Hacienda El Empedrado se consolida como ejemplo vallecaucano

Por: 
CONtexto ganadero
05 de Mayo 2016
compartir
Hacienda El Empedrado, Valle del Cauca, Ansermanuevo, Cartago, Producción de leche, Gyr Lechero, Gyrolando, Holstein, pastoreo rotacional intensivo, pastos estrella guinea tanzania brachiarias, ensilaje, Buenas Prácticas Ganaderas, BPG, producción diaria de leche, ganaderías de Brasil, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
La hacienda El Empedrado es la segunda finca en la región que logra certificación en BPG. Foto: youtube.com.
Esta empresa ganadera de Ansermanuevo se destaca en la región por contar con una de las mejores infraestructuras e implementar tecnología y genética. Hoy en día le apuestan a ser más competitivos frente a los grandes retos de una economía globalizada.
 
Fernando Durán, propietario de la finca, le apostó al negocio de la leche y planea seguir haciéndolo por mucho tiempo. Tiene el objetivo de duplicar su producción actual de 1.400 litros diarios a 3.000, con un hato de 150 reses.
 
En 3 años, el productor tiene la meta de ordeñar 400 vacas Gyrolando y 80 vacas Gyr lechero, para producir un total de 6.650 litros diarios. (Lea: Finca colombiana es modelo internacional en sistemas silvopastoriles)
 
La finca está ubicada en la vía que comunica a Ansermanuevo con Cartago, en el corregimiento de Anacaro. Tiene un área total de 78 hectáreas, y maneja pastos estrella, guinea tanzania y brachiarias con un sistema de pastoreo rotacional intensivo. También cuenta con un espacio para sembrar maíz y producir silo.
 
Durán contó a la revista GBC de Brasil que desde 1990 adelantó estudios de maestría en producción y reproducción animal, y por eso decidió utilizar el potencial de ganaderías como Brasilia, Dos Pocoes y Calciolandia, para producir animales genéticamente superiores en producción de leche.
 
Su trabajo consiste en obtener animales con un biotipo lechero funcional y productivo, que tengan correctos sistemas mamarios, buena conformación genética y excelentes aplomos.
 
Por eso, además del trabajo con el Gyr Lechero, ha adquirido material genético de la raza Holstein para mejorar la producción lechera. (Lea: 29,2 litros y 13,7 de sólidos en leche de vacas que viven en el trópico)
 
Junto con el trabajo en genética, Durán se enfocó en la elaboración de un proyecto de renovación sostenible de praderas, con un sistema de riego por aspersión que cuenta con 170 hidrantes fijos y 4 cañones que trabajan de forma simultánea.
 
Este sistema está basado en un pastoreo rotacional intensivo, para aprovechar las altas producciones de materia seca por hectárea y a bajo costo que se dan en zonas tropicales.
 
Hernán Zapata Mejía, médico veterinario y profesional en Cartago de Gestión Productiva y Salud Animal del Fondo Nacional del Ganado, FNG, aseguró que El Empedrado es una finca familiar, comprometida con una producción inocua y de calidad.
 
Su propósito es tener animales sanos y proteger al medio ambiente, así como garantizar las buenas condiciones laborales al personal de trabajo”, indicó el profesional. (Lea: Buenas Prácticas Ganaderas en Quindío se traducen en mejores resultados)
 
La hacienda se ha convertido en el lugar predilecto para realizar charlas y capacitaciones, y es un ejemplo en la región. Los esfuerzos de Durán y su familia se vieron recompensados al lograr la certificación en Buenas Prácticas Ganaderas.
 
“Tuvimos la grata noticia de que la finca El Empedrado contaba con todos los requerimientos para certificarse en BPG, convirtiéndose en la segunda finca en lograrlo después de un taller organizado por el Fondo”, señaló Zapata Mejía.