Metritis en vacas causa daños económicos a la ganadería

Por: 
CONtexto ganadero
03 de Agosto 2015
compartir
metritis en vacas
La metritis es una infección en el útero de la hembra bovina. Foto: www.es.slideshare.net.
Cualquier vaca puede ser diagnosticada con metritis, enfermedad que pone en riesgo el tracto reproductivo del animal por una inflamación en el útero. La atención inmediata puede salvar la vida de la res y la sustentabilidad del negocio.
 
Una vaca con metritis no tiene la capacidad de reproducción hasta que sane y por ello demorará el periodo de lactancia, vital en toda ganadería que sustenta sus ingresos de la vente de leche. (Lea: 7 estrategias para asistir el parto de un vaca
 
El útero es la parte del sistema reproductivo de la vaca que se ve comprometido con una inflamación que se contrarresta con antibióticos, tras el análisis de una prueba del materia purulento que por la vagina arroja el animal.
 
Al considerarse una inflamación, señaló Guillermo Alarcón, médico veterinario y profesional en la subgerencia de Salud y Bienestar Animal del Fondo Nacional del Ganado, FNG, la vaca registra alta temperatura, decaimiento y reducción en la ingesta de alimento. La cola se ve levantada, camina de forma atípica y emana malos olores por la segregación del material purulento.
 
“Se toma una muestra del tejido en el canal vaginal o biopsia para saber qué tratamiento dar a la vaca”, manifestó Alarcón.
 
Diego Ortiz, médico veterinario e investigador PhD de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, consideró que el análisis clínico del material vaginal de la vaca es prioridad para evitar que la infección se prolongue o que sin su evaluación se dé el medicamento equivocado.
 
“Muchas veces se puede no identificar el germen causante y se generan más problemas que beneficios. Hay que caracterizar el fluido”, recomendó Ortiz.
 
El PhD explicó que la inflamación del tracto reproductivo de la hembra bovina se puede generar cuando las personas realizan prácticas inadecuadas como un tacto vaginal sin medidas de precaución; también por retención de la placenta y el siemple hecho de parir.
 
En esos 3 casos la cérvix, que protege el sistema reproductor de la vaca, queda expuesto a microorganismos patológicos. (Lea: Así se sincroniza el cela de las vacas de Colombia)
 
El profesional del Fondo administrado por Fedegán señaló que se observan casos sencillos y severos de la enfermedad. Muchas veces se acude  a      lavados intrauterinos para curarlos, pero no siempre se logra; solo se altera el Ph de la pared uterina. De igual forma, añadió, los partos traumáticos y el ingreso de material fecal en la vagina causan la infección.
 
Toda enfermedad reproductiva se previene con una dieta nutricional de calidad y en las raciones requeridas, según la edad y el peso de la vaca.