¿En qué consisten la endogamia y la exogamia en animales?

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Octubre 2019
compartir
Outbreeding, exogamia, endogamia y exogamia, Consanguinidad, endogamia, inbreeding, consanguinidad en bovinos, efectos de la consanguinidad en bovinos, consanguinidad afecta parámetros productivos, consanguinidad afecta parámetros reproductivos, raza Holstein, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
La endogamia permite la conservación de las características de las razas puras, en tanto que la exogamia permite el vígor híbrido y mayor resistencia en las crías. Foto: pxhere.com

Endogamia y exogamia son 2 estrategias distintas de cruzamientos que están basadas en el grado de parentesco, y no en la productividad o aptitud de los individuos. A continuación, CONtexto ganadero explica en qué consiste cada método y por qué se ha empleado.

 

En la forma más simple, la endogamia (o inbreeding) se definiría como el cruce de 2 animales emparentados. Sin embargo, en una misma población todos los ejemplares tienen algún grado de consanguinidad. (Lea: Los efectos de la consanguinidad en la productividad de los bovinos)

 

Por eso, la definición técnicamente correcta es el apareamiento de individuos más estrechamente relacionados que el promedio de la población. Los parientes son 2 o más individuos que tienen al menos un antepasado común, y pueden recibir el mismo alelo por el lado materno y por el lado paterno.

 

En el artículo “La endogamia en la producción animal” de la Revista Colombiana de Ciencia Animal, los autores explicaron que “la endogamia constituye una práctica común en el desarrollo y la propagación de las razas de animales para intentar concentrar características de interés económico”.

 

La endogamia se da en cruces entre hermano/hermana, padre/hija o madre/hijo, medio hermana/media hermana, abuelo/nieta o abuela/nieto, tío/sobrina o tía/sobrino. Un animal se considera 25 % consanguíneo si es el resultado de un apareamiento entre hermanos completos o entre padres e hijos.

 

En principio, la endogamia no es del todo perjudicial porque permite la concentración de ciertos caracteres en la población con relativa rapidez, y ha sido aplicada para fijar características fenotípicas de las razas puras. (Lea: Conozca otros sistemas de cruzamientos en bovinos)

 

No obstante, la consanguinidad puede hacer que se concentren genes perjudiciales recesivos, así como una pérdida progresiva de la adaptación y una mengua en la fertilidad, como anotó Miguel Novoa, gerente del laboratorio de Genética Animal de Colombia.

 

La disminución de la diversidad genética de los animales causada por inbreeding puede aumentar la predisposición de presentar ciertas enfermedades genéticas. Al ser menos diverso tiene el riesgo de presentar estas afecciones que claramente pueden afectar la productividad”, indicó.

 

 

Exogamia

 

También llamada exocría o outbreeding, consiste en aparear a individuos no emparentados (con orígenes raciales disimiles) o con una relación filial distante (en caso de individuos de la misma raza y distintos biotipos), para buscar la heretosis o vigor híbrido en la cría resultante.

 

El vigor híbrido es la superioridad que muestran los animales cruzados por encima del promedio de animales puros de las razas que participan en el cruzamiento, cuando se evalúan en las mismas condicione de producción. (Lea: Manejo reproductivo en bovinos con baja consanguinidad)

 

En bovinos, esta se aplica entre grupos que no tienen relación filogenética. Entre mayor sea la diferencia genética, mayor será la heterosis en el cruzamiento. Por ejemplo, se obtiene niveles más elevados en cruzamientos entre un bos taurus y un bos indicus, que 2 bos taurus, o entre una raza criolla y una europea.

 

Dependiendo de la técnica empleada para outbreeding, pueden presentarse algunas desventajas, como la menor resistencia a las condiciones del medio o la imposibilidad de aprovechar las crías macho en la técnica de grading up para eventuales cruzamientos.