Presentan eficaz tecnología para detectar el celo y la rumia

Por: 
CONtexto Ganadero
17 de Julio 2013
compartir
Tecnología en Agroexpo Bogotá
El costo del dispositivo es de $9 millones. Foto: CONtexto Ganadero.
Una empresa colombiana exhibe en Agroexpo un dispositivo que permite monitorear el comportamiento de los hatos ganaderos durante las 24 horas del día, con un margen de error de apenas el 5% en los datos entregados.
 
Hasta el próximo domingo 21 de julio, el Centro Internacional de Negocios y Exposiciones, Corferias, será el escenario perfecto para que los exponentes del sector agropecuario en Colombia y América Latina le muestren a los visitantes una gran variedad de productos y desarrollos innovadores para el sector agropecuario. (Galería: Tecnología y ganadería se unen para fortalecer la reproducción bovina)
 
Es el caso de la empresa colombiana Farmaland, que ha ubicado un stand en el pabellón 6 del recinto ferial y en esta XIX versión de la Feria ha traído Heatime, un pequeño procesador independiente de datos que permite monitorear el hato ganadero durante las 24 horas del día, los 365 días del año, con una eficiencia del 95%.
 
Wilson Aguilar, vocero de la compañía, le explicó a CONtexto Ganadero que con este dispositivo, “la actividad es registrada y almacenada en el Tag: un collar de identificación en cada animal,  en compartimentos de 2 horas. Estos datos son transmitidos cada vez que los animales sean reconocidos por los detectores, ya sea a la entrada o a la salida de la sala de ordeño, o en cualquier otro lugar en donde estén ubicados los lectores. Los datos acumulados son transferidos al Heatime, el cual procesa la información obtenida y entrega un consolidado”.
 
El procesador, ideal para los hatos pequeños y medianos, luego de esta acción dará una alerta visual si detecta algún semoviente con niveles de actividad relacionados con el celo y/o la rumia.
 
 
Celo o rumia, el productor escoge
 
El sistema cuenta con dos opciones de Tags o collares: uno de celo y otro de celo y rumia. El primero, monitorea los niveles de intensidad de las actividades del animal de forma individual durante las 24 horas, cuando el semoviente camina, corre, se recuesta, se para o mueve la cabeza, etc. (Lea: Se fortalece el Fondo para promover ciencia, tecnología e innovación en el país)
 
La actividad se monitorea en bloques de 2 horas, brindando así información detallada sobre dichos niveles. Cada vez que una res transita por debajo de una unidad de identificación, IDU, los datos se transmitirán del TAG al IDU, a través de una comunicación confiable por infrarrojo”, agregó Aguilar.
 
Posteriormente, el terminal analiza los datos de la actividad, utilizando algoritmos propios que seleccionan las actividades diarias de aquellas vacas relacionadas con el celo.
 
El segundo Tag, combina la funcionalidad de monitoreo de rumia, detección de celo e identificación de la vaca, para brindarles a los productores una herramienta revolucionaria que los ayudará a controlar sus animales durante las 24 horas del día”, informó el vocero de la compañía. Además, contiene un sensor de movimiento, un microprocesador, una memoria y un micrófono especialmente desarrollado para detectar los tiempos de rumia de la vaca, el ritmo de masticación y el tiempo transcurrido entre bolos alimenticios.
 
¿Cómo se utiliza?
 
El uso del dispositivo es sencillo: se instala el Equipo en el tambo del productor y cada Tag se ubica en la parte superior del cuello de la vaca con una correa diseñada para su fácil fijación y extracción, permitiendo, de ser necesario, una rápida transferencia del mecanismo entre las vacas. (Lea: Tecnología de rayos X, útil y necesaria en la industria cárnica)
 
Luego de un periodo de 10 días, empezarán a detectarse las vacas con alta o baja actividad. Alta actividad, significa vacas en periodo de celo; y baja actividad indica probables vacas con inconvenientes metabólicos y/o enfermedades”, concluye Wilson Aguilar.
 
Francisco Niño, uno de los ganaderos que visita la Feria y es usuario del sistema, aseguró que entre los tantos beneficios que trae este dispositivo, se encuentra la precisión de los datos. “El sistema cuenta con un 95% de eficacia en detectar correctamente el celo. Y es verdad. Yo lo he usado en mi predio y gracias a su información mi productividad ha aumentado”, agrega el productor bovino.
 
El costo del dispositivo es de $9 millones y cada Tag tiene un valor de $390 mil. Para mayor información se pueden comunicar al número celular 310 321 2011.