animales no evitan emparentarse con parientes
Foto: innformate.comUno de los expertos dice que a los animales no parece importarles si su pareja potencial es un hermano, un primo o un individuo no relacionado.

Cargando...

Por qué los animales no evitan aparearse con parientes

Por CONtexto ganadero - 31 de Marzo 2023

Uno de los expertos dice que a los animales no parece importarles si su pareja potencial es un hermano, un primo o un individuo no relacionado.

*Muchas veces se piensa que la endogamia es perjudicial para los animales, por lo que tratan de evitarla bajo cualquier premisa. A continuación se explica cuáles fueron los resultados de una investigación enfocada en la mejora de programas de cría.* 


En el portal National Geographic, Héctor Rodríguez habla acerca de un estudio que demuestra que la idea que los animales deben evitar el apareamiento con parientes cercanos ha sido el punto de partida de cientos de estudios científicos realizados en multitud de especies, sobre todo en aquellas en peligro de extinción y sobre las cuales se desarrollan programas de cría y reintroducción.

Sin embargo, resulta que el panorama es algo más complejo porque Raïsa de Boer, experta en biología evolutiva de Universidad de Estocolmo, dice que “la gente asume que los animales deben evitar aparearse con un pariente cuando se les da la oportunidad”.

Además, la profesional agrega que “no obstante, la teoría de la evolución nos ha estado diciendo que los animales deberían tolerar, o incluso preferir, el apareamiento con parientes en una amplia gama de condiciones”.

El trabajo se hizo en 88 especies diferentes, arrojando luz sobre el debate de larga data entre las expectativas teóricas y empíricas sobre los casos en que los animales deben evitar la endogamia, que es emparentarse con miembros de su árbol genealógico. (Lea: Conozca sobre la endogamia y exogamia en bovinos)

Regina Vega Trejo, investigadora de la Universidad de Estocolmo, afirma que “a los animales no parece importarles si su pareja potencial es un hermano, un primo o un individuo no relacionado cuando eligen con quien aparearse”.

Un autor asociado a esta universidad llamado John Fitzpatrick comenta que “nuestros hallazgos ayudan a explicar por qué muchos estudios anteriores no lograron demostrar de facto que los animales buscan evitar la endogamia y ofrecen una hoja de ruta útil para comprender los factores ecológicos relevantes que llevan a los animales a evitar aparearse con parientes cercanos”.

A la hora de aparearse, evitar la endogamia no es una preferencia de muchos animales, pues es sabido que esta puede ser un foco de numerosos problemas para la descendencia de dos individuos emparentados genéticamente, sobre todo si el cruzamiento entre parientes se realiza a lo largo de varias generaciones y dentro de una población reducida de individuos de la misma especie.

En términos científicos sobre el manejo de animales, el resultado de la endogamia es un aumento de la homocigosis, es decir, la herencia de dos alelos iguales para la codificación de un gen, lo que puede incrementar las posibilidades de que la descendencia sea afectada por rasgos no deseables o deterioros genéticos, especialmente cuando se heredan los dos alelos recesivos que controlar la expresión de alguna enfermedad grave.

Ante esta situación surge la pregunta de ¿cómo puede ser beneficiosa la endogamia, o al menos no tan perjudicial, pese a los problemas que se saben, pueden derivarse de la falta de intercambio genético entre los individuos de una población?

Fitzpatrick dice que cuando se crían animales con fines de preservar una especie, una gran preocupación es tratar de emparejar machos y hembras de manera que se garantice la diversidad genética. En otras palabras, la idea es emparejar machos y hembras y esperar que produzcan descendencia que sea más diversa genéticamente que su progenitor, haciéndose esto para evitar los costes de la endogamia.

El profesional dice que se ha incluido un nuevo paso llamado ‘elección de pareja’, que se contrasta con lo hecho tradicionalmente, que “emparejábamos un macho y una hembra y esperábamos que se reprodujeran. En este nuevo paso de la elección de pareja, los animales pueden elegir con quien prefieren aparearse entre una selección de posibles parejas”.

Fitzpatrick sostiene que “cuando se utiliza la elección de pareja en los programas de reproducción, es importante tener en cuenta que el simple hecho de agregar posibles parejas no significa que los animales evitarán la endogamia”.

Las más vistas