Progesterona inyectable, un producto que ayuda a mejorar la IATF

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Junio 2022
compartir
Ganado en potrero
La progesterona inyctable juega un papel importante en la reproducción del ganado apoyando la IATF. Foto: deagronomia.com

La progesterona inyectable de larga acción pre y post IATF (inseminación artificial a tiempo fijo) es una alternativa que Ourofino ofrece a los ganaderos para tener un hato más productivo y que le genere mayor rentabilidad.

 

Según Flavia Morag Elliff, Medica Veterinaria con Maestría en Reproducción Animal, Especialista Técnica de Ourofino Salud Animal, el producto ofrecido por la empresa tiene doble utilización y una de las principales cosas que se debe tener en cuenta es que esta progesterona no tiene como objetivo sustituir el dispositivo intravaginal.

 

Esta progesterona inyectable de larga acción sirve para aumentar la rentabilidad del protocolo y que el animal tenga una mejor respuesta o para disminuir las pérdidas gestacionales tempranas.

 

La indicación se puede dividir en dos partes, una para aplicación antes de la inseminación y que la vaca tenga una mejor respuesta al protocolo de IATF o después del protocolo para hacer que la vaca disminuya el riesgo de pérdida gestacional temprana.

 

Para el caso del protocolo pre sincronización se aplica un ml diez días antes de iniciar la IATF en las vacas paridas porque cuando se piensa en vacas después de parto se tiene una situación muy común que ocurre con todas las vacas que es el anestro posparto. (Lea: ¿Qué hormonas que intervienen en la gestación y parto de una vaca?)

 

El anestro es una situación o condición de aciclicidad ovárica. El animal no tiene ciclicidad normal y esto pasa con todas las vacas pero la duración del anestro posparto es definida de acuerdo a varios factores siendo uno de los más importantes el estado nutricional del animal y la presencia del ternero o el amamantamiento.

 

Estas dos condiciones son principalmente importantes en el posparto por el balance energético negativo que afecta la condición corporal de los animales.

 

Para este tipo de animal el anestro posparto puede comprometer de manera muy importante la eficiencia reproductiva porque si la vaca está en anestro al momento de iniciar el protocolo de IATF tiene menor probabilidad de responder a este protocolo.

 

Para que tenga una mejor respuesta es importante hacer una inducción de ciclicidad y para ello se va a suplementar el animal con progesterona que hace que la vaca empiece a tener pulsos de LH que es la hormona que ayuda a que pueda mejorar su respuesta al momento de empezar el protocolo.

 

Cuando se piensa en la nutrición se observa que hay una relación directa con la reproducción. Hay una hormona que se llama leptina que es secretada por las células de tejido adiposo, es decir, por la grasa del animal. Entonces cuando tiene bajo condición corporal libera menos leptina y esta hormona está relacionada con la liberación de otra hormona que se llama GnRH que es la liberadora de gonadotropina. (Lea: 4 terapias hormonales exitosas en reproducción de vacas)

 

Estas hormonas están relacionadas con el crecimiento folicular y con la ovulación, es decir, si la vaca tiene una condición corporal comprometida, este animal tiene menor liberación de leptina y consecuentemente de GnRH y de LH y FSH y esto compromete el crecimiento de los folículos y la tasa de ovulación.

 

Si se aplica progesterona inyectable de larga acción antes del protocolo de IATF en estos animales que están en anestro prolongado por cuenta de una mala condición corporal puede tener pulsos de LH y con eso mejorar la ciclicidad antes del protocolo.

 

Este producto puede ser utilizado en protocolos reproductivos, entonces se aplica a animales que están en edad reproductiva. Se puede aplicar antes o después de la IATF, en este último caso sería cuatro días después, es decir, la inseminación se hace al día 10, quiere decir que se aplicaría en el día 14 con el objetivo de aumentar la concentración de progesterona y con esto mejorar el desarrollo del embrión que fue producido luego de la inseminación.

 

El producto también puede ser utilizado para inducción de ciclicidad en las novillas que aunque todavía no están púberes empiezan su pubertad. En este caso se aplica un ml y después de 24 días, como mínimo, se aplica el protocolo de IATF.

 

No hay ninguna contraindicación y el producto puede ser aplicado en novillas, vacas paridas, vacas después de la IATF y genera mejores respuestas al protocolo. (Lea: El celo de la vaca lechera: Todo está en las hormonas)

 

Es importante entender que el producto no sustituye el dispositivo durante el protocolo porque se necesita que en el proceso, la progesterona rápidamente incremente, se mantenga alta y constante durante la duración de permanencia del dispositivo y cuando se quita este hay que bajar esa progesterona y asegurar que el animal ya no tenga más progesterona circulante.

 

Esta progesterona inyectable tiene una duración en promedio de 10 a 12 días que puede variar de un animal a otro.

 

El producto no tiene tiempos de retiro, se puede utilizar de manera tranquila sin tener que desechar leche o esperar para hacer el sacrificio de los animales.

 

Este es un producto que llegó para revolucionar los protocolos de IATF. En Brasil lleva cinco años en el mercado y quienes lo han utilizado ya no dejan de hacerlo porque ven el efecto positivo que tiene esta progesterona en mejorar la respuesta al protocolo y por eso se tiene grandes expectativas que el producto pueda contribuir en aumentar la rentabilidad de la ganadería colombiana al mejorar las tasas de concepción.