Para iniciar con ganadería regenerativa, basta con dejar que la naturaleza actúe

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Octubre 2019
compartir
Ganadería regenerativa feliz, Empezar con ganadería regenerativa, mejores prácticas de ganadería, Corporación Cebuísta del Caribe, árboles ganadería, ganadería rentable y regenerativa, mejorar el suelo con ganadería, ahorrar costos en ganadería, costos bajos, ganadería regenerativa Colombia, Ganadería regenerativa, Acoganar Colombia, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
Según el ganadero, de la empresa Agropecuaria Chahin Hermanos & Cia C.S., hay que permitir que la naturaleza se recupere tras el impacto del hombre. Foto: ganaderiaregenerativa.com

Así lo afirmó José Víctor Chahin, presidente de la Corporación Cebuista del Caribe, quien desde hace varios años implementó prácticas más amigables para mitigar el impacto de la producción tradicional, y hoy en día está convencido de que esta es la mejor manera de hacer ganadería.

 

El ganadero confesó que le habría gustado aplicar todos los conocimientos que ha adquirido a lo largo de sus 40 años como productor de vacunos para evitar cometer algunos errores, comenzando por el descuido de la biodiversidad en las fincas.

 

Nos tenemos que dar cuenta que necesitamos de ella para realmente ser sostenibles y ser rentables en nuestras explotaciones ganaderos, donde hay espacio para toda la naturaleza”, expresó. (Lea: La importancia de implementar la ganadería regenerativa)

 

Chahin destacó la importancia de permitir la simbiosis de todas las especies de árboles, gramíneas, arvenses, leguminosas, todos nativos, que se deben complementar con un biotipo de ganado bovino adecuado para el entorno. Sin embargo, esta conclusión le tomó varios años aplicarla.

 

Cuando empezamos en el año 78, yo hubiera querido algo del conocimiento que tengo hoy en día, lo que nos hubiera ahorrado muchos dolores de cabeza y mucha plata también, porque esto es un negocio, el tema económico siempre va de la mano”, indicó.

 

El productor sostuvo que la clave inicial es la observación, para luego tomar decisiones. Por ejemplo, en la medida en que analizaron el ganado, se dieron cuenta que había malezas que sí consumían. (Lea: Los objetivos de la Asociación Colombiana de Ganadería Regenerativa)

 

De esta manera, dejaron de fumigar, lo que significó un ahorro en estos costos, mientras que el ganado se veía mejor nutrido. Con el paso del tiempo también abandonaron el uso de medicamentos para purgar, pues ya no había tantos ectoparásitos y endoparásitos.

 

Hay que dejar que la naturaleza actúe. Hoy en día tenemos una finca que tiene un vuelo forestal interesante que nos provee alimento en los veranos más intensos, con mucho totumo, guácimo, campano, todos estos árboles ayudan a fijar nitrógeno al suelo y retienen más agua”, indicó.

 

Originalmente, el predio era un cultivo de algodón en zona tropical del Caribe. Reconoció que la transición fue difícil hasta que se dio cuenta que la clave era dejar que la naturaleza se desarrollara sin intervención. (Lea: Así es el 1° Encuentro Latinoamericano de Ganadería Regenerativa)

 

Si hubieran conocido cómo era la finca a ver lo que es hoy, son los 2 extremos totalmente opuestos. Hoy casi tenemos un bosque tropical que es lo que había antes de que el hombre llegara con las máquinas y tumbara todo”, concluyó.

 

Agregó que al ahorro en costos de producción, se suman más ingresos por la creciente tendencia de ofrecer productos inocuos, en este caso carne y leche, a mejores precios. Con estos y otros incentivos, Chahin está convencido de las bondades de la ganadería regenerativa.