Manejo nutricional del bovino de cría en sus distintas etapas

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Enero 2023
compartir
Manejo nutricional bovinos de cría
El manejo nutricional de las vacas de cria no depende de un solo proceso, sino de muchos elementos para lograr un proceso exitoso. Foto: repository.humboldt.org.co

El manejo de un hato ganadero de cría depende de varios factores, que interacciones entre ellos, y hacen que para ser exitoso, el sistema sea un poco más complejo porque no depende de la sumatoria de cada factor. Conozca detalles.

 

El Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) explica que son muchas las etapas que hay que cuidar para llegar al producto final con éxito, teniendo en cuenta que no existe un solo camino para lograrlo, sino que se da a través de distintas alternativas que contemplan las características individuales de cada predio en el manejo.

 

En la investigación dice que el último tercio de gestación y en el periodo de lactancia temprana son etapas de máximos requerimientos en un vientre de cría. (Lea: La cría, un negocio rentable y con resultados a corto plazo)

 

El primer periodo coincide con los últimos meses invernales donde la cantidad de forraje de campo natural es en general insuficiente para lograr una adecuada condición corporal al parto. El segundo periodo, si bien coincide con el crecimiento primaveral de pasturas de buena calidad, la vaca deberá atender los requerimientos para la lactancia y para reiniciar la actividad ovárica que le permita quedar preñada en el siguiente entore.

 

Manejo invernal de terneras y vaquillonas preñadas

 

En este periodo, el objetivo es mantener la excelente condición corporal que presentan los animales antes del invierno, prestando mucha atención a la alimentación en los últimos dos meses de gestación, donde una excesiva oferta de forraje puede traer problemas de distocia.

 

Manejo invernal de vacas adultas preñadas

 

El efecto de la suplementación con fardos sobre el estado de los animales debe depender de muchos factores entre los que se destacan la disponibilidad y calidad de forraje, y la calidad y cantidad de alimento ofrecido. (Lea: Preñe a su vaca teniendo en cuenta estos elementos)

 

La investigación dice que muchas veces los animales dejan de comer forraje para llenarse con el heno, que presenta una digestibilidad entre 40 y 50%. Este efecto sustitutivo es muchas veces detrimental, por lo que el aporte de un alimento extra puede ayudar a mantener la condición corporal (CC) de los animales.

 

Manejo posparto sobre mejoramientos de campo

 

La condición corporal al parto y su evolución hasta el entore es un factor a tener en cuenta cuando se manejan rodeos de cría vacuna. Muchas veces las vacas no alcanzan una condición corporal adecuada al parto, y es en esos casos donde la nutrición posparto comienza a jugar un rol muy importante. (Lea: Cuidados de las vacas para un manejo posparto sin estrés)

 

Si las vacas paren con condición corporal baja, habrá que tomar medidas más radicales para asegurarse un índice de procreo moderado. También es importante destacar que, si bien el periodo después del parto coindice con el crecimiento primaveral de pasturas naturales, muchas veces es insuficiente para levantar la CC baja en un vientre que está atravesando por un periodo de máximos requerimientos.