Ganaderos de Cundinamarca ganan en productividad y competitividad

Por: 
CONtexto ganadero
27 de Julio 2021
compartir
productividad, Competitividad, rentabilidad, convenio, secretaría de Ambiente, Gobernación, Alcaldías, Chocontá, Villapinzón, Sesquilé, Cucunubá, sibaté, Subachoque, Suesca, Mosquera, Ubaté, Zipaquirá, Fedegán-FNG, Banco Mundial, heterogeneidad, eficiencia, fincas productoras, mejoramiento, sostenibilidad, linea base, caracterización, Sistemas de producción, composición, estructura, hato, dietas, aspectos sanitarios, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Ganaderos de diez municipios de Cundinamarca podrán incrementar su productividad y rentabilidad gracias a un convenio que tuvo la participación del sector público y el privado. Foto: Cortesía

Por medio de la gestión del conocimiento y cambios en el uso del suelo, en algunos casos, los ganaderos de diez municipios de Sabana norte, occidente y sur de Cundinamarca, ganarán en productividad y competitividad.

 

Esto será posible gracias al trabajo que se viene realizando en el marco de un convenio suscrito entre el Departamento, a través de la Secretaría de Ambiente y los municipios de Chocontá, Villapinzón, Sesquilé, Cucunubá, Sibaté, Subachoque, Suesca, Mosquera, Ubaté y Zipaquirá y Fedegán-FNG.

 

Para ello, se consolidó un equipo de expertos liderado por el PhD César Solano Patiño, investigador costarricense, quien ha trabajado en proyectos de ganadería sostenible en Colombia, América Latina, África y Asia, además de ser consultor del Banco Mundial. (Lea: Cundinamarca le apuesta a la ganadería sostenible en pequeños productores)

 

De acuerdo con lo expuesto por Solano, generalmente hay mucha heterogeneidad en las eficiencias de las fincas productoras, algunas lo hacen de mejor forma que otras y en todo caso hay mucho potencial de mejoramiento para tener predios más sostenibles y rentables.

 

Los escenarios de cambio tecnológico indican que van a tener un muy buen impacto en la reducción de la huella ambiental y al mismo tiempo incrementos en productividad y rentabilidad.

 

Es un escenario bastante positivo para mejorar porque hay fincas más eficientes que otras pero eso también es una señal favorable de las posibilidades de mejoramiento, señaló el experto.

 

En la primera fase lo que se hizo fue un análisis de la línea de base para conocer el estado actual de las operaciones y para ello se buscaron fincas representativas de los sistemas productivos del departamento.

 

Se identificaron fincas que representan clúster de esquemas productivos y en cada uno se escogieron entre dos y tres fincas para hacer el levantamiento de información a través de un instrumento que se diseñó en conjunto con Fedegán para hacer una caracterización de los sistemas de producción, en cuanto a la cantidad de animales, la composición y estructura del hato y temas relacionados con la forma como se manejan los animales, las dietas, la parte sanitaria y los datos de ingresos y egresos para poder hacer un análisis de la rentabilidad aparente. (Lea: Cambio climático, una apuesta por un ambiente sostenible en Cundinamarca)

 

De acuerdo con la información inicial se encontró que una buena parte de las fincas está teniendo una rentabilidad operativa importante pero también hay un grupo que trabaja a pérdida, lo cual es muy delicado, pero con los escenarios de mejoramiento que se están planteando y asumiendo que se logren los resultados esperados en productividad situación puede cambiar.

 

Básicamente se trabajan dos tecnologías como son gestión del conocimiento que tiene que ver con implementar en la finca una serie de prácticas de manejo y monitoreo de datos; y otro escenario en el que se combina eso con cambios en el uso del suelo hacia unos más sostenibles que permiten captura de carbono y mejores materiales para alimentación de los animales.

 

Entre los cambios de uso de suelo están los modelos silvopastoriles intensivos, cercas vivas y se está modelando el impacto que ello tendría y ahora se está en la última fase que es el escalamiento que consiste en establecer qué pasaría si cierta proporción de los ganaderos del departamento implementan esos escenarios, cuál sería el efecto global en cuanto aumentos en productividad y de captura de carbono y la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero por unidad de producto.

 

Eso permite modelar escenarios en los que se logra ver que aumenta la productividad y la rentabilidad aunque es claro que esas tecnologías van a requerir, en algún momento una inversión para hacer esa implementación.

 

Sin embargo, el modelo muestra que los productores pueden hacer esas inversiones así sea a través de créditos y tendrían como hacer los pagos sin problemas e incluso mejorando su rentabilidad. (Lea: Fedegán apoya el trabajo de las mujeres ganaderas de Cundinamarca)

 

Con esto ya sólo restaría el análisis final con lo cual se concluiría el trabajo lo cual se espera realizar en corto tiempo.

 

La respuesta de los productores ha sido muy favorable, entregaron la información requerida y están con mucha expectativa del resultado final que aunque es global también se puede desagregar para cada una de las 30 fincas que participaron para tener una retroalimentación y saber cuál es la situación en que están y cómo podrían mejorar en el caso que tomaran la decisión de adoptar las recomendaciones.