Importancia de la evaluación del estado hidroelectrolítico de los equinos

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Agosto 2019
compartir
evaluación hidroelectrolítica en equinos, bienestar de los equinos, deshidratación en equinos, Salud Animal, consumo de sal en equinos
Con esta evaluación se identifica si un paciente tiene una cantidad adecuada de líquidos y de electrolitos. Foto: codenor.com.uy

Luis Javier Otalvaro, médico veterinario de la Universidad de Antioquia, explicó que la evaluación del estado hidroelectrolítico de cualquier especie es una parte muy importante del manejo clínico de un paciente.
 

Indicó que dependiendo de esa condición sanitaria, surgen las probabilidades de que un animal sobreviva o no.
 

"Con esta evaluación se identifica si un paciente tiene una cantidad adecuada de líquidos y de electrolitos, conocidos como iones corporales que son de gran importancia para procesos como impulsos nerviosos, el equilibrio osmótico, la contracción muscular, entre otros", comentó.

 

El profesional agregó que en este tema se estaría hablando de la importancia que tiene el sodio, el cloro, el potasio y otros elementos en los equinos. (Lea: Tenga cuidado con el manejo de su equino)
 

De acuerdo con el experto, en la vida cotidiana en el sector de los equinos, hay muy poca preocupación por el consumo de sal.
 

Señaló que cuando los caballos no consumen la suficiente cantidad de sal y no cualquier sal, sino una que aporte los requerimientos que necesita el animal en términos de cloruros.

 

"Cuando el consumo de sal es poco o nulo, los caballos se vuelven propensos a fatiga, a sudar en exceso y a subir a bajar de peso", detalló.
 

En los casos en los que la ingesta de minerales no es adecuada, el médico veterinario dijo que el organismo de los caballos presenta una incapacidad de retener líquidos. (Lea: Identifique las causas de la fatiga y sobreesfuerzo en equinos)
 

Hay que tener en cuenta que aproximadamente el 60% del peso corporal de un caballo es agua.

 

Partiendo de lo anterior, si un equino no tiene el mecanismo adecuado para retener esa agua, los animales van a empezar a sudar demasiado, van a arrastrar los cloruros y van a entrar en unos estados de déficits bastantes serios.

 

También se presentan casos de caballos que aparentemente se encuentran en buen estado, pero no están trabajando o rindiendo al 100 % de su potencial, y esto sucede porque tienen en déficit de agua más electrolitos, acarreando una condición de fatiga temprana.

 

Para determinar esta condición en la parte hídrica se tienen en cuenta unos factores del examen clínico en campo como: el estado de las mucosas, es decir la parte rosada de la boca, en la vulva o en el pene; análisis de las membranas que están recubriendo el ojo; se realiza la prueba conocida como el tiempo del llenado capilar, otra que se llama pliegue cutáneo, entre otras. (Lea: Informe: Conozca las 5 razas equinas más representativas de Colombia)

 

En la parte iónica se requiere realizar unas pruebas específicas en laboratorio y una muestra de suelo donde se determine la concentración de sodio, cloro, potasio, magnesio, y otros minerales.