Así se sincroniza el celo de las vacas de Colombia

Por: 
CONtexto ganadero
24 de Junio 2015
compartir
sincronización de celo en vacas
La sincronización del celo en vacas es clave en los hatos bovinos. Foto: www.perulactea.com.
La sincronización del celo o periodo de calor en las vacas se logra mediante prácticas tradicionales y la ayuda de algunas tecnologías que en Colombia existen pero no se usan, casi siempre debido a lo alto de sus costos.
 
Una forma de disminuir costos en el uso de tecnologías para sincronizar celos en hembras bovinas fue dado a conocer por Itzel Adilene Cosío Pérez, egresada de Ingeniería en Producción Animal de la Universidad Autónoma de Baja California Sur. La investigadora pudo corroborar que el dispositivo PRID Delta, el cual libera una dosis de progesterona que inhibe la presencia del celo y la ovulación, se podía usar más de una vez, pese a que está diseñado para ser utilizado solo una vez.
 
El dispositivo, que se usa vía intravaginal en la vaca, fue objeto de experimentos con 2 grupos de bovinos de la raza Limousin en una finca de Tequisquiapan, Querétaro, México.
 
En uno de los grupos se utilizaron solo dispositivos nuevos y en el segundo reutilizados. “En el día 0 se introdujeron los dispositivos y se retiraron 7 días después en ambos grupos. Posteriormente, se les aplicó una dosis de prostaglandina y 24 horas después se inició la detección de celo. Una vez concluida esta etapa, se realizó la inseminación y, pasado un ciclo de 45 días, se diagnosticó la gestación a través de palpación y ultrasonido”, según detalló un artículo publicado por peninsulardigital.com.
 
De acuerdo con Adilene Cosío, no se observó diferencia en la sincronización de las hembras, puesto que los resultados fueron del 100 %. Además, mencionó: “en el grupo donde el dispositivo fue reutilizado, las vacas entraron en estro en un periodo menor a 42 horas mientras que en el otro grupo el celo inició en un periodo mayor a 72 horas”.
 
Miguel Peña, médico veterinario, zootecnista e investigador del Centro La Libertad de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, señaló que en el país se practica la metodología de inseminación artificial e inseminación a tiempo fijo como parte de la sincronización del celo. (Lea: La importancia del toro calentador probador de celo en las vacas)
 
Respecto de la detección del periodo de calor en vacas, expuso que se puede hacer de varias formas. La visual, que corresponde a observar el hato 3 veces al día, mediante el uso de herramientas o sistemas paraclínicos con toros y hembras con el fin de asegurar si efectivamente la vaca está en celo.
 
“Una de ellas es el hecho de tener es un animal inquieto, que no se queda en su condición normal, sino que aumenta esa inquietud por el celo”, anotó Peña.
 
Añadió que las hembras que están en sistema de estabulación se pueden observar con tomas hechas desde la parte superior del sitio, luego se digitalizan las imágenes y se evalúan los movimientos hechos para comprobar cambios de actitud correlacionados con el momento del celo.
 
También se usan, indicó Peña, el sistema infrarrojo para saber si la hembra aumentó su temperatura, algo propio de la ovulación o entrada en calor, es decir, cuando llega el celo.
 
El toro calentador del celo también se usa en algunas ganaderías colombianas. “Por lo general el animal utilizado tiene un cruce genético de puro con comercial. Son animales de mediana sangre. Son animales 'chifles', como dicen en el campo, muy mestizos que tienen la ventaja de tener el libido muy alta y son muy activos en el potrero”, explicó César Gómez Velázquez, médico veterinario, con maestría en ciencias veterinarias y especialista en gerencia de Empresas Agropecuarias.
 
El investigador de Corpoica aclaró que podómetros y demás herramientas se usan en Colombia, pero no en gran proporción por su costo y el tamaño de los hatos. (Lea: Electroeyaculador y vagina artificial lo más usado para recoger semen)
 
En todo caso, Gustave Decuadro-Hansen, médico veterinario francés, magíster en patología animal y PhD en reproducción animal, durante el primer Simposio de Empresarios Lecheros, 'Actuar en el presente pensando en el mañana', al que asistió CONtexto ganadero, dejó claro que preñar una vaca no es tarea sencilla, porque con el paso del tiempo ha disminuido la capacidad reproductiva animal.
 
Las razones son la presencia de enfermedades reproductivas, el estrés calórico y la deficiencia energética en las vacas, de la mano de los cambios climáticos. Por eso, aconsejó dar un buen manejo al hato y hacer una adecuada detección del celo en hembras para que la vaca sea inseminada y la gestación llegue a feliz término.
 
Decuadro-Hansen recomendó realizar registros en las fincas, usar la vacunación reproductiva, evaluar el grado de consanguinidad al momento de usar pajillas, el cual debe estar por debajo del 6 %; además, analizar si se requiere o no usar semen sexado y tener claro el objetivo reproductivo.