Lluvia de verano, una ganadería pequeña con la técnica de las grandes

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Diciembre 2021
compartir
Ganadería Lluvia de Verano, emprendimiento, Fondo Emprender, Sena, reconocimientos, ferias, región Caribe, Salamina, Magdalena, producción de leche, trópico bajo, Genética, Girolando, Gyr, suplementación estratégica, silo de maíz, gran campeona reservada, ordeño, concurso lechero, pastoreo, micronebulizadores, temperatura, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Ganadería Lluvia de Verano es un emprendimiento que le apuesta a la lechería y a la genética en el trópico bajo. Foto: Captura de pantalla del video youtube.com/watch?v=7ZDjuM6hwTU del canal de youtube Visión Agropecuaria Colombia

La Ganadería Lluvia de Verano es un emprendimiento apoyado por el Fondo Emprender del Sena que ha logrado importantes reconocimientos en su participación en ferias y eventos agropecuarios de la región Caribe.

 

La finca se encuentra ubicada en en el municipio de Salamina, departamento del Magdalena, y su propietario Julio Miguel Patiño señala que es una empresa especializada en la producción de leche en el trópico bajo pero también en la venta de genética de gyr y girolando hecho en la propia finca.

 

Además es una producción sostenible con vacas girolando de alta producción y suplementación estratégica hecha en la finca a base de silo de maíz cultivado allí mismo. (Lea: Los cruces son clave para la producción de leche en trópico bajo

 

Es beneficiario del Fondo Emprender del Sena en el año 2018 como empresa sostenible tanto económica como social y ambientalmente.

 

Entre los reconocimientos obtenidos está uno en Agroexpo Caribe donde ganaron el concurso lechero y la gran campeona reservada con una vaca girolando en su primer parto de 36 litros de producción de leche.

 

También han llevado animales a participar en diferentes ferias, vacas de segundo parto con 42 litros de producción, según indicó en un programa de Visión Agropecuaria Colombia.

 

Actualmente la empresa está constituida en cinco hectáreas donde se tienen tres en pastoreo y en las otras dos están las instalaciones y el sistema de fertirriego para el cultivo de maíz.

 

El promedio actual de producción de leche es de 20 litros a base de ganado girolando y se cuenta con algunos vientres gyr puros, embriones para producir la propia genética girolando.

 

En esta finca se hacen dos ordeños diarios, uno en la mañana a las 5 de la mañana  y el otro a las 3 de la tarde. Una hora antes del ordeño de la tarde se meten las vacas en la sala de espera donde se tiene un sistema de micronebulizadores que ayuda a bajar la temperatura ya que a esa hora puede estar en 37 grados pero allí la dejan en 20 grados para que la vaca se relaje, se la da un buen confort y ellas empiezan a rumiar y eso ayuda a procesar leche y hay una total relajación antes de entrar al ordeño. (Lea: 5 estrategias para producir leche de calidad en el trópico bajo)

 

Hay otro espacio que es la pista de alimentación donde los animales están posterior al primer ordeño y es así comos se encuentran bajo techo en las horas de sol y sin estrés calórico.

 

Allí se les da una ración de alimento que es silo de maíz elaborado en la propia finca. Se dan 10 kilos de silo por animal para el caso de una vaca adulta y allí permanecen hasta el ordeño de la tarde.

 

La sala de ordeño cuenta con un sistema que se llama espina de pescado donde el operario queda abajo en el pozo y las vacas en la parte de arriba. Se ordeñan cuatro vacas al mismo tiempo y otras cuatro quedan en espera

 

Mientras están en el ordeño se les da una suplementación estratégica dependiendo de la producción de leche. Se usa un kilo de concentrado por cada cinco litros de leche que ella produce. La leche se mide a diario.

 

Al momento del ordeño a cada vaca se le hace el despunte, se limpian las ubres antes de colocar la pezonera buscando una buena higiene de la leche y de los pezones. (Lea: 5 formas de manejar bovinos expuestos a más de 30 °C)

 

Un equipo como el que tienen puede ordeñar cien vacas en dos horas, además de la calidad e higiene de la leche que es otra de las ventajas de este sistema, así como preservar la salud de la ubre.

 

Los vientres gyr puro seleccionados se usan para hacer las propias girolandas que se caracterizan por mansedumbre, adaptabilidad y buen desarrollo en crecimiento.

 

Allí se usa un sistema de pastoreo rotacional con 27 potreros en tres hectáreas con una capacidad de aforo de 30 vacas en producción en cada potrero. El pastoreo se hace de 5 de la tarde a 5 de la mañana en horas de no sol para que la vaca se concentre en comer y no pierda energía termoregulándose por el estrés calórico.

 

La recuperación del potrero dura 27 días que es cuando vuelven los animales al pastoreo.