¿Ha escuchado hablar del triángulo de nutrición? Conozca de qué se trata

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Febrero 2020
compartir
ganadería, ganadería colombia, ganadería colombiana, contexto ganadero, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, triángulo de nutrición, nutrición bovino, nutrición versus reproducción, reproducción bovina, proteinas, energias, minerales, ganaderos, ganaderos colombia
Los minerales, las proteínas y las energías componen el triángulo de nutrición. Foto: ciat-library.ciat.cgiar.org

El proceso reproductivo del animal es uno de los factores más influyentes en el éxito del negocio ganadero, es por esto que se deben tener en cuenta factores como el triángulo de nutrición. Conozca de qué se trata.

 

La nutrición es un elemento determinante en la reproducción del bovino en las fincas, teniendo en cuenta que de este se derivan factores importantes que hacen parte del triángulo de nutrición. En CONtexto ganadero hablamos con un experto en el tema, quien explica en qué consiste y cuáles son los aspectos que lo conforman. (Lea: ¿Cae usted en estos 4 errores reproductivos en su finca?)

 

Ricardo Camacho, médico veterinario, zootecnista y magister en salud y producción animal con énfasis en genética, indica que en varias ocasiones el productor no tiene en cuenta el triángulo de nutrición para la parte reproductiva del animal.

 

Triángulo de la nutrición versus reproducción, está conformado por 3 puntos claves en alimentación que determinan que un animal sea sano reproductivamente.

 

  1. Minerales

 

En palabras de Camacho, “estos se encuentran en los pastos, pero también se suministran en la dieta del animal por medio de la sal mineralizada, pues los del del suelo no son suficientes para suplir todos los requerimientos, por lo que el productor debe suplementarlos a través de estas sales”. Estos elementos son los macro y micro minerales que contienen cargas eléctricas tanto positivas como negativas.

 

Teniendo en cuenta que se tienen unos requerimientos diferentes de acuerdo al estado fisiológico del animal, la composición y el tipo de sal varía. “Por lo tanto, si no tenemos un correcto aporte de estos minerales, todas las hormonas reproductivas se van a bloquear, pues la principal hormona de la reproducción depende de los mismos para poderse activar”, manifiesta Camacho. (Lea: 3 claves para escoger los mejores reproductores bovinos)

 

  1. Proteína

 

Este experto explica que hay una hormona llamada GnRH que se encarga de estimular la liberación de otras hormonas reproductivas (FSH y LH), donde estas últimas están compuestas por lisina que es un aminoácido, siendo los aminoácidos la unidad composicional de las proteínas.

 

Es por esto que: “si el animal está produciendo leche (que tiene una proteína que se llama caseína que también es rica en lisina) y no está consumiendo los niveles correctos de proteínas para suplir dichos requerimientos, el animal se bloquea, no muestra celo, entra en anestro lactacional y no se vuelve a preñar si no hasta el destete de su cría”, precisa Camacho.

 

  1. Energía

 

Al igual que las proteínas, aquí también se puede recibir este elemento por el pasto pero a veces no es suficiente, pues la energía lo que hace es que ayuda al depósito de grasas y de estas se comienzan a formar las hormonas dependientes del colesterol, es decir los estrógenos.

 

Para Camacho, estas “son las que permiten que los celos de las vacas sean visibles, pues cuando estos estrógenos están bajos, esos celos son casi imperceptibles y la calidad de la ovulación es muy mala”. (Lea: Manejo reproductivo y sanitario del toro, clave en la fertilidad)