Preocupa situación de plantas a un mes de entrada en vigencia del Decreto 1500

Por: 
CONtexto Ganadero
08 de Julio 2016
compartir
decreto 1500, decreto 1500 noticias, decreto 1500 cifras, decreto 1500 fedegán, decreto 1500 lafaurie, decreto 1500 ganadería colombia, CONtexto ganadero
El Decreto 1500 fue expedido inicialmente en 2007 por el Invima. Foto: casanarenoticias.com.
El próximo 8 de agosto, luego de más de 6 aplazamientos  y 2 Gobiernos entra en vigencia el Decreto 1500, una norma que busca favorecer a todos los actores que intervienen en la cadena cárnica. El atraso en las plantas de sacrifico de gran parte del país es materia de preocupación.
 
El Decreto 1500, expedido inicialmente en 2007 por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, es la normatividad que busca que las plantas de sacrificio del país se modernicen en aras de que la carne resultante del proceso de beneficio y desposte cumpla en materia de inocuidad, cadena de frío y calidad.
 
Al igual que sucede con los estudiantes, los responsables de las plantas de sacrificio del país dejaron, en su mayoría, la tarea para última hora y producto de ello parece inminente el cierre de varios de los sitios dedicados al beneficio animal. (Lea: Estatus de las plantas de sacrificio del país de cara a cumplir Decreto 1500)
 
Y no fue por falta de tiempo, pues la entrada en vigencia del Decreto 1500 se pospuso en 6 oportunidades, situación que afectó considerablemente a quienes estaban haciendo la tarea de manera juiciosa y las inversiones que para ello se requerían, entre ellas las de Friogán.
 
El lunes 8 de agosto vence el plazo para darle cumplimiento al 1500 y solo algunos frigoríficos ya cumplen con la norma, otros están en proceso de aprobación y la gran mayoría no lograrán cumplir por lo que serán cerrados por el Instituto.
 
Meses atrás, Javier Guzmán, director general de la entidad sanitaria, señaló que desde el sector privado se han hecho inversiones para garantizar el cumplimiento del Decreto 1500, las cuales recaen sobre pocas plantas de beneficio, que han demostrado ser las mejores y que garantizan la salud colombiana tras la comercialización de una carne inocua.
 
Guzmán fue claro al afirmar que “se comenzarán a cerrar plantas que presenten riesgo gradual y de abastecimiento de carne. (Lea: Los 6 aplazamientos al Decreto 1500 de 2007 que afectan al sector cárnico)
 
Las noticias desde las diferentes regiones del país no son ni mucho menos las más alentadoras. Falta de recursos para adelantar las obras, desinterés de parte de las administraciones locales, resignación por el escaso tiempo restante, son algunos de los inconvenientes más comunes.
 
Las obligaciones, que se extienden también a los ganaderos, tienen corriendo a aquellos sitios de faenado que por su importancia estratégica empezaron tardíamente las obras, pero que han mostrado un interés real por lograr adecuarse a las exigencias del Decreto.
 
La responsabilidad se la endilgan los unos a los otros: las administraciones nuevas a las que pasaron sin obtener avance alguno en el cumpplimiento de la norma y ahora que ven más cercana la decisión del cierre expresan su preocupación por la eventual falta del producto, el contrabando que se podría generar y el incremento en delitos como el abigeato y el sacrifico ilegal.
 
El presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, ha sido claro en reiterar la importancia que tiene el hecho de empezar a contar con la normativa, especialmente de cara a un eventual ingreso de la proteína a los mercados internacionales con los que Colombia tiene firmados Tratados de Libre Comercio, TLC.
 
“El Decreto 1500 ha sido destacado por ser la piedra angular para la supervivencia del sector ganadero en condiciones dignas, que no atenten contra la salud de los consumidores y permita que el producto tenga la posibilidad de llegar a los mercados internacionales”, resaltó. (Lea: Ganaderos también tienen obligaciones frente al Decreto 1500)
 
Comienzan así a correr los últimos 30 días antes de que finalmente entre en vigencia uno de los Decretos más importantes del sector ganadero, uno al que de dársele cumplimiento representará la apertura mercados comerciales de gran interés y con el que la admisibilidad sanitaria estará cada vez más cerca.