Tampoco llueve lo suficiente para que los pastos puedan crecer.
 
Afirmó que algunos ganaderos del norte de la Guajira han preferido reprogramar el ciclo de vacunación, hasta tanto los animales alcancen la fortaleza para asimilar el inmunológico. (Lea: Ciclo de Vacunación se adelanta 'con las uñas' en Tolima)
 
Los ganaderos en Cesar no ven caer suficiente agua desde octubre de 2013. El verano los golpea y los ha hecho replantear la necesidad de reforzar las bodegas que administra Fedegán y que provee el Gobierno Nacional.
 
“En Valledupar hay una bodega ganadera que se hace insuficiente. Son varias las necesidades y el sentir de los ganaderos que no tienen comida para sus animales. Acá estamos con pocas lluvias. A veces cae un aguacero, peron vuelven a pasar varios días sin agua”, dijo Rafael Eduardo Rumbo, profesional de gestión productiva y salud animal de Fedegán.
 
Felipe Tadeo Begambre, otro de los profesionales de gestión productiva y salud animal de Fedegán, manifestó que cada día caen desnutridas las reses en Cereté y San Pelayo, Córdoba.
 
“Se presenta diariamente muertes de bovinos. El verano ha ocasionado en gran parte que algunos ganaderos no estén preparados para vacunar contra la Fiebre Aftosa y la Brucelosis Bovina”,  manifestó el profesional de Fedegán en Cereté.
 
Es así como los ganaderos han comenzado a olvidar, en la región costera, el color verde del pasto. Solo ven el marrón de la tierra y vacunos delgados que se resisten a morir en medio de los rayos solares.