La productividad ganadera pasa por las buenas prácticas

Por: 
CONtexto ganadero
30 de Junio 2020
compartir
productividad, sostenibilidad, Buenas Prácticas Ganaderas, CES, fedegan, Producción, Bienestar Animal, calidad, Competitividad, carne, leche, procesos gerenciales, rentabilidad, barreras sanitarias, proyecto de interés nacional estratégico, Trazabilidad, consumidor, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Las Buenas Prácticas Ganaderas forman parte esencial para alcanzar una mayor productividad en el negocio ganadero actualmente. Foto: Captura de pantalla - Expedición Ganadera - Youtube.com

La actualidad de la producción ganadera del mundo avanza hacia una cultura de buenas prácticas ganaderas basada en la intensificación productiva, afirmó la docente de la universidad CES, Paula Palomino Cadavid, en charla virtual de Fedegán.

 

Así mismo, dijo, se requieren buenas prácticas de manejo animal, sostenibilidad, calidad del producto vendido, y competitividad para tener una mayor rentabilidad, que sólo se consiguen con el mejoramiento de los procesos gerenciales de la empresa ganadera. (Lea: Rentabilidad y productividad, temas de interés para los ganaderos latinos

 

Para la profesional lo que se tiene que buscar es la integración de todos los actores: Producción (ganaderos, técnicos, proveedores), instituciones del gobierno (Ministerios, ICA, Invima), investigación (Universidades, Agrosavia), comercialización (frigoríficos, exportadores), y consumidores

 

Entre todos se tiene que trabajar para superar la principal barrera que es la sanitaria y que hace que no seamos tan productivos como quisiéramos.

 

Brasil es un ejemplo en la producción de carne de calidad en materia de volumen y eso ha hecho que sea un gran exportador. Toda la cadena productiva se ha unido para salir adelante. (Lea: Tecnología fue la responsable del crecimiento en Brasil)

 

Otro caso exitoso es Uruguay por el buen trato animal y la calidad del producto, así como por el aseguramiento de las Buenas Prácticas de Manufactura en predio, transporte y plantas de faena para llegar a mercados de valor.

 

En Colombia se tienen intentos que se han hecho como es el caso del Proyecto de Interés Nacional Estratégico (PINE) de carne bovina que busca un encadenamiento productivo desde el eslabón primario hasta el consumidor. (Lea: “Ganadería sostenible genera mayor productividad y rentabilidad”: Lafaurie)

 

Con respecto a este último, Palomino Cadavid destacó que es muy importante porque ha tenido un cambio y ahora exige calidad y mira la trazabilidad del producto, tiene en cuenta el bienestar animal, el manejo de residuos, la sostenibilidad, la parte nutricional.

 

Debido a que cada vez el consumidor es más exigente se tienen sellos de calidad tanto para carne como para leche y es que el comprador busca los productos inocuos y eso es lo que debe garantizar el productor primario.

 

En cuanto a las Buenas Prácticas, indicó que el ganadero debe tener presente que las del ICA no son las únicas, sino que hay otros organismos internacionales que también tienen reglas al respecto como es el caso de la FAO. (Lea: La importancia de implementar BPG en las ganaderías de carne)

 

Citó algunos de los requerimientos de este organismo internacional que son aplicables a explotaciones lecheras como es el caso de la sanidad animal, la higiene del ordeño, la nutrición (alimento y agua), el bienestar animal, el medio ambiente y la gestión socioeconómica.

 

Recordó que las BPG consisten en hacer las cosas bien en control de plagas, sanidad animal y bioseguridad, bienestar animal, suministro de agua, instalaciones de ordeño, medio ambiente, manejo de registros, y personal.

 

Son una serie de lineamientos para ser productivo. “Las BPG son una buena estrategia para la productividad de la empresa ganadera”, afirmó.

 

Así mismo, indicó que en la medida en que se hace un ahorro por un verdadero control y planeación se logra ser más productivos. En tal sentido es importante llevar registros, inventarios, capacitar a los operarios, entre otros. 

 

Un mundo globalizado como el que vivimos exige cambios, nueva actitud y búsqueda de competitividad y productividad, concluyó.