INFORME:¿Ganadería en trópico alto o bajo? Decisión clave para el negocio

Por: 
Diego Castrillón Franco
12 de Julio 2013
compartir
Ganadería de trópico alto y bajo
Variedad de clima y diversas razas, así se trabaja en los trópicos alto y bajo. Foto: CONtexto Ganadero.
El factor climático es una de las condiciones que más influye en el sector agropecuario; para la ganadería es importante determinar la zona en la que se encuentra el predio para poder así establecer los beneficios y adversidades existentes ya que eso incidirá directamente en la producción.

Frío, calor, humedad, altura, sequía permanente o lluvias intensas son algunas de las condiciones climáticas a las que se deben enfrentar los ganaderos colombianos en las diversas regiones del país a la hora dedicarse a la actividad pecuaria. No obstante, cuando se trata de ganado, tener un predio en trópico alto (regiones frías) o trópico bajo (departamentos calurosos), incide notoriamente en el rendimiento de las reses en materia de leche y carne. (Lea: Informe Especial: ¿En qué van los intereses de los ganaderos en los TLC?)

Las posiciones están encontradas. CONtexto ganadero consultó con 4 expertos en el tema, quienes expresaron las que consideran son las principales ventajas y desventajas de practicar la actividad ganadera según el trópico en el que se encuentran.
 
Según expresó Luis Guillermo Fuentes, DMV de la Universidad Nacional, el negocio ganadero en trópico bajo tiene mucho futuro, argumenta entre sus razones para pensarlo la calidad de las tierras, los animales, el medio ambiente, la ubicación geográfica; sin embargo considera que es necesario asumir con responsabilidad la crianza de las reses, es decir, que el productor sea consciente de que debe suministrarle buenos alimentos, para cuando el animal los transforme, sean de alta calidad, bien sea en carne o leche. (Lea: Informe especial: Colombia, un país en riesgo sanitario)

“Hay muchos empresarios ganaderos que tienen negocios exitosos en trópico bajo, porque ordeñan 2 veces al día sin alimentar el ternero, hacen crianza artificial, destetan a los 4 meses con crías que pesan 100 kilos, sus animales llegan a la adultez productiva a los 2 años, lo cual les permite ser mejores y más productivos, aprovechando los beneficios de la zona en la que están”, expresó Fuentes.

Esta posición fue confirmada por Mauricio Giraldo, veterinario de la Hacienda Prado ubicada en Toluviejo, quien le explicó a CONtexto Ganadero que mantener una ganadería en trópico alto es más costoso que en el bajo, ya que en estas zonas muchas veces la calidad de los pastos no es óptima como ocurre en la costa caribe por ejemplo. (Lea: Informe especial: Conozca las 5 razas bovinas más representativas de Colombia)

“En dichas regiones, los productores deben apelar mucho a la suplementación, por eso usan henos, silos de maíz y concentrados, porque las pasturas de esos departamentos no son de tan buena calidad, lo cual es una desventaja frente a las zonas calurosas del país”, señaló Giraldo.

Ante estas afirmaciones, Sebastián Gómez, administrador de la Hacienda La Chapolera, ubicada en Fredonia, Antioquia, expresó una de las grandes ventajas que tiene la ganadería en trópico bajo es su cercanía a las ciudades principalestener buenas vías de acceso, lo cual hace más fácil que el producto, sea carne o leche, llegue con más facilidad al mercado, permitiéndole al productor obtener mejores dividendos por su mercancía. (Lea: Informe especial: retrospectiva del costo de un kilo de carne en peso vivo)

“En la región Caribe, la infraestructura vial es muy mala, además su trabajo con genética es muy regular, por eso hay animales en esta zona que producen 2 o 3 litros de leche, que son cifras poco alentadoras”, manifestó Gómez.

No obstante el administrador aseguró que en este momento, sin importar la zona en la que se encuentre el predio, el dueño debe apostarle a buscar una raza que se le adapte de la mejor manera a al clima, lo cual le va a dar eficiencia, mejorando su producción tanto en carne como leche, lo cual veré reflejado en su economía. (Lea: Informe especial: estos son los tipos de leche que consumen los colombianos)

“Para mí, es mucho más cara la ganadería en trópico alto, ya que es necesario que se fertilicen los pastos, de lo contrario no hay comida para las reses, además las plagas como los endoparásitos son más resistentes en estas zonas y el manejo de la propiedad es más exigente, pero todo esto vale la pena cuando se produce leche, por ejemplo, porque los volúmenes son más altos y la pagan a buen precio”, sostuvo Sebastián Gómez.

Pero, para Fuentes, la región caribe por la calidad de sus suelos, tiene la oportunidad de llegar a ser la mejor zona lechera de Colombia. Para lograrlo, los ganaderos deben pensar en producir buenos silos, mejores pasturas y aprovecharlos, ya que sería una alimentación de calidad que daría como resultado mejor cría de los animales, mayor producción de leche y mejores dividendos económicos. (Lea: Informalidad de la cadena láctea: Retos para su modernización)

Todos estos puntos, señalados por los 3 expertos son muy claros, muestran los beneficios y las desventajas de la ganadería en los dos trópicos, pero en esta discusión hay un punto muy importante y es el agua, líquido vital para la ganadería, ya que las reses lo consumen en grandes cantidades, lo cual hace muy importante que en la zona donde está la finca llueva frecuentemente para que el animal no sufra por ausencia del preciado líquido.

Con lo anterior coincide Héctor José Anzola, coordinador de Investigación y Desarrollo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, para quien uno de los puntos a favor que tiene la ganadería en clima frío son sus precipitaciones, ya que así al ganado tiene garantizado contar con agua, mientras que en las zonas más calurosas, en temporadas de sequía extrema, si la hacienda no está preparada, los animales son los que más sufren ante la ausencia del líquido. (Lea: Con el doble propósito de ser más productivos)

Ante estas variadas situaciones, para los ganaderos una solución es la implementación de genética y de cruces que les permitan a sus animales adaptarse a las condiciones climáticas, con el fin de explotar las virtudes de cada raza, aprovechando la región en la que se encuentren, todo esto buscando que su actividad ganadera sea lo más rentable posible
 
Vea de forma interactiva las zonas del país de trópico alto y bajo con las cifras de producción en carne y leche.