“Nuestro futuro dependerá de la tasa de cambio”: Asocolflores

Por: 
CONtexto Ganadero
05 de Enero 2014
compartir
Balance Asocolflores 2013
Generar un programa de cobertura cambiaria permanente será uno de los retos del gremio en 2014. Foto: CONtexto ganadero.
 La revaluación del dólar ha venido afectando la comercialización de flores. A eso se suma el aumento del contrabando.
 
Augusto Solano Mejía, presidente ejecutivo de la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores, Asocolflores, le explicó a CONtexto ganadero que la revaluación del dólar y los avances tecnológicos implementados en otros países han hecho que desde 2006 el sector esté en una constante búsqueda de mecanismos que le permitan salir indemne de esos retos impuestos. De igual manera, precisó que hasta el día de hoy se ha logrado evitar que la actividad económica se estanque.
 
También dijo que como en otras actividades agropecuarias, uno de los temas que más perjuicios causó al sector floricultor en 2013 fue el de los paros agrícolas, en especial en algunas fincas de la sabana de Bogotá.
 
La misma crisis de hace 10 años
 
Para Solano, Colombia sigue siendo el primer proveedor de flores a Estados Unidos, y pese a la crisis que enfrenta la floricultura nacional, por cuenta de la revaluación de los últimos 10 años, se ha logrado estabilizar el negocio y mantener los mercados. (Lea: Floricultores ven con optimismo el TLC con Panamá)
 
“Está pendiente un salto de transformación tecnológica para el que, desafortunadamente no hay recursos disponibles y, lamentablemente las expectativas que se crearon alrededor de las regalías se han ido diluyendo”, anotó.
 
Lo bueno y lo malo de los TLC
 
Según el presidente ejecutivo de Asocolflores, los Tratados de Libre Comercio no son convenientes si se combinan con una tasa de cambio revaluada. Por ejemplo, dijo, en 2006 se contaba con una tasa de cambio de $2.300 por dólar y actualmente la divisa está en los $1.800.
 
“Si en este momento tuviéramos una mejor tasa de cambio las cosas serían muy diferentes, primero porque nos permite exportar en mejores condiciones lo que producimos y es mejor que un arancel, y adicionalmente, porque sirve para contrarrestar el contrabando”. (Lea: Floricultores esperan consolidar exportaciones hacia EE.UU.)
 
En 2014: políticas agropecuarias, institucionalidad gremial y paz
 
La tasa de cambio, el clima, la situación económica de los mercados y los países desarrollados serán algunos de los temas a discutir en 2014 para que el gremio se fortalezca, genere empleo y lineamientos que le permitan a la floricultura crecer como actividad rentable.
 
Uno de los frentes que el sector piensa abordar es el establecimiento de medidas que les permita a los empresarios mejorar su productividad y rentabilidad a través de un programa de cobertura cambiaria permanente, así como el acceso a fondos para poder llevar a cabo la transformación tecnológica. El gremio también solicita un Estado con menos tramitología, ya que, “a pesar de los esfuerzos del Gobierno, seguimos con mucho papeleo”, resaltó Solano. 
 
Al igual señaló que se deben considerar las necesidades de los gremios. “Nosotros también debemos generar y mantener un diálogo constructivo con el Gobierno, basado en propuestas serias y muy estructuradas, porque fuimos creadas para canalizar las inquietudes de los asociados en un marco de respeto por la institucionalidad”. (Lea: SAC se opone a proyecto de Ley que propone intervenir a gremios)